Trabajos para mamás remunerados y sin salir de casa

Si, como yo, estás en casa con un bebé puede que estés pensando en posibles trabajos aptos para madres recientes.

Unos ingresos extra nos vienen bien a todos.

Ciertos trabajos desde casa, a parte de darte dinero, quizá sean la puerta a tu futuro laboral o incluso a tu futuro negocio. Esto lo tendremos en cuenta a la hora de elegir un trabajo u otro.

Trabajos para madres desde casa: primeros pasos

Emprender un negocio en toda regla requiere mucho esfuerzo y dedicación pero puedes empezar dedicando algunas horas a la semana.

Si es algo que realmente te gusta y haces bien puede que con el tiempo sí se convierta en algo más que trabajillos puntuales.

De momento empieza por analizar tu situación y ver qué es viable. Los puntos más importantes a tener en cuenta si vas a trabajar desde casa son:

  • Tiempo libre del que dispones. Que días de la semana y a que horas. Aquí el horario de tu pareja juega un papel fundamental. Cuidar al bebé y trabajar al mismo tiempo puede funcionar pero tu productividad será mucho más baja.
  • Qué sabes hacer bien. Si te gusta, todavía mejor.
  • Recursos que necesitas y recursos de los que dispones. Si tienes que invertir más de lo que vas a ganar, mejor sal a pasear, ve a nadar o a la biblioteca en ese tiempo.
  • Cuestiones legales. Infórmate en tu asesoría si necesitas permisos, sobre las cuotas de autónomos, cómo hacer facturas, impuestos a pagar… Tenlo todo claro y no te llevarás ninguna sorpresa desagradable. Además te interesa tenerlo todo bien por si el negocio acaba creciendo mucho.
  • Cuando la situación económica del hogar está en números rojos o casi, calcula exactamente cuánto necesitas ganar mínimo al mes. Si no vas a conseguir lo suficiente con tu primera opción ten una segunda y una tercera pensadas.

Tengo amigas que me decían que ellas no tenían nada interesante que ofrecer pero, al mismo tiempo, ellas planteaban trabajos que les gustaría que alguien de confianza les hiciese.

El problema si no vives en una ciudad o pueblo grande es que no encuentras muchos de estos servicios. A las empresas no les interesará si van a tener pocos ingresos como es lógico. Ahí es donde entran los pequeños o micro emprendedores como tú (y como yo).

Si quieres sacarte un dinero trabajando desde casa hay un montón de cosas que seguro que puedes hacer. Pero, como te digo arriba, has de ser realista, valorar tus habilidades y calcular MUY BIEN el tiempo del que dispones para saber si es realmente factible.

Querer no es suficiente.

Ideas de trabajos para mamás remunerados en casa:

Hay muchos trabajos pero cuando los bebés son más pequeños los que requieren mucho tiempo o estar pendientes de pedidos para hacerlos en el mínimo tiempo, son complicados. Es lo que pasa si editas vídeos, por poner un ejemplo, a través de Fiverr y la competencia tiene tiempos de entrega cortos. O tiras los precios, lo que es una tontería si lo haces bien, o, por un tiempo, buscas otra cosa.

Dos cosas importantes son que tengas siempre en mente TUS horarios y que seas consciente de que si no te gusta o no te conviene puedes cambiar.

Aquí tienes algunos trabajos en casa con los que es fácil empezar:

  1. Da clases para mayores. Muchos mayores quieren aprender a leer,  a escribir, a escribir bien, informática, a cocinar más sano, a pintar… Ellos disponen de mucho tiempo pero no les apetece ir a una academia con un montón de gente. Prefieren algo más relajado con pocos alumnos, pocas prisas, mucha paciencia y unas risas(rima!!!). Ve a su ritmo.
  2. Da clases de apoyo para niños. Hay muchas academias pero si no vives en una ciudad o un pueblo grande es complicado para los padres llevarlos y recogerlos. Además del tiempo extra que supone para ellos el ir y venir. En las academias son grupos grandes pero muchos de estos niños necesitan paciencia, comprensión y personalización de las actividades. Si tienes los conocimientos piensa como sería tu profe ideal a esa edad. Ahora, sé tú esa profe ideal. El sistema español es de chapar y agradecerán que les dejes pensar, que les respetes.
  3.  Da clases de especialidades para adultos: idiomas, álgebra, Excel, Windows, Linux, electrónica, marketing, contabilidad, hacer la declaración de la renta, …Valora lo que se necesita dónde vives y lo que puedes enseñar.
  4. Da clases prácticas: cocina, jardinería en general, poda de árboles, planchar, hacer punto, coser,…. No es muy fácil encontrar este tipo de clases pero te sorprendería la cantidad de alumnos que están dispuestos a pagar por aprender. Normalmente deben pagar el material con el que se trabaja.
  5. Tocados, adornos para la ropa y/o bolsos por encargo. Tienes que ser manitas, claro, pero muchas buscamos estos elementos para bodas o eventos especiales y no son fáciles de conseguir tal y como nosotras los queremos. Lo puedes hacer cuando mejor te venga pero debes estar segura cuando aceptes el encargo que estará finalizado para la fecha en la que la clienta lo necesita.
  6. Haz arreglos de ropa o ropa. Tienes que saber coser bien, lógico, pero, como en el punto anterior, lo puedes hacer en cualquier momento y no tienes que aceptar todos los encargos. Además tu pones la fecha de entrega.
  7. Haz la colada para otra gente. O solo plancha. Por lo visto aquí se hace bastante aunque en España no tengo constancia de que se haga tanto. Te entregan la ropa y tú les dices cuándo estará lista. IMPORTANTE: Pagan al recoger, lo que va genial si necesitas dinero ya. Tus principales clientes serán hombres tanto trabajadores como jubilados.
  8. Prepara comida por encargo. Tus clientes la pedirán para reuniones de amigos o familiares así que serán cantidades para muchas persona. Triunfan especialmente los cocidos, callos, empanadas, arroces y los dulces. Sobra decir que lo tienes que hacer pero que muy bien. Normalmente son encargos de fin de semana así que valora cuánto puedes hacer.
  9. Tartas especiales por encargo. Si te va la repostería, este trabajo es perfecto. Las típicas tartas temáticas con forma de coches, princesas, casas… Suelen ser para cumpleaños infantiles aunque también para cuando alguien se va de la empresa. Donde vivía mi vecina se dedicaba a esto y hacía entre 4 a 8 tartas por fin de semana. La más barata por aquel entonces eran 50 euros pero super bonitas, no de las que traen los muñecos clavados. Todo legal y le iba bien.
  10. Madre de día. Cada país tiene su propia normativa así que infórmate. Consiste en que cuides en tu casa a otros niños. Los requisitos (horario, número de niños, tarifas…) dependen del país.
  11. Consulta profesional. Si eres psicóloga, abogada, experto en finanzas, informática … puedes poner una consulta o despacho en tu casa con un horario fijo de un par de horas un par de días a la semana o hacerlo online.
  12. Haz las uñas, la cera, maquilla… Si tienes la formación y un sitio adecuado en casa todo lo relacionado con la belleza siempre tiene clientes. Haz un cartel muy grande con tu horario y empieza tu misma por respetarlo. Los clientes se adaptarán a tu horario si les gusta tu servicio.
  13. Pinta cuadros por encargo. Deja que la artista que hay en ti gane dinero para tu familia, a lo mejor no es lo que soñabas pero por una temporada seguro que podrás hacerlo.
  14. Adornos para fiestas. Principalmente para cumpleaños infantiles. Crea una decoración con periódicos, telas, latas, cuerdas… Deja volar tu imaginación y tendrás un montón de pedidos. Piensa si vas a ofrecer el servicio también de decoración en el sitio de la fiesta o si solo haces la decoración.
  15. Blog o similar. Es lo que yo hice, ahora mismo estoy escribiendo en pijama mientras mis niños duerme lo es es la mayor ventaja. Tiene otras ventajas como que da ingresos incluso cuando estoy de vacaciones o puedo dejar el contenido programado y no tengo que estar ahí. Lo malo es que al principio hay que aprender un montón de cosas y puede pasar bastante tiempo sin generar ingresos.
  16. Hacer fotos para bancos de fotos. Si eres buena haciendo fotos o no te importa dedicarle tiempo a aprender, busca lo que piden los bancos de fotos y empieza a mandarselas. Sí, a día de hoy, vale tu móvil pero las fotos tienen que ser buenas.
  17. Escribir libros. ¿Eres buena escribiendo? Pues venga. Sea ficción, recetas o des clase de algo, lo más fácil es que dividas tu libro en capítulos y escribas lo que va a pasar en cada uno. Puede ser cada capítulo una receta o una lección de matemáticas o una parte de una historia de terror. Hoy se puede compartir en muchas plataformas online sin que te cueste nada. Lo difícil es escribirlo, acabarlo y revisarlo pensando que quizá no vendas nada. Pero también te puede ir genial.
  18. Restaurar muebles, tapizar sillas o similar. Si sabes hacerlo e incluso tienes los productos y herramientas en casa es un negocio que está retomando fuerza.
  19. Limpieza especial. Sillas, bolsos, … Si eres de las que sabe cómo quitar manchas de casi cualquier cosa de casi cualquier sitio ¿por qué no ganar dinero con ello?

Dudas antes de empezar un trabajo en casa

Si dudas entre varios posibles trabajos valora lo siguiente:

  • Competencia. Debes averiguar si existe alguna empresa que ofrezca ese servicio cerca.
  • Clientes potenciales en la zona.
  • Ingresos previsibles.
  • Requisitos legales: titulación, condiciones del local…
  • Recursos necesarios: cuanto necesitas invertir y en que para empezar.

Un pequeño trabajo también te permitirá romper la rutina de casa de hacer lo mismo un día sí y otro también. A mí personalmente esa rutina infinita me pone de los nervios, es bastante más difícil de llevar de lo que tenía previsto. Vamos, que el trabajo es como una pequeña terapia con la que ganas dinero en vez de pagar.

¿Qué trabajo remunerado haces o has hecho tú en casa para sacar dinero o desconectar de la casa?