Cómo escoger el seguro médico familiar más adecuado

Las grandes ventajas de un seguro de salud familiar privado son, sin la más mínima duda, los tiempos de espera reducidos y la flexibilidad de horarios.

Nos quitamos de golpe la angustia de esperar por una prueba durante meses y podemos empezar a tratarnos mucho antes.

Y hay algo más.

La flexibilidad de horarios reduce nuestros conflictos laborales ya que evitamos tener que pedir días para cualquier tema médico con las consecuencias que en algunos casos podría tener.

Cuando tenemos niños, las citas se multiplican y no todos los compañeros de trabajo y jefes son comprensivos.

Triste, irritante e injusto pero cierto.

Un seguro médico privado es una gran ayuda para conciliar y, en muchos casos, para conservar nuestro trabajo.

La gran pregunta es ¿podemos pagarnos un seguro médico familiar privado sin que nos reviente la economía familiar? ¿Cuánto valen?

Precios de los seguros médicos familiares

Veamos, quieres un seguro para todos, sin complicaciones, poco papeleo y que os facilite la vida.

Hay una forma muy fácil de saber en un par de minutos cuanto puede costarte la cuota: usando un comparador de seguros.

Un comparador de seguros es como una correduría de seguros pero online, ellos son el intermediario entre tú y múltiples compañías aseguradoras.

Son gratuitos ya que se financian con las comisiones que les pagan las compañías de seguros cuando un seguro es contratado, exactamente igual que con las corredurías.

Los precios pueden ir desde los 70-80 euros al mes para una familia de 4 hasta más de 200 euros al mes, dependiendo de vuestra edad, las coberturas que queráis y las condiciones.

Ahora lo que nos falta es conocer y entender que hay detrás de esos precios.

Conceptos básicos de los seguros de salud

Si no entendemos lo que contratamos probablemente acabaremos con un seguro que no aprovecharemos o que no cubre lo que nos interesa.

Cuando contratamos cualquier seguro lo más importante son las coberturas y condiciones en relación con el precio que nos dan.

Por eso, podemos tener varios precios para una misma compañía porque las coberturas y condiciones son distintas.

Pero, ojo, también podemos tener el mismo precio en distintas compañías pero con distintas coberturas y condiciones. ¿Qué significa esto? Pues que una compañía nos puede estar ofreciendo mejor seguro que otra por el mismo precio.

Tenemos que saber qué queremos y entender qué contratamos.

Empecemos por algunos conceptos básicos:

  • Cuadro médico. Es decir, los profesionales que trabajan con esa compañía aseguradora.
  • Copago. A parte de la prima, pagas una cantidad cuando usas los servicios del seguro. La prima mensual es más baja y compensa si usas poco el seguro. Verás que una compañía puede ofrecer exactamente las mismas coberturas pero con varias tarifas diferentes. Lo que cambia ahí es el copago. La tarifa más cara no tendrá copago y la más barata tendrá un copago más alto.
  • Franquicia. Es cuando para cierto servicio, tú pagas una parte. En salud directamente no suele haber, aunque puede encontrarse en terapias alternativas y similares. En los seguros de coches, por ejemplo, el seguro te sale más barato si tienes una franquicia de 500 euros que si no la tienes pero, si pasa algo, tu pones 500 euros y lo que exceda de eso lo paga la aseguradora.
  • Reembolso. Vas a cualquier centro médico aunque no esté dentro del cuadro médico de la aseguradora y primero pagas tú y después la compañía te devuelve el dinero.
  • Carencia. Es cuando tienes que esperar un periodo de tiempo para usar un servicio así se evita que la gente pague un mes para hacer una prueba y después se dé de baja. Esos periodos de tiempo suelen ser de varios meses, incluso de un año.

Contratar el seguro médico familiar más conveniente

Ya tenemos los conceptos básicos claros y ahora toca ver todo lo que puede ofrecer un seguro médico familiar y, de eso, que nos interesa y que nos interesa menos.

Veamos algunas de las coberturas y condiciones que nos podrían interesar:

  • ¿Quieres solo médico de cabecera o también especialistas, hospitalizaciones, servicio de ambulancia, urgencias?
  • Atención primaria. ¿Puedes tener el médico de cabecera que quieras? ¿Lo puedes cambiar?
  • Pediatra. ¿Podéis elegir pediatra? ¿Lo puedes cambiar? ¿Hay algún límite o condición para hacer el cambio?
  • Hospitalizaciones. Digamos que es un nivel más de seguro (y de precio).
  • Pruebas y terapias incluidas. ¿Te interesa alguna en particular? Mira si está incluida.
  • Especialidades. Cuáles incluye el seguro y cuales no ¿Puedes elegir especialista?
  • Embarazo y postparto. ¿Lo cubre? ¿Con qué condiciones?
  • Urgencias por videollamada. Si no tienes ningún hospital cerca, te puede ahorrar un montón de tiempo.
  • Asistencia en caso de urgencia. ¿Os envían los medicamentos? ¿Incluye ayuda con los niños o las tareas del hogar? ¿En que casos?
  • ¿Puedes cambiar de especialista o terapeuta si no te gusta el que tienes?
  • ¿Puedes pedir una segunda opinión al médico que quieras y que lo pague el seguro?
  • Tienes una enfermedad previa diagnosticada, ¿te la cubre el seguro?
  • Qué incluye el seguro dental y qué no.
  • Si estáis en otra ciudad, ¿podéis ir al pediatra o al médico?
  • Cobertura internacional. Si la tiene, fíjate en los límites y condiciones.

Esas son algunas de las coberturas y condiciones que puedes contratar en un seguro familiar y que afectarán a la cuota que pagues.

Pero hay más cosas que afectan a la cuota:

  • Tipo de pago mensual, trimestral, semestral o anual. Puedes ahorrar una buena cantidad si pagas semestral o anualmente. Dependiendo del copago, puede que solo admitan cuota mensual.
  • Copago. Ya lo expliqué arriba pero es tan importante que lo vuelvo a poner. Si tienes copago, la cuota es bastante más baja pero estarás pagando cada vez que usáis los servicios del seguro. El copago y tipo de copago (puede haber distintas cuantías en una misma compañía) es de lo que más hace variar la prima. Es decir, que puedes tener un seguro muy completo para toda la familia por apenas 80 euros pero después tendrás que ir pagando pequeñas cuotas. Ten siempre claras las cuotas de copago para no llevarte sorpresas.
  • Edad. Según la edad, con las mismas coberturas se paga más o menos. Es lógico ya que a ciertas edades hay más riesgos de tener problemas médicos que a otras.
  • Lugar de residencia. Pasa como con la edad, en unos sitios hay más riesgo de tener problemas médicos que en otros y eso encarece el seguro.

¿Cuál es tu razón para contratar un seguro médico familiar privado? ¿Pensabas que eran más o menos caros?

Gracias a mi sponsor por confiar en trucosdefamilia.com y hacer posible su continuidad patrocinando este post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *