16 May

Yogur casero en olla programable [+mermelada de fresas baja en azúcar]

Yogur casero en olla programable con mermelada de fresas

Si tenéis una olla programable, hacer yogur casero es tan fácil como mezclar un yogur y un litro de leche.

Es todavía más fácil que hacerlos al horno, que ya es decir. Usando el mismo tipo de yogur y de leche los yogures a mí me quedan igual. Ni más ni menos cremosos o líquidos en la olla que en el horno.

La olla programable que yo tengo tiene un programa específico para yogur que hace que funcione más o menos como una yogurera. En otras ollas que no tengan un programa específico, se tratará de imitar ese programa. Para eso necesitáis que la olla pueda estar a baja temperatura, entre 37°C y 43°C, unas 8-10 horas.

Yogur casero en olla programable con mermelada de fresas

La principal diferencia con respecto al horno es que el yogur se hace todo junto y una vez hecho se mete en botes. En el horno, se puede hacer ya en los botes. La ventaja es que como el yogur ya está hecho, puedo poner en el fondo mermelada o compota casera, porque no van a interferir con la fermentación.

Mi olla es esta que tiene 45 programas y cuesta 100 € solo que la compré en Austria y la marca es Tefal y no Moulinex (me costó unos 20 euros más). Pero es exactamente igual.

Por si preguntáis, no la tengo por los yogures, no. La tengo por los guisados en los que meto todo dentro, programo la temperatura y tiempo y la muy maja nos tiene la comida preparada a la hora que le decimos :D.

Os cuento como hacer el yogur y después la mermelada de fresas.

Yogur casero en olla programable

Ingredientes

Yo no le pongo azúcar o edulcorantes pero podéis añadirle a vuestro gusto.

  1. Un litro de leche a temperatura ambiente. Si está muy fría, la podéis meter dos minutos al microondas. La leche fresca hay que hervirla antes durante unos minutos y dejarla enfriar.
  2. Un yogur natural 125 gr. mínimo. Sí sirve yogur de frutas, azucarado, griego… pero tiene que ser yogur no natillas, flan o cosas así.
  3. Azúcar, edulcorantes o aromatizantes al gusto.

Preparación

  1. Ponemos la leche en la olla programable.
  2. Removemos el yogur y lo añadimos a la olla programable. Removemos el yogur y la leche para que se mezclen bien. Uso la cuchara de plástico que trae la olla para que no se ralle.
  3. Programo la olla en el programa de yogur y le digo a que hora quiero que esté listo. Lo suelo hacer de noche y tenerlo listo por la mañana. En otras olla probad a ponerla a 40 grados durante 8 horas.
  4. Una vez listo, la olla pita cuando acaba, rellenamos los botes y los ponemos en la nevera. Si los queremos con la mermelada, ponemos la mermelada y después el yogur.

Yogur en olla programable con mermelada de fresa

Mermelada de fresas para yogures caseros

Esta mermelada no es de larga duración. Va bien para yogures o cosas así que consumamos en unos días. Lo bueno es que se hace en unos minutos y está muy rica.

Es muy raro que solo le ponga fresas. Le suelo añadir uno o dos tallos de ruibarbo (imprescindible según mi hija), un par de peras maduras o manzanas. Si le añado ruibarbo, añado más azúcar. Uso fresas congeladas porque las frescas me las como siempre, jajaja.

Con melocotones pelados, nectarinas o ciruelas de esas que se nos ponen muy maduras en temporada queda también muy bien. Otra opción riquísima es con uvas cortadas a la mitad.

Si miráis las fotos ya se ve que le pongo bastante a cada yogur. Podéis reducir cantidades si queréis menos.

Ingredientes

  1. Medio quilo de fresas. Yo uso congeladas sin trocear.
  2. Una cucharadita de maizena (fécula de maíz) para espesar.
  3. Una cucharada de azúcar. Se le puede añadir más o un poco de edulcorante, va al gusto.
  4. Opcionalmente: uno o dos tallos de ruibarbo en trocitos (nuestra preferida), un par de peras maduras en trocitos, una o dos manzanas en trocitos, un tallo de ruibarbo y una pera…

Preparación

  1. En un cazo ponemos toda la fruta hasta que hierva y bajamos un poco el fuego.
  2.  Lo dejamos 10 minutos removiendo para que no se pegue.
  3. Apartamos del fuego.
  4. Añadimos el azúcar bien mezclado con la maizena.
  5. Removemos bien y ponemos al fuego unos minutos hasta que espese.
  6. Apartamos del fuego y ponemos en los botes en los que irá el yogur. Si al yogur aún le falta bastante, los ponemos en la nevera. Si el yogur ya está, tenemos que esperar a que la mermelada se enfríe un poco o nos podemos cargar el yogur.

Pues así de fácil es hacer yogures en una olla programable que admita temperaturas bajas. La mermeladita de fresas es simple pero quedan unos yogures buenísimos.

Si tenéis una yogurera y no sabéis muy bien como usarla, Diana del blog Marujismo lo explica estupendamente en este post. A ella le dedico mis post sobre yogures por ser quien me animó a escribirlos y por maja.

¿Hacéis yogures en casa? ¿Qué le añadís? ¿Sois de olla programable, yogurera u horno?

09 May

Bolsa del bebé recién nacido para el hospital [+ checklist descargable]

Bolsa del bebé recién nacido para el hospital

En el post dónde os doy consejos para hacer la bolsa de mamá para el hospital, os explico las vueltas que di para que no me faltara nada los días que estuviera allí pero sin llevarme media casa.

Para preparar la bolsa del bebé más de lo mismo solo que peor. A ver, ¿qué madre no quiere todo más que perfecto para recibir a su bebé? Si es el primero, ya ni os cuento.

Los bebés necesitan un montón de cosas para arrancar su vida fuera de nuestra barriga. O eso es lo que pensamos por lo que tendemos a exagerar. Lo peor es que metemos y metemos y siempre se nos olvida algo esencial.

Bolsa del bebé recién nacido para el hospital

Sobre cómo hacer la bolsa para mamá, lo primero que aconsejo es que os informéis en el hospital en el que nacerá el bebé, con la matrona o en los cursos de preparación al parto sobre la documentación que se necesitará, que tiene y que no el hospital para la madre (braguitas, camisones, discos de lactancia, compresas…). En ese momento también debéis consultar qué tienen y qué necesitáis llevar para el bebé.

La lista de cosas que se necesitan para el bebé puede ser más larga o más corta según el hospital.

Yo sólo tuve que llevar ropa para la salida del hospital, con su gorrito y una manta. Como hacía mucho frío (febrero en Suiza), metimos a la peque en pijama en la sillita del coche con su saquito de invierno y por encima la mantita.

En nuestro caso, absolutamente todo lo demás lo tenía el hospital.

Pero no siempre es así.

De un hospital a otro varía mucho lo que tienen. En los hospitales en los que tienes que llevar tú todo o casi todo suelen dar una lista. Otra cosa es que nos resulte práctico lo que pone en esa lista y prefiramos llevar otras cosas.

Consejos para hacer la bolsa del bebé para el hospital:

  • Información: haz previamente una lista y tenla a mano cuando te informes para no olvidarte nada. Aunque sean muchas preguntas, la persona que te informe agradecerá que vayas al grano sin liarte. Al final del post te dejo una que te puede servir de guía.
  • No exageres. Son unos días.
  • Ten en cuenta la época del año en la que nacerá el bebé. En verano necesitarás pijamas más finos y bodys de manga corta y en invierno, bodys de manga larga y una mantita más gruesa o de lana.
  • Lleva las tallas 56 o 62.
  • La ropa debe ser cómoda y suave para no hacer daño a la delicada piel del bebé y fácil de poner y abrochar. Da prioridad al bienestar del bebé sobre lo “mono” que va a estar. ¡Lo estará de cualquier modo!
  • La ropita ha de estar previamente lavada con detergente neutro y sin suavizante (puedes usar vinagre, deja la ropa genial).
  • Elimina las etiquetas que puedan rozar y dañar la piel del bebé.
  • En algunos hospitales no tienen nada de ropa para el niño y te pedirán llevar en una bolsa aparte la primera ropa del bebé (body, pijama y un gorrito).
  • Los recién nacidos duermen un montón así que los pijamas de cuerpo entero con pies son lo más cómodo.
  • La crema para la zona del pañal aconsejan usarla solo cuando está rojo y no en cada cambio. Nuestra preferida es esta, una maravilla.
  • Lo mejor al principio es lavar al bebé solo con agua.  A nosotros nos aconsejaron esperar MÍNIMO 48 horas entre baños y nada de jabones que agredan su piel.
  • Las toallas mejor si tienen capucha para cubrirle la cabecita. Para limpiarle la cara, los plieges del cuello y las orejitas mejor si consigues unos pequeños paños.
  • Personalmente no utilicé babero hasta que empezó a comer a los seis meses. Preferí unas toallas blancas pequeñas. Dejaba una colgadas en la cunita o donde estuviera el bebé para tenerlas a mano al amamantar. Son muy baratas (creo que 10 me costaron cinco francos en Ikea) y se lavan bien.

Checklist de la bolsa del bebé para descargar

Aquí os dejo una checklist para tomar como guía. La podéis descargar e imprimir para que os resulte más cómodo al preguntar en el hospital, con la matrona o los cursos.

Checklist de la bolsa del recién nacido para el hospital

Checklist De La Bolsa Del Recién Nacido Para El Hospital (344.7 KiB)

¿Te resulto difícil preparar la bolsa para el bebé? ¿Crees que falta algo importante en la checklist?

** Este post lo publiqué originalmente en febrero del 2015 en los primeros días del blog. La checklist original se descargó casi 1000 veces. Por eso decidí mejorarlo y  republicarlo aprovechando que estoy preparando la bolsa para mi segundo bebé. La nueva checklist tiene letras menos gruesas por lo que es más fácil de leer y consume menos tinta si la queréis imprimir.