24 Oct

5 consejos y 25 preguntas para no arruinarte por un imprevisto hogareño

¿Os acordáis de la serie Ally McBeall( I know something about love… suena inmediatamente con la voz de Vonda Shepard en mi cabeza :D)? Las demandas eran tan inverosímiles como las tácticas de los abogados para ganar los juicios.

¡Me encantaba! Aunque fuera ficción, exagerado y en otro país nunca se sabe lo que puede pasar. Yo que soy maniática previsora hasta tengo claro que haría en caso de rollos legales raros.

Eso que a nosotros nunca nos ha pasado nada de nada salvo un par de accidentes de coche leves (la historia de cuando me robaron el coche justo la noche que NO me fui de fiesta la dejo para otro día).

En casa cero problemas pero aún así siempre hemos tenido seguro de hogar y no nos planteamos jamás de los jamases dejar de tenerlo. Con cobertura jurídica (Ally me ha marcado de por vida) y responsabilidad civil,  que imagínate que tu hijo tira cualquier cosa por la ventana, una maceta o un vaso, y fastidia un coche o a alguien que te denuncia a lo Ally McBeal.

5 consejos y 25 preguntas para no arruinarte por un imprevisto hogareño

Es que puede pasar cualquier cosa y arruinarte literalmente.

En Galicia nos visitan muchos temporales. Pues tras uno de los gordos, era yo muy niña, llama a la puerta un señor. Mi madre entra en la cocina y todos se ponen a buscar dinero. Un señor que estaba de visita sacó un billete también. Le dieron el dinero y el señor se fue.

Cuando se pusieron a hablar, me enteré que el señor estaba recaudando dinero para una familia a la que se le había derrumbado una pared y parte de tejado. Llevaban una semana viviendo en la cuadra, con las vacas, los cerdos y sus tres niños. Y suerte aún tener cuadra.

De aparatos eléctricos finiquitados por rayos ni os cuento. Aún que esto ha mejorado con los años o por lo menos es la impresión que me da.

Tampoco voy a hablar de los amigos de lo ajeno, ni de despistes, tuberías rotas, trastadas de los niños…

¡Y nunca nos ha pasado nada! ¡En serio!

Arreglar una pared entera o un tejado igual se te sale del presupuesto. Pero si hay daños personales graves no quiero ni pensar en las facturas (y el disgusto).

De hecho, no lo pienso.

Si pasa algo llamo al seguro, pagan lo suyo y se encargan del lío de gestiones mientras nosotros seguimos con nuestra vida en la medida de lo posible. Si la compañía es buena, será fácil contactar con ella y se encargarán de casi todo. Por que lo de las gestiones es un lío tremendo y mejor evitarlo.

La mayoría vamos un poco perdidos con lo que nos cubren los seguros y con lo que no. Especialmente el seguro de hogar y, aunque te lo cuelen con la hipoteca siempre hay que conocerlo bien o muchas veces es como si no lo tuvieras porque no das parte de cosas que tienes cubiertas. O peor aún, piensas que tienes algo cubierto y resulta que hay una cláusula que lo excluye. Así que lee y relee la póliza.

5 consejos para no arruinarte por un imprevisto hogareño

Lo ideal sería poder evitar cualquier percance dentro y fuera de casa, pero en eso no tenemos ningún control. Lo que sí podemos es tener el seguro más apropiado para nuestra familia. Estos cinco tips te ayudarán:

  1. Empieza a informarte sobre pólizas. Es para hacerte una idea de lo que hay en el mercado de pólizas. Si ya tienes seguro puedes empezar por leer bien la tuya y seguir buscando por Internet. En la página de AXA, por ejemplo, aparecen distintos tipos de seguro de hogar con lo que cubren y los extras que podemos añadir o eliminar en cada uno. Hasta tienen una calculadora de seguro para que te hagas una idea de en cuanto puede salirte el seguro. Huye de las gangas y vete a compañías sólidas que hacen precios ajustados a lo que necesitas y tienes.
  2. Valora correctamente tus bienes. Si te quedas corto, el seguro será más barato pero la indemnización será inferior a los bienes asegurados. No compensa. Por otro lado, si tasas por lo alto, pagarás más de seguro pero no recibirás una indemnización mayor (si tienes un Corsa y pagas el seguro de un Ferrari, no te darán un Ferrari en caso de siniestro, nop ).
  3. Contacta con un asesor para aclarar conceptos y pedir presupuestos. Son majos y unos máquinas en lo suyo, por lo general. Te resolverán todas las dudas que les plantes y algunas más que ni se te habían ocurrido. Pide varios presupuestos con distintos extras.
  4. Tómate tu tiempo antes de firmar. Lee, relee y compara.
  5. Haz una lista de preguntas para el asesor de la aseguradora. No te quedes con ninguna duda. Abajo te dejo algunas de ejemplo.

25 preguntas sobre la póliza del seguro de hogar

Espero que estos ejemplos te sirvan de orientación o inspiración a la hora de hacer tu lista de preguntas para el asesor de la compañía de seguros.

Preguntad y preguntad. Es la mejor forma de entender y conocer la protección que vais a contratar o tenéis contratada y de todo lo que no está cubierto, que igual de importante.

Sobre lo que cubre la póliza:

  1. ¿Qué es continente y contenido? Muy importante saber que son y distinguirlos.
  2. ¿Cubre a mi mascota? ¿Qué le cubre? Tengas la mascota que tengas, de un pájaro a un perro, pregunta.
  3. ¿Para qué sirve la cobertura de Responsabilidad Civil?
  4. ¿Cubre los muebles de mi terraza/balcón/jardín, las plantas, el césped? ¿En qué casos?
  5. Soy Instagramer/aficionad@ a la fotrografía y tengo una cámara y objetivos carísimos, 5000€, ¿están cubiertos? ¿y si me los roban en la calle?
  6. Tengo un piano y un violín ¿están cubiertos?
  7. Tengo un Picasso ¿está cubierto?
  8. Si mi hijo estampa la bici contra el coche de una visita que está aparcado en el jardín ¿el seguro cubre la bici, el coche o los gastos médicos?
  9. ¿Mi seguro me cubre que venga un fontanero a cambiarme el grifo?
  10. Si hay un corte en el suministro eléctrico, ¿cubre la comida que tengo en el congelador?
  11. ¿Si llego de vacaciones y mi casa está inundada cómo me ayudarían?
  12. Si se rompe una tubería en mi baño y se inunda el piso de abajo ¿lo cubren?
  13. Una rama de un árbol de mi jardín ha roto una ventana al vecino ¿lo cubren?
  14. Por un cortocircuito ha habido un incendio en la habitación de mis niños y se ha quemado toda su ropa. No tengo los tíckets. ¿Cubren la ropa o parte de ella?

Sobre las condiciones de la póliza en si:

  1. ¿Me puedo dar de baja en cualquier momento? (o ¿cuánto dura el contrato?)
  2. ¿Con cuanto tiempo tengo que avisar para darme de baja?
  3. ¿Puedo añadir o eliminar extras? ¿Cuándo?
  4. ¿Qué hago si pasa algo grave en mi casa? ¿Tengo que avisar inmediatamente?
  5. Mi segunda vivienda ha sufrido daños en el tejado por una tormenta de hace dos meses pero hasta hoy no lo supe ¿puedo dar parte igual? Además ha ido entrando agua en la casa y ha estropeado un montón de cosas ¿están cubiertas?
  6. ¿Cómo actúo en caso de robo? ¿Os llamo o pongo primero la denuncia?
  7. ¿Avisáis vosotros a los profesionales o lo tengo que hacer yo? Que se encarguen de gestionarlo todo es un puntazo. Si te dicen que no, yo descartaría esa compañía (ojito con las gangas como decía).
  8. Si explota mi tele (por ejemplo) ¿me la pagáis o me la reponéis?
  9. ¿Qué cubre la Responsabilidad Civil? ¿Hasta que límite de gasto?
  10. ¿Qué es la Protección Jurídica?
  11. ¿Cuándo empieza a ser efectiva la póliza (periodo de carencia)?

Podría seguir un buen rato escribiendo más preguntas como ¿con mi seguro tengo asesoría jurídica en un contrato de compraventa? o ¿tengo asesoramiento sobre las cláusulas suelo de mi hipoteca? o ¿me cubre asistencia telefónica si ha entrado un virus en mi ordenador? o ¿mi seguro me puede ayudar a encontrar un albañil para hacer la reforma de mi baño? o si se me avería la nevera por un fallo eléctrico, ¿me la cubre el seguro? o ¿el seguro cubre los daños que pueda ocasionar nuestra bici eléctrica? pero creo que ya os hacéis una idea ;D.

¿Os tomáis tiempo en contratar vuestros seguros y conocer todas las cláusulas y coberturas? ¿Qué es lo más inesperado que cubre tu seguro y no sabías?

4 thoughts on “5 consejos y 25 preguntas para no arruinarte por un imprevisto hogareño

  1. La verdad que uno a veces no piensa en estos temas, o creemos que estamos libres de todo mal, y al final son necesarios 👏🏽👌🏽

    • Hola, Noelia!
      Yo soy muy fan de ahorrar controlando los gastos pero los seguros son una prioridad y con hijos más.
      Es más fácil de cuadrar lo que me vale el seguro que lo que me vale una reparación gorda de golpe.
      De todas formas, ¡qué no nos pase nunca nada y no tengamos que llamar al seguro😊!

      Un abrazo!

Coméntame o comparte lo que quieras.