31 Oct

Halloween: reflexiones, contradicciones y precauciones

Nos pasamos la vida educando en la precaución y el sentido común a nuestros niños: no aceptéis cosas de extraños y nunca vayáis con nadie que os ofrezca chuches o regalos. Y llega Halloween.

Predicamos una cosa y hacemos la contraria.

El cuento de la Casita de Chocolate, no es ningún cuento solo que en vez de una bruja lo que hay dentro de la casa puede ser mucho peor.

No me gusta ver niños solos de casa en casa, en vez del «trato o truco» típico de Halloween yo lo llamaría «paseo en busca del loco» o «la ruleta del pederasta». Es algo complicado de entender para mí ¿o acaso nos creemos que justo hoy esos peligros no van a estar? Estarán, como cualquier otro día.

Además lo peor es que van en busca de chuches, el cebo que les decimos que usarán para engañarlos y del que les decimos que son malos para su salud y para sus dientes.

¡Hey! Venga, si solo es una fiesta de espíritus celtas adulterada al otro lado del charco. El Samaín a lo EEUU.

Ya, pero a eso los depredadores humanos (de humanos) no les interesa. Lo dicho, hoy esas personas que les pueden hacer cosas dolorosas no van a desaparecer cuando caiga la noche, seguirán ahí, en su bonita o fea casa, donde viven cada día, con sus chuches y sus juguetes para engatusar a niños confiados, apartados, solitarios, perdidos… Hoy es una noche de oportunidades.

Pues dicho esto mis dos pequeñuelos se van de Halloween.

Cuando me propusieron que fueran con los vecinos dije que no pero en el Kindergarten (jardín de infancia) los animaron a ir, mucho, mucho, mucho.

Así que llamé al grupo de Halloween de los vecinos y lo hacen de una forma que es muy segura. Os dejo como va la cosa por si os toca hacer el paseillo halowinero del azúcar.

Precauciones

Puesto a hacerlo, hagamos que sea seguro y recordemos las pautas de seguridad y que las chuches son tan malas como siempre.

  • Los niños van acompañados por varios adultos (padres y madres).
  • Todo el grupo junto siempre.
  • Antes de salir les explicamos que solo esta noche se puede hacer esto y que no acepten chuches de nadie que les pida apartarse del grupo o entrar en alguna casa. En ese caso, correr gritando hacia el grupo.
  • Solo van a casas concertadas. Esto es Suiza y parece, inexplicablemente, que hay interés en extender esta americanada pero mucha gente no está por la labor y en muchas casas les molesta que timbren para esto.
  • No se pueden comer todas las chuches de golpe y porrazo. Hay que repartirlas para los siguientes días.
  • Esta noche toca limpiarse los dientes mejor que nunca porque las chuches siguen siendo malas para los dientes también hoy.

Así la cosa no parece tan mala insegura, ¿no? Aunque sigo pensando adoptar como tradición mandar a los niños a por chuches no tiene ningún sentido.

¿Que os parece adoptar Halloween? ¿Por qué se impone al Samaín, Magostos, Castañadas? ¿Lo de EEUU es mejor solo por ser de allí?

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar