Desayunos saludables para mañanas sin estrés

¿Estáis aún con la resaca post vacacional o echabais de menos las rutinas? Si es que a la vuelta al cole se le puede llamar rutina porque al principio a mí me domina la agenda de lo lindo.

Sea como sea, la vuelta a tener que salir de casa en hora por las mañanas es durillo, ¿o no? Esos desayunos sin hora fija de fin en pijama son un lujo hasta las próximas vacaciones aunque podemos tener unos desayunos en familia bastante agradables igualmente.

Os voy a contar el top de desayunos saludables y relajados en casa cuando hay cole. Porque, sí, se puede desayunar con relativa tranquilidad, sano y sin pegarse el madrugón para preparar nada.

Las claves de estos desayunos son tres:

  • Que nos gusten. Ya puede se lo más sano del mundo que si nadie se lo come, no vale de nada.
  • Que estén en la mesa en 5 minutos o menos.
  • Que no necesiten muchas cosas para prepararlos porque recoger también suma minutos y dejar la cocina hecha un estercolero NO es una opción.

Que sean desayunos saludables ya lo damos por hecho y, en nuestro caso, todo es siempre para toda la familia.

Cuando hay cole tengo mucho interés en que el comienzo del día fluya sin conflictos, sin gritos y sin presiones.

Repito, tengo mucho interés.

Pero mucho, mucho.

Definitivamente prefiero empezar las mañanas de buen rollo y como yo soy «la jefa» que dirige el cotarro, el buen rollo debe empezar por mí.

Lo que, sin duda, mejor me funciona es hacer las menos cosas posibles desde que nos levantamos hasta salir de casa. Nada de levantarme antes y hacer cuarenta mil cosas, que va. Yo duermo hasta el último segundo que puedo (os lo recomiendo mucho: dormid, descansad) y tengo el arranque del día lo más ligero posible.

Algún día os hablaré de la tirria que le tengo a esos y esas gurús tan nocivos del siempre-haz-más-y-después-más-aún, duerme menos horas para hacer más cosas que no te sirven para nada más que para borrar algo en la TO DO LIST. En fin, ese es otro negocio tema del que algún día hablaré.

Volvamos a los desayunos relajados y sanos.

Los desayunos con calma empiezan la noche o tarde anterior.

Resumiendo os diré que por las noches esta casa queda recogida y limpita con ayuda de todos y que cada uno tiene su ropa y desayuno del cole o trabajo listo antes de acostarse.

Así que, por las mañanas solo tenemos que vestirnos y hacer la cama, desayunar y recoger nuestro plato y taza, limpiarnos los dientes y fuera.

Lo único que puede complicarnos la vida mañanera, a parte de quedarnos dormidos, es tardar mucho en preparar el desayuno y eso lo tenemos bajo control hace tiempo.

Desayunar con calma es un placer. Para todos. Y ahí ponemos el foco.

Para ello tengo mi lista de desayunos favoritos, que va evolucionando y en el que todos opinamos. Mi consejo y que me funciona genial es que hagáis desayunos que se puedan preparar con antelación, incluso hacer más cantidad, congelar y tirar de reserva pero que tengáis un plan B de algo que se puede preparar en menos de cinco minutos.

Desayunos saludables para todos sin líos

No tenemos una necesidad de rotación y no nos importa desayunar una semana lo mismo, nos gustan todos y tenemos unas cosas y otras según se nos presenten los días. Acompañamos de leche, café o té y agua. Complicación cero.

  • Tortitas integrales. Las hago el día anterior y suelo hacer muchas ya que se congelan bien. Se pueden calentar en el micro o tomar frías. Por la semana las acompañamos de fruta fresca, mantequilla de cacahuete, coco rayado… También se las pueden llevar al cole porque no llevan azúcar o llevan muy poco.
  • Pan de leche semi integral, nueces y frutas casero. Pensaréis que es un gran trabajo pero como lo hago en panificadora no le dedico más de cinco minutos y de lo demás se encarga la máquina. Aunque mi panificadora la puedo programar, lo cierto es que lo hago siempre el día antes. Nos dura un par de días y también se lo pueden llevar al cole. No os puedo decir lo que les gusta a los peques. Dejaré la receta y el vídeo en las próximas semanas.
  • Pan con aceite y ajo o con mantequilla de cacahuete y fruta fresca. Un básico que es fantástico. El pan lo compro de molde integral para no complicarme y en casa siempre tenemos mantequilla de cacahuete, aceite de oliva virgen extra y ajo en polvo por eso es de lo que tiro cuando no tengo nada preparado. El untado no lleva más que unos segundos por rebanada. En medio de la mesa, un plato con fruta fresca cortada para todos.
  • Muesli casero. Tomar avena es muy sencillo y si la preparáis la noche antes mejor. Consejo: NO la comáis cruda. Es una moda añadirla a todo, hasta al yogur pero debéis cocinarla y más si tenéis peques. Lo bueno de preparar el muesli en casa es que podéis hacer mil combinaciones. Se puede tomar frío tal cual, añadiendo leche, yogur, fruta fresca, nueces…

En este momento, esos son nuestro favoritos pero iré añadiendo los que vayamos incorporando y las nuevas recetas.

¿Tenéis el momento desayuno antes del cole controlado o es medio caos? ¿Madrugón o mejor noches organizadas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *