Embarazo sano: cuidados, ideas y consejos

¿Qué es lo primero que se te pasó por la cabeza al saber que estabas embarazada?

Yo me quedé en blanco.

Me enteré de muy poquito tiempo en una revisión ginecológica que tenía programada hacía varios meses.

En blanco total, en serio.

Empezaron a felicitarme y a darme toneladas de información.

Yo seguí en blanco… semanas.

Síp, era buscado pero… me quedé como si no fuera conmigo.

Hasta que empecé a desmayarme por bajones de tensión. Ahí lo asumí de golpe.

Del golpe.

Literalmente.

¡Tenía un bebé creciendo dentro de mí!

¡Madre mía!

Mentalmente, me costó un poco asumirlo pero desde el principio tuve mucha información médica para llevar un embarazo sano.

Además yo estaba bastante en forma así que me fue fácil seguir las pautas que me daban y seguir estando fuerte (aunque la anemia me pillo de pleno y por sorpresa).

Lo cierto es que desde los primeros síntomas del embarazo debemos empezar a cuidarnos incluso aún sin estar seguras de si estamos embarazadas o no.

De hecho, si el embarazo es buscado lo más recomendable es que ya nos cuidemos desde el momento en que decidimos que queremos tener un bebé.

En este post os contaba la lista de alimentos a evitar que me dieron en mi primer embarazo. Antes del primer embarazo, muchas de nosotras no tenemos ni idea de lo peligroso que puede ser comer ciertos alimentos que normalmente consideramos seguros y sanos.

¿Qué necesito si sé que estoy embarazada?

Cada una tenemos nuestro propio estilo de vida pero pero creo que mis recomendaciones son válidas para cualquier embarazada.

  • Lo primero pedir cita médica para tener un buen seguimiento y en caso de complicaciones que las detecten lo antes posible. En mi caso, cada embarazo suponía una anemia grabe que no supuso mayores problemas al ser controlada por el equipo médico. No te arriesgues ni un pelo. También te dirán lo que tienes que evitar comer y seguramente te recomienden algún complejo vitamínico.
  • Revisar toda tu ropa y seleccionar desde ya la más holgada para cuando la barriga empiece a crecer. Si usas tu ropa el mayor tiempo posible ahorrarás mucho dinero. En este post te hablo más de cómo vestir bien en el embarazo sin salirte del presupuesto.
  • Revisar tu dieta y aprender un poco a leer las etiquetas para distinguir que conviene y que no. Hay muchos nutricionistas que explican esto por Internet de forma clara y amena. No te costará más que unos minutos cada día. La ventaja es que este aprendizaje te servirá toda la vida y te vendrá genial para una vida familiar saludable.
  • Haz del descanso una prioridad. No es el mejor momento para forzar la máquina. El embarazo es la caña para el cuerpo y debes dormir tus horas. Si además tienes anemia, prepárate para necesitar dormir casi tanto como respirar. Yo me quedé dormida con la cabeza dentro del plato ¡horas!

Ideas para que tu embarazo sea más llevadero

  • Si vives en un país donde los seguros médicos son privados, marca una cita para revisar el tuyo y preparar el del bebé. Estarás más tranquila si sabes que vas a estar bien cubierta pase lo que pase.
  • Haz algún deporte. Unos músculos fuertes siempre ayudan. El parto tiene tela pero el post parto es un nivel de exigencia superior. Eso que piensas que es exagerado cuando te lo cuentan pero que después descubres que en realidad es mucho peor. No dormir y seguir día tras día, criando, cuidando a esa pequeña maravilla que depende de ti, es lo más difícil que he hecho en mi vida con diferencia.
  • Pregunta a tu matrona o ginecóloga como prepararte para el parto y como cuidar tu suelo pélvico y espalda desde ya.
  • Hidrata tu piel para evitar molestias cuando la piel se empiece a estirar. Truco para cuando estés muy cansada (y vale también para el post parto): usa un buen aceite de ducha, o sea, como el gel pero en aceite. Hace años que lo hato y me puedo saltar la hidratante varios días sin notarlo mucho eso que mi piel es extra seca. Es caro comparado con los geles normales pero compensa si tienes la piel seca. Pregunta en tu droguería o farmacia en el súper no suele haber, al menos por mi zona.
  • No almacenes comida basura en casa. Mejor fruta fresca, frutas deshidratadas o frutos secos si te da el hambre. Ganarás en salud pero no ganarás kilos.
  • Medita, pasa como con el deporte pero a nivel mental: te hace más fuerte.
  • Usa calzado cómodo. Notarás lo pies más anchos e incluso puede que hinchados si a eso le sumas los kilos extra te imaginarás lo que pueden sufrir. Cuídalos.
  • Revisa tu economía. Piensa en aumentar o crear un fondo de emergencia si no lo tienes ya. La vida es más fácil si tienes las espaldas cubiertas económicamente. Nunca se sabe.

Conste que creo que nuestra salud y bienestar debería ser siempre y no solo porque estamos embarazadas.

Pues solo me queda decirte que espero que tengas un embarazo genial y mucha salud para ti y tu bebé.

¿Cuál ha sido el cambio más grande que has tenido que hacer en el embarazo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *