Saltar al contenido
Trucos de Familia

Como nos ahorramos cientos de euros en telefonía e Internet

Como ahorramos en Internet y teléfonos

Decidir a donde va el dinero que ganamos es la base del ahorro.

Es un error centrarnos en ganar mucho pero NO llevar control de los gastos no saber a donde va el dinero. Hay decisiones que nos ahorran un poquito cada mes pero con el paso de los meses y años suman miles de euros.

Os lo aseguro porque es lo que nosotros hacemos hace años y esto nos ha permitido tener cierta tranquilidad económica.

Creo que el control del dinero es una tarea prioritaria para la familia siempre pero a muchos la situación que estamos viviendo los va a obligar a hacerlo ahora aunque hace unas semanas ni se lo hubieran planteado.

Empezar a controlar y ahorrar en telefonía e Internet es importante porque es un dinero mensual que ser repite año tras año (un buen pico, vamos). Es un buen punto de partida ya que no afectará a nuestra calidad de vida pero será un dinerito que se quedará en casa.

Nosotros hemos cambiado bastante de compañías de teléfonos e Internet y siempre hemos salido ganando (el 40% casi la última vez que cambiamos la de teléfono y con mejores condiciones). Lo cierto es que a veces ponerse con los trámites o buscar la tarifa que más nos conviene es un lío y nos echa para atrás. Pero si al final dejas de pagar 100 o 200 euros al año, el esfuerzo compensa. Y si el ahorro lo multiplicas por 5 o 10 años seguro que te animas a buscar una tarifa mejor.

Lo que tenemos que hacer, como siempre digo, es pensar lo que nos interesa a nosotros y no dejarnos encandilar por la publicidad. Así evitamos contratar cosas que no necesitamos o que no usamos (miles de canales, más datos de los que usamos, velocidad para gamers cuando casi ni vemos Youtube…).

Como ahorramos en Internet y telefonía

Os voy a contar como lo hacemos nosotros y entenderéis como hemos conseguido ahorrar miles de euros sin esfuerzo.

Como ahorramos en telefonía e Internet

Nosotros seguimos un proceso cíclico, sin agobios y actuamos cuando nos interesa. Lo hacemos así desde hace muchos años, así que nos resulta muy fácil y natural hacerlo. Os cuento nuestro proceso (¡ es más complicado escrito que en la realidad!)y más abajo os doy unos puntos con lo que tenéis que mirar sin falta para ahorrar vosotros móviles e Internet. A veces pagamos demás ¡y no lo sabemos!

  1. Conocemos los contratos que tenemos, es decir, sabemos que tenemos contratado (velocidades, límites, canales, roaming, canales temáticos extras, líneas, llamadas gratis,…) y por cuanto tiempo tenemos que tener el contrato. Esto es lo más importante porque si no sabes lo que tienes, no sabes que estás pagando.
  2. Sabemos cuanto estamos pagando. Lógico, ¿no? Como voy a ahorrar o encontrar una tarifa mejor si no sé ni lo que pago.
  3. Vamos viendo las ofertas de las compañías y las comparamos con la nuestra continuamente, para estar al tanto de los precios.
  4. Sabemos lo que necesitamos. Analizamos lo que necesitamos NOSOTROS desde el uso que hacemos no desde la «necesidad» que nos crea la publicidad (o los vecinos o un cuñado). Así evitamos caer en SUPEROFERTAS que ofrecen mucho por un «poquito más» pero que no son lo que necesitamos y nos ahorramos ese poquito más. 10 euros al mes son 120 al año. 1200 euros en 10 años. Eso es el poquito más.
  5. Vamos de menos a más, es decir, contratamos lo mínimo que necesitamos y ampliamos si es necesario. Nunca hemos tenido que ampliar. Es curioso que nuestro cerebro (y la publicidad) siempre nos hagan pensar que «a lo mejor no es suficiente».
  6. Miramos todos los costes. Cuando una tarifa nos gusta más que la que tenemos miramos también cuanto nos cuesta darnos de alta , si tiene algún pago adicional (alquiler de línea, router) y si esa compañía nos puede dar el servicio donde vivimos.
  7. Comprobamos si esa tarifa es temporal o definitiva. Suelen ser más baratas los primeros meses como cebo y después suben. Aún así, a veces compensa pero otras veces, NO.
  8. Contratamos. De nada sirve todo lo anterior, si no hacemos el cambio.

En realidad, muchas veces con leer bien el contrato y eliminar cualquier cosa que tengamos doble ya nos estamos ahorrando un pastón.

Puntos que debes llevar a cabo sin falta

La primera vez parece un rollo pero con el tiempo aprendemos a pasar un poco de la publicidad y a centrarnos en nuestras necesidades reales. Es ahí donde el ahorro es más grande y consistente ya que lo mantendremos en el tiempo.

Puntos que NO debes saltarte:

  • Empieza por leer tu contrato y saber que tienes contratado y el tiempo de permanencia. A veces, pagamos un extra por cosas que ni sabemos que tenemos.
  • Da de baja TODO lo que no estés usando. Normalmente esto significa un cambio de tarifa.
  • Da de baja todo lo que tengas por duplicado. Puede pasar que contratamos algo con otra compañía y resulta que lo teníamos en nuestro paquete y estamos pagando doble. Ejemplos (a evitar a toda costa):
    • Vas de vacaciones y te haces con una tarjeta prepago cuando resulta que tu contrato móvil incluye roaming en ese país.
    • Tienes contratado Netxflix pero tu tarifa lo incluye y no lo sabías. Lo estás pagando 2 veces.
    • Tienes un paquete que incluye telefonía móvil y sigues pagando a otra compañía. Doble contrato móvil ¡qué no usas!
  • Comprueba las compañías que dan cobertura a tu vivienda y estudia solo esas ofertas. Evita perder el tiempo y céntrate en estudiar las mejores tarifas.
  • Estudia las ofertas por compañías, por ejemplo, si Orange tiene cobertura en tu zona mira todas sus tarifas y seleccionas las que mejor te encajan de esa compañía.
  • De las tarifas que te gustan comprueba si son ofertas limitadas y los gastos de alta que tiene. Descarta las que no te convenzan y apunta las que te gusten.
  • Repite con otras compañías que tengan cobertura.
  • Compara las ofertas con las que te has quedado y elige la más barata ;D. Recuerda que siempre puedes ampliar.
  • Comprueba las permanencias. A veces lo que te interesa puede ser contratar Internet sin permanencia porque es algo temporal y otras la permanencia te puede dar igual. Elige siempre lo que más te interese.
  • Calcula cuanto te sale una paquete con todo incluido y cuanto te saldría tenerlo por separado en compañías distintas. Todo suma y todo resta. No tengas una idea fija o hagas algo por comodidad. Elige la opción que te salga más barata.
  • Si necesitas algo ocasionalmente, comprueba cuanto te costaría contratarlo contratarlo con pago mensual y cuanto suelto (partidos, películas, roaming).

Al final, ahorrar es cuestión de tomar la decisión de hacerlo y no ir pagando y ver lo que sobra. Es decir, decidir que hacer con nuestro dinero y no simplemente verlo como se va.

Diez o quince euros aquí, cinco allá y otros diez allá cada mes hacen un montón de dinero a final de año. Pequeñas decisiones que hacen una gran diferencia en la economía familiar.

¿Tenéis siempre los mismos contratos de telefonía e Internet o los revisáis regularmente?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Debes leer y aceptar la política de tratamiento de datos.
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.