25 Ene

Pintura de dedos casera [comestible]

 

Pintar con los dedos mola mucho y con la mano entera ya ni te cuento.

Lo descubrí un día de esos que dicen (ni idea el porqué) de perros: un viento salvaje y una lluvia que parecía una cascada. Ni botas, ni traje de agua, ni nada servía por que era difícil hasta mantener los ojos abiertos afuera.

Mi heredera hacía ya una horita larga que se le había acabado la paciencia. Estar en casa todo el día no es lo suyo. Ni lo mío.

Las dos hartas y aburridas. Muy, muy hartas y muy, muy aburridas.

¿Creías que nuestra casa era el jardín de la alegría 24h/365días?

Pues no. Pero casi….

Como a ella no se le ocurría nada interesante para cambiar la situación me tocó a mí hacer algo “guay” que cortara de raíz el aburrimiento.

pintura de dedos casera

Hacía días que venía pensando en hacerme con pintura de dedos. La idea era ver marcas y precios pero no llegué a hacerlo. Estas cosas que tienes en la cabeza y vas dejando, vas dejando… y las dejas.

Pensé en que había visto en Pinterest, ya sabes cuanto lo amo, un montón de pines de gente que hacía su propia pintura de dedos para los peques pero nunca había entrado para ver ninguna receta. Ese día tampoco llegué a hacerlo por que la peque no me dejó ni desbloquear el móvil. Desesperadita de aburrimiento estaba la pobre.

Sabes a que me refiero, ¿no?

Ellos son demasiado pequeños para controlar sus emociones y sus sentimientos así que nos vuelven un poco locos a los padres o a quien le toque cuidarlos.

Puse el par de neuronas que aún no tenía totalmente atrofiadas por el aburrimiento a pensar y se me ocurrió lo que os traigo hoy.

Simple y eficaz.

En dos minutos mi niña pasó de desquiciada a artista concentrada al 500% en probar su nuevo material de trabajo.

¡Y vaya si lo probó!

Empezó con un dedo y acabó con toda la mano.

Lo que más te va a gustar (sí, a ti :-D) es que necesitas ingredientes de lo más habitual en tu cocina y un minutito para prepararlo. Lo segundo que más te va a gustar, o quizá lo que más 😉, es que se limpia facilísimo con un trapo húmedo. Pero fácil, fácil. Pasas el trapo y listo. Hablo de mesas, manteles plásticos, baberos plásticos, manos, cara…

Te traigo tres opciones. Todas fáciles, rápidas y el precio al que sale hacer la receta es casi nada. Como medio euro, no más. Tú decides cual se adapta mejor a ti y a tu peque.

Pintura de dedos casera

  1. Yogur natural, el más baratito que encuentre cuanto más denso mejor + colorante alimentario. Esta opción es la que más líquida queda. Yo pongo tres cucharadas grandes separadas y a cada una le añado unas gotas del colorante que me apetezca.
  2. Yogur natural + un poquito de maicena + colorante alimentario. Como la anterior pero más espesa. Así pueden coger más cantidad en el dedo y hacer dibujos (garabatos ;D) con volumen. Pon muy poca maicena o quedarán grumos.
  3. Queso de untar + colorante alimentario. Este queda espeso sin preocuparte por los grumos de la maicena. El preferido de mi niña. Puede dar como volumen a sus creaciones y puede coger una cantidad más grande de pintura en el dedo igual que echando maicena pero me lleva menos tiempo hacerla.

Sólo ponerle la pintura delante ya te garantiza el éxito peeeeeeeeero aquí te dejo algunos consejitos más para que la diversión no se convierta en trabajo para ti después:

  • Babero de plástico antes de empezar. No hace falta explicación ¿no?
  • Mantelería de tela lejos de la pintura. Por ahorrarte una lavadora, vamos.
  • Se limpia muy bien de la mesa o de un mantel de plástico. Yo no pongo ni periódico protector de lo bien que se limpia. Me cuesta más sacar el periódico que al humedecerse se rompe y se queda pegado a la mesa.
  • Mejor sobre cartón o cartulina. El papel se humedece y rompe más fácilmente. Nosotros usamos cualquier caja del montón de cartón para reciclar.
  • Yo uso una cuchara de las de comer la sopa (o el caldo o un cacao XXL…)de queso o yogur para cada color que quiero.
  • No remuevas con el dedo para mezclar la pintura o te quedarán restos bajo las uñas. Palabra.
  • Mezcla el yogur o queso con el colorante, sí, con una cucharilla mejor, hasta que se vea homogéneo y sin “colorante puro” para que no se le meta bajo las uñas. Es cosa de darle vueltas unos segundos, ya verás. Así que, como es tan rápido, dale un par de vueltas extras.
  • Puedes ponerle todos los colores en montones en un plato o cada color en una tapa de las de los botes de cristal, por ejemplo.
  • Empezara con metiendo el dedo pero acabará con toda la mano. Recuerda que, si has removido bien, se lava fácil y déjale a su rollo.
  • Como ves los ingredientes son comestibles y es seguro para bebés. Aún así yo no le dejo que se la lleve a la boca para que aprenda que no es para comer.
  • Si tu peque tiene alergia a algún componente de la leche de vaca puedes usar yogures de soja, por ejemplo.
  • No hace falta que te esmeres mucho en conseguir colores intensos ni en hacer mezclas para tener nuevas tonalidades. Acabará todo mezclado sobre el cartón, el plato, sus manos y su cara.
  • También puedes dejarle pintar dentro de la bañera(sin agua). Nosotros no podemos porque no se queda quieta y el peligro de partirse algo es grande. Si lo haces, no le saques ojo.
  • Yo uso colorante alimentario en gel, como para la plastilina casera sin cocción,  y solo necesito un par de gotitas. Compré un set de cuatro del estilo de este
    que, por cierto, vaya precio y envío gratis. ¡Pena que no envía a Suiza! Jajaja.

¿Cómo fue vuestra primera experiencia con pintura de dedos casera? ¿Repetís a menudo?

2 thoughts on “Pintura de dedos casera [comestible]

Coméntame o comparte lo que quieras.