Crumble de frutos rojos fácil y delicioso [con vídeo]

El crumble es basicamente un pastel o torta donde hay una capa de fruta cubierta por una masa desmigada. La masa suele ser tipo galletas, para entendernos, y no tipo pan o bizcocho.

Es una receta ideal para aprovechar fruta.

Este que os traigo tiene un sabor espectacular. Lo hago con harina integral de espelta, copos de avena y azúcar integral molido pero podéis usar harina y azúcar comunes y corrientes.

Voy a usar ruibarbo, frutos rojos y fresas pero podéis usar la fruta que queráis. Cuando más dulce la fruta, menos azúcar necesitaréis. Incluso lo podéis hacer sin azúcar.

Puede ser fruta fresca o congelada, la única diferencia es que le llevará unos minutos más al relleno hervir.

Con ruibarbo, vais a tener que poner azúcar sí o sí, ya os lo digo. Parece mentira pero antes de llegar a Suiza no tenía ni idea de lo que era el ruibarbo y ahora me encanta y lo uso un montón.

Si tenéis invitados, este crumble va genial porque está bueno, es muy vistoso y lo podéis preparar con antelación. Además, como uso aceite y no mantequilla para la masa, lo podéis hacer vegano usando agua o bebida vegetal en vez de leche.

En el vídeo podéis ver bien como extender y desmigar la masa del crumble y también como queda el relleno.

Esta receta es una evolución más saludable de una que me dieron de crumble de ruibarbo cuando llegué a Suiza.

Ingredientes para el crumble de frutos rojos

Por un lado tenemos que hacer la masa y por otro el relleno. Os dejo lo que uso pero también otras opciones que he probado y sé que quedan bien.

En cuanto al azúcar del relleno tenemos bastante flexibilidad y podemos poner a nuestro gusto. A mí no me gusta que todo sepa a azúcar, me gusta apreciar el sabor de la fruta y siempre pongo lo mínimo y prefiero añadir una cucharadita más si es necesario que pasarme.

Por cierto, las medidas son con taza o vaso.

Ingredientes masa del crumble

  • 3 tazas de harina. Uso dos y media de harina de espelta integral y media de copos de avena pero podéis usar harina blanca normal. La media taza de avena es porque le da una textura que me gusta mucho.
  • Un poco de sal.
  • 1 cucharada de azúcar. Uso uno integral molido que tiene un aroma increíble pero podéis usar azúcar normal.
  • 2/3 de taza de aceite. Uso de girasol.
  • 1/3 de leche. Podéis usar también agua o bebida vegetal.

Ingredientes para el relleno

Como os decía, podéis usar la fruta que queráis y vale tanto fresca como congelada. El azúcar va en función de lo dulce que sea la fruta que uséis.

  • 5 tazas de fruta. En el vídeo veréis que pongo dos de ruibarbo, una de frutos rojos y dos de fresas. Con mitad frutos rojos mitad fresas queda genial también, pero le basta con un tercio de taza de azúcar.
  • 1/2 taza de azúcar. Lo dicho, el azúcar depende de la fruta. Imaginad que tenéis unos mangos maduros por ahí. Pues en ese caso no necesitaría nada de azúcar.
  • 3 cucharadas de harina o Maizena para espesar el relleno.
  • 1/4 de taza de leche/nata/agua.
  • Pizca de sal

Preparación del crumble

El relleno

Ponemos la fruta y todo el azúcar menos una cucharada en una cazo al fuego y vamos removiendo de vez en cuando.

En este momento, empiezo ya con la masa y cuando la base del pastel está en el horno, espeso el relleno.

Para espesar el relleno, apartamos el cazo del fuego y añadimos la cucharada de azúcar mezclada con la harina o maizena. Añadimos también la leche y removemos bien.

Volvemos a ponerlo a fuego bajito hasta que espese. En cuanto espese apartamos del fuego y reservamos.

La masa

Lo único que tenemos que hacer es mezclar los ingredientes secos y después añadir la leche con el aceite. Amasamos hasta que quede todo bien integrado y dividimos la masa en dos partes. Una parte para la base de como dos tercios de la masa y el tercio restante lo reservamos para la cubierta.

Esta división de la masa puede variar según vuestro molde. En mi caso, el molde es de 26 cm.

Ponemos el horno a precalentar a 180 grados Celsius.

Ahora extendemos la parte de la masa más grande sobre el molde (en el vídeo se ve bien como) y horneamos 15 minutos.

Horneamos 15 minutos a 180 grados Celsius.

Montar el cumble

Una vez pasados los 15 minutos del horneado de la base, ponemos el relleno de fruta sobre la base y desmigamos el resto de la masa por encima.

Horneamos 20 minutos más a 180 grados Celsius.

Dejad que enfríe un poco antes de desmoldar.

Listo.

A disfrutar.

¿Habías hecho crumble alguna vez? ¿Se te había ocurrido aprovechar la fruta así?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *