16 May

Cómo eliminar restos de pegatinas y cinta adhesiva en segundos

Os voy a contar una cosita muy útil que he aprendido en nuestra reciente mudanza: como eliminar restos de pegatinas y cinta adhesiva en segundos, sin nada de esfuerzo, sin rayar la superficie y sin dejarte las uñas. Por lo visto esto va bien también con el chicle según donde esté pegado pero yo no lo he comprobado.

Estas cosas deberían contárnoslas en el cole o como muy tarde en la primera vacuna de los peques, en serio, que son una chorrada si las sabes pero si no las sabes tienes un marronazo.

En un piso alquilado la cinta adhesiva de doble cara es muy útil por ejemplo para poner un colgador o un toallero en sitios donde no puedes hacer un agujero como en los azulejos o los muebles de la cocina. Para lo mismo si quieres poner un cuadro o espejo y no es viable agujerear. El problema viene al sacarlos con los restos de cinta que quedan.

como eliminar pegatinas y cinta adhesiva en segundos

El caso es que había un toallero de plástico en la cocina del piso en el que estamos ahora. Era hueco y estaba lleno de moho, asquerosísimo. La inmobiliaria me dio permiso para retirarlo (solo faltaba). Llevaba muchos, muchos años bien pegado al mueble de la cocina pero yo lo iba a sacar sí o sí. Esa cochinada ahí no se iba a quedar, desde luego.

Lo agarre bien con las dos manos y tire fuerte pero lo único que conseguí fue sacar un trozo que se rompió.

Al carpintero, que vino a reparar un cajón, le dio la risa supongo que por el uso repentino de mi fuerza bruta, no se me ocurrió avisarle de lo que me proponía. Intentando no reírse más, me dijo que podía lastimarme o cargarme la madera y que mejor casi que lo hacía él.

Saca el cúter del bolsillo (uno profesional de los buenos, no de los chino, que conste, o se hubiera roto al momento) y lo pasa por entre el colgador y la madera cortando el adhesivo. El colgador salió pero quedaron muchos restos del adhesivo en la madera. Raspó con la parte frontal del cúter, dijo que una espátula haría el mismo efecto, y sacó lo gordo del adhesivo que quedaba en dos pasadas.

Y lo bueno viene ahora: le puso un limpiador específico para eliminar adhesivos (él que el tiene es marca de Suiza y viene en spray), espero unos segundos y limpió con un trapo. ¡Listo! Yo, pobre ignorante, me quedé como si hubiera visto un milagro… y con cara de estúpida, de paso sea dicho.

Mirad que esto llevaba años y años allí y no le llevó todo el proceso ni cinco minutos. ¿Por qué no sabía yo que existían estos limpiadores-disolventes? O más bien ¿cómo no me lo imaginé antes? Anda que no me habría ahorrado uñas, mala leche y tiempo…

Moraleja: si tienes que limpiar algo chungo, entérate si hay un limpiador específico antes de ponerte a lo loco.

¿Conocíais esta maravilla u os dejabais las uñas y la paciencia como yo?

15 Feb

Las excusas más comunes para NO ahorrar

Sabemos que nos conviene tener dinero para emergencias, no tener deudas, tener un fondo para la vejez y, aún mejor, reinvertir dinero para que nos genere más dinero. Pero no lo hacemos, muchas tentaciones para gastar y poca voluntad para resistirse.

El caso es que aunque tengamos ingresos más que suficientes para vivir bien y ahorrar, la mayoría nos lo gastamos todo o casi y si nos preguntan a final de mes no sabemos ni en que se nos ha ido el dinero.

¿Pero por qué teniendo ingresos suficientes no ahorramos?

En mi opinión, y basándome en mi propia experiencia y en lo que veo y he visto en otra gente, no ahorramos principalmente por dos cosas:

  1. Para no molestarnos ni mínimamente en tomar control de las finanzas personales o familiares. O sea, por vagancia pura y dura.
  2. Para seguir comprando lo que nos viene en gana y podemos pagar en ese momento (aún endeudándonos). Esto es falta de control de impulsos.
Las excusas más comunes para NO ahorrar

Para acallar los remordimientos (o reclamaciones de la pareja, padre, madre, hermano…) nos inventamos excusas que a veces hasta nosotros mismos nos creemos. Usamos esas excusas como motivos pero en realidad son lo que son: pretextos para eludir la responsabilidad de las propias finanzas.

Para rematar la locura resulta que tenemos un montón de apoyo social porque malgastar es lo que hace la mayoría. A ver, hacen falta muchos pobres para que haya un rico ¿o no? El sistema está hecho para que gastemos y no muchos consiguen resistirse.

Excusas más comunes para NO ahorrar

Aquí os dejo las excusas para no ahorrar que más he oído y/o he usado antes de volverme ahorradora consciente. Veréis que o encajan en vagancia pura o falta de control de impulsos.

  1. Soy muy joven. Yo lo mismo la usaba con dieciocho que con treinta. Y seguiría usándola si la maternidad no me hubiera hecho tomar control de las finanzas domésticas. Nunca es pronto para empezar(esto lo digo ahora, claro).
  2. Ahorro pero por un caprichito no pasa nada. Un día es un capricho y todos los días, vicio. Hagamos un cálculo rápido. Si nos gastamos en caprichos un euro al día a final de año nos habremos gastado 365 euros. Eso en diez años son 3650 euros y eso con sólo un euro al día.
  3. No ahorro porque con la hipoteca/deuda me es imposible. Esta excusa para mi tendría que ser todo lo contrario, una razón para sí ahorrar. Las deudas son un enorme lastre financiero, yo haría lo posible por librarme de ellas.
  4. Con los niños ahorrar es imposible. Los niños precisamente fueron la causa de que nosotros empezáramos a tomar control de nuestras finanzas. Es cierto que se hace más complicado, lógico, pero precisamente la gran responsabilidad de tener hijos debería ser una gran razón para no andar dejando los dineros en cualquier cosa.
  5. A mí no me hace falta ahorrar. Cada vez que oigo esto, juro que me imagino cuentas corrientes como el bolso de Mary Poppins.
  6. Ahorrar es de cutres. Esta excusa es un gran reflejo de la sociedad consumista en la que vivimos. Llamar cutres o ratas a los que miran en que gastan el dinero está aceptado socialmente. Él que se sale del sistema es el chungo y no nos cortamos un pelo en señalarlo (pero envidiamos su autocontrol y que tenga menos trastos inútiles en casa). Pues al chungo, rata, cutre le va a ir mejor que a la mayoría. Hay una característica que la gente rica por lo visto tiene que se llama indiferencia social, lo que viene a ser que lo que piensen los demás les trae sin cuidado.
  7. Hay que vivir y disfrutar. Está va en la misma linea del consumismo sin límites. La he usado bastante, lo reconozco pero también reconozco que se vive mejor y se disfruta más cuanta más libertad financiera se tiene.
  8. Yo ya ahorro y sin mirar nada. A esto le llamo ahorrar de chiripa. Ahorras lo que te sobra del sueldo a final de mes, si es que te sobra. En realidad, no estás controlando tu dinero y un día puedes tener un imprevisto y verte en un buen apuro.
  9. Yo solo compro, visto y como lo que me gusta. ¡Venga ya! ¿Cuánta gente en el mundo puede permitirse esto realmente? Falta de control de impulsos total.
  10. Me es imposible recortar. ¿Lo has intentado? La mayoría dice esto porque el da pereza el tema del dinero.
  11. No sé como hacerlo, es muy complicado. Dedícale quince minutos al día durante un mes y verás como aprendes a hacerlo y deja de parecerte complicado.
  12. No ahorro porque se lo va a llevar hacienda. Pero…¿qué me estás contando? ¿Y cuánto dices que puedes ahorrar?
  13. No tengo tiempo. No tienes una hora a la semana o diez minutos al día para algo tan importante pero ¿cuándo dedicas a navegar en modo zombi por las redes sociales al día?
  14. Con lo poco que gano no me compensa. Precisamente si tus ingresos son bajos más te valdría decidir muy bien que haces con ellos.
  15. He trabajado mucho y me lo he ganado. Esta la he usado yo millones de veces. Es masoca total: como trabajo mucho, tiro con el dinero así sigo teniendo que trabajar mucho. Lógico.

¿Eres ahorrador o un imprudente financiero? ¿Cuál es o era tu excusa más usada?

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar