Saltar al contenido
Portada » Cocina » Lasaña en olla de cocción lenta [vídeo]

Lasaña en olla de cocción lenta [vídeo]

La lasaña en la olla de cocción lenta es bastante más fácil de hacer que la lasaña al horno. Lleva como uno diez minutos montarla en la olla y después programamos el tiempo y nos olvidamos.

Es una receta barata, bastante saludable y antiestrés ya que en unos minutos tenemos solucionada la comida de un par de días.

Os explico cómo la hago de espinacas y mascarpone pero en realidad podéis usar el relleno que os apetezca. No lleva bechamel, por cierto y eso ya nos ahorra un montón de tiempo.

Se va compactando según se hace, y cuanto más repose, más compacta queda. Si tenéis invitados y queréis que quede más mona, dejadla reposar más tiempo o hacedla el día antes ;D.

Os dejo un vídeo cortito aquí para que veais como se hace y que fácil es. Justo debajo los ingredientes y algunas aclaraciones.

Lasaña en olla de cocción lenta

Ingredientes

Antes de nada, tened en cuenta que estas cantidades son para una lasaña en mi olla de cocción lenta, una Crock Pot de 4,7 litros. Tendréis que adaptar las cantidades al tamaño y la forma de vuestra olla de cocción lenta.

El relleno puede ser el que os apetezca. Por ejemplo, en vez de las espinacas con el queso podéis usar esta salsa de carne o esta otra salsa de verduras que también hago en la Crock Pot. Cuando hago esas salsas, las congelo y para hacer la lasaña las pongo a descongelar 24 horas antes en la nevera. Con la salsa de carne la lasaña está de muerte.

Estos son los ingredientes que lleva esta lasaña:

  • 1,5 kg. de espinacas congeladas (también la he hecho con brócoli fresco y congelado y queda de rechupete)
  • 800 gr. de tomate natural triturado o picado (bote o frescos)
  • 200-250 gr. de mascarpone (o ricotta, queso de untar, cottage…)
  • Láminas para lasaña
  • Queso rallado al gusto
  • Sal y pimienta
  • Ajo en polvo, orégano, perejil, nuez moscada… según preferencias.

Preparación

La preparación de la lasaña en una olla de cocción lenta se ve mucho mejor en el vídeo pero os cuento algunas cosas interesantes:

  • Podéis hacer dos o tres capas de relleno según vuestra preferencia. Si vais escasos de hojas de lasaña, haced menos capas y listo ;D.
  • El queso se lo podéis poner al final justo antes de apagar para que quede con un poco más de consistencia. Pero si no vais a estar en casa cuando acabe, queda bien también si se lo ponéis al principio.
  • Podéis meterlo al horno a gratinar cuando acabe si el recipiente de vuestra olla de cocción lenta es apto para horno.
  • También podéis usar bechamel en vez de queso si vais a gratinar. Queda mejor pero lleva más tiempo.
  • Se puede congelar.

A nosotros esta cantidad nos da para un par de días pero hay que tener en cuenta la edad de los niños. Es una receta barata, bastante saludable y antiestrés ya que en unos minutos tenemos solucionada la comida de un par de días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.