28 Abr

Banderines de papel en 10 minutos

¿Habéis visto esas fotos tan chulas de Pinterest de banderines decorando la habitación de los niños?

Es cierto. No todos son banderines de papel pero ¿y qué?

Estos que te traigo hoy son tan resultones como sencillos. Complicación cero. Muy en mi linea de máximo resultado con el mínimo esfuerzo, jejeje.

Banderines de papel en 10 minutos

Ventajas de los banderines de papel:

  • Se hacen rápido.
  • Salen muy baratos.
  • Eliges el tamaño. Tú decides el ancho y el alto que mejor te va.
  • Se puede usar papel reciclado.
  • Los decoras como quieres.
  • Si alguno se rompe se sustituye fácilmente.
  • Como son tan fáciles lo puedes cambiar parcial o completamente tantas veces como te apetezca.
  • Es un DIY en el que pueden colaborar con su arte los peques más peques.
  • Se hacen con material que todos tenemos por casa.
  • Reciclas.
  • Es una buena forma para conservar algunos dibujos de los peques aunque sea temporal en vez tirarlos.

¿Sigo?

Para este post me inspiró el comentario de una lectora del blog, Paloma (¡gracias por inspirarme!). Me pedía en el post de pintura casera de dedos comestible que enseñara las obras de arte que hacíamos.

En ese momento estaba de vacaciones en Galicia y no fue posible. Cuando llegué estaba a tope de trabajo y la cosa se fue quedando y aún está pendiente (¡ups!).

En casa pasamos mucho tiempo dibujando. A Ale le gusta mucho que pintemos cosas que nos pide. Ahora se ha vuelto más sofisticada. Hacemos pequeñas historias que después repasa una y otra vez. También jugamos a que yo le dibujo algo y ella adivina lo que es. Después ella intenta dibujar lo mismo y pasamos un rato la mar de entretenidas.

Coge los dibujos una y otra vez para repasar la historia o dibujar algo más y se acaban rompiendo. Antes los guardaba pero ella los busca donde sea. Donde sea.

Ahora los dejo a su alcance y me evito muchos sustos.

Un día, cuando de imprevisto se mudó a su habitación y viendo que tenía intención de quedarse, decidí que teníamos que decorarla un poco. Solo tenía la cama y un armario. Poca alegría para una niña de dos años.

Rescaté algunos dibujos que aún eran aprovechables y nos pusimos manos a la obra con los banderines de papel.

En un cuarto de hora los banderines colgaban de la pared de su habitación. ¡Le encantan!

Banderines de papel superfáciles en 10 minutos

Materiales:

  • Papel, preferiblemente dibujado. Los nuestros eran folios de colores A4.
  • Perforadora.
  • Cordón o lana. Yo usé de cordón de cáñamo.
  • Lápiz.
  • Tijeras.

¿Cómo se hacen?

  1. Dibuja un triángulo del tamaño que quieras en tus folios. Yo intenté aprovechar al máximo los dibujos.
  2. Recórtalo y úsalo como plantilla para dibujar un triángulo en los demás folios.
  3. Recorta todos los triángulos. Si no tienes folios dibujados puedes recortarlos y después hacer los dibujos.
  4. Hazles tres agujeros con la perforadora en la parte por donde irá el cordón. Puedes agujerear varios folios de una vez, será más rápido que ir de uno en uno.
  5. Pasa el cordón por los agujeros. Entrando por un lado y saliendo por el otro.
  6. Pégalos en la pared. Yo use cinta adhesiva. Aguanta perfectamente porque los banderines de papel son muy ligero.

La decoración de los banderines de papel da mucho juego sin que te tengas que complicar:

  • Puedes usar folios de colores sin siquiera pintar.
  • Dibujar pequeñas historias en cada banderín.
  • Hacer que cada banderín sea una parte de una historia.
  • Dibujar grupos de cosas: frutas, ropa, baño, …. para los niños que están aprendiendo a hablar.
  • Pegarles alguna foto.
  • Hacer collages en ellos.

O lo que os apetezca.

¿Qué no sabes dibujar? Pues en este post te contaba como yo hago dibujos monísimos aunque no sé dibujar. Verás que fácil.

¿Te gustan estos banderines? ¿Has hecho alguno?

 

 

Coméntame o comparte lo que quieras.