16 Sep

Qué necesita el recién nacido para dormir seguro

Hoy te voy a hablar de lo que necesita el bebé recién nacido para dormir seguro. También te cuento algunas otras cosas que seguramente te harán la vida un poco más fácil. Si lo prefieres puedes ver en este vídeo (más nuevo que el post) donde también te cuento cómo hacer la cuna sin peligro para el bebé:

Ya habrás oído que los primeros meses el bebé pasará mucho tiempo durmiendo, aunque no siempre sea cuando a una/uno le viene bien.

Tienes que tener claro que la prioridad son el descanso y la seguridad del bebé a la hora de dormir y no la belleza de la cuna o colchas.

A continuación te cuento lo básico que necesitará tu recién nacido para dormir.

Básicos del recién nacido para dormir

Si decidís hacer colecho 100%, sáltate el punto uno. Los demás puntos siguen igual pero en vez de para la cuna para la cama.

  1. Minicuna, o moisés
    , (los primeros meses) o cuna. La minicuna
    o moisés son más prácticos para llevar por toda la casa durante el día. Incluso si hacéis colecho desde el principio te serán muy prácticos pero solo sirven unos meses.
  2. Colchón firme perfectamente ajustado a la cuna.
  3. Dos juegos de sábanas . Alguna sábana extra para el colchón te vendrá bien si regurgita a menudo.
  4. Una manta de grosor ajustado a la temperatura que hará en la época del nacimiento o , más adelante, dos sacos de dormir. Yo no usé sacos de dormir . Mi hija con un poco de calor que tenga no duerme ni ha dormido nunca pero para ir a pasear van mejor que una manta. La manta la uso cuando estamos en la terraza o balcón. En la cuna NO se recomiendan.
  5. Un protector para el colchón lavable que quede bien ajustado al mismo. Hazte con uno más si tu bebé regurgita mucho. Este de 50×80 cm transpira y es impermeable, aquí de 60×120 cm.
  6. Pijamas de cuerpo entero para dormir. Más o menos finito así no tienes que preocuparte de si se le salen los patucos patucos, ni si le entra frío por la barriguita ni nada de nada.

Como extra yo te recomendaría unas muselinas para envolverlo. Con algunos niños es mano de santo, se relajan y se duermen por que están acurrucaditos como en el útero. Mira que sean transpirables y de calidad porque algunas no son de algodón y hacen que suden y otras son muy toscas al tacto.

En realidad, no se necesitan demasiadas cosas pero hay varios factores a tener en cuenta. Lo más importante es seguir las recomendaciones para evitar el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante(SMSL) . Con respecto a esto, a nosotros nos recomendaron acostarla siempre boca arriba en el hospital y unas cuantas cosas más que ahora te cuento.

Si quieres saber como escoger una silla o carrito para el bebé tranquilamente y sin salirte de tu presupuesto pincha aquí.

Recomendaciones de seguridad a tener en cuenta al adquirir la cuna y ropa de dormir del bebé

  • El colchón debe ser firme, que el bebé no se hunda en él.
  • Nada de almohadas, peluches, lazos, cintas o protectores «antichichones» acolchados. Nada de nada. Cero.
  • Sábanas de algodón, no deben ser de franela ni de ningún material que suelte pelusa.
  • Las sábanas bajeras deben ajustarse muy bien al colchón para evitar que cuando el bebé empiece a moverse se puedan soltar y se enrolle en ellas. Aquí puedes ver como se recomienda hacer la cuna para evitar incidentes.
  • La sábana de arriba o colcha debe estar bien metidos por debajo del colchón por la parte de abajo y laterales para evitar el el bebé se envuelva con ellos.
  • Entre los postes de la cuna no debe poder meterse la cabeza del bebé.
  • El colchón debe quedar bien ajustado al tamaño de la cuna. Si es más pequeño, el bebé puede quedar atrapado entre el colchón y la cuna.
  • La cuna debe ser robusta, no es plan de que se le caiga al niño encima. Nuestra minicuna era de tela pero imposible que se desmoronara sobre la peque.

Consideraciones prácticas y de higiene:

  • Las sabanas se lavan fácilmente pero las colchas y mantas, no tanto. Por eso es mejor no prescindir de la sábana superior, siempre protegerá la colcha o manta.
  • El colchón no se lava por eso te recomiendo protectores para el colchón. Los hay de tela que se pueden lavar y desechables. Comprueba siempre que estén bien estirados debajo de la sábana del colchón para evitar incidentes.
  • El recién nacido, al principio, no se mueve apenas pero suele regurgitar leche: una toalla debajo de su cabecita al dormir, metida por los laterales del colchón nos evitará muchos lavados de sábanas.
  • Tener en cuenta en que época nacerá el bebé. No necesitarás lo mismo si hace 5 grados que 30.
  • Las primeras semanas el bebé no se mueve casi por lo que no necesita saco de dormir. Además el saco de dormir sufre más con los lavados y no se seca tan rápido. Otro problema de los sacos de dormir es que si pasa calor no podremos quitárselo sin despertar al bebé (miedito).
Qué necesita el bebé para dormir seguro y cómodo

Somos muy fans del colecho pero la verdad es que la primera parte de la noche siempre la hizo en su cuna o minicuna más feliz que una perdiz.

También te puede interesar este post sobre lo que necesita el bebé para viajar y pasear seguro.

Las primeras semanas le ponía una pequeña toalla bajo la cabeza cuando la acostaba pero en cuanto empezó a mover su cabecita deje de hacerlo por precaución (SMSL) (la ponía debajo de la sábana).

Por el día, después de levantarnos siempre aireaba (lo he hecho toda mi vida y lo sigo haciendo) muy bien la habitación. Intento tener aire fresco y una temperatura agradable en la habitación a la hora de dormir. Nunca usé más de una manta y una colcha o edredón. Si yo tenía calor, le sacaba la colcha al bebé e incluso le bajaba la manta. En abril hizo muchísimo calor y sólo dormía con su pijamita. Nació en febrero.

Para la salud del bebé el descanso es muy importante, claro, pero no hay que olvidar que si el bebé duerme bien también la madre y el padre lo podrán hacer y tendrán más ánimos y energías para cuidarle. Además la madre se recuperará antes. Lo se por experiencia, mi niña en seguida empezó a dormir cinco-seis horas seguidas por la noche. 

¿Sabes cuál era su lugar preferido para dormir por el día? En el fular portabebés :D.

Lo dicho, merece la pena esforzarse en buscar todo lo que necesita para dormir con tiempo. Este esfuerzo no significa ni gastarse mucho dinero ni tener mil cosas sino al revés: tener lo necesario y de calidad, nada cosas que no usamos ocupando sitio.

¿Me falta algo que vosotras pondríais? ¿Qué fue lo imprescindible para ti?

***Este post fue publicado originalmente en marzo de 2015 y el vídeo es de septiembre de 2019.

26 Jun

Cómo escoger el sombrero perfecto para toda la familia

Ha llegado el sol intenso, intensísimo, y toca protegerse. Si bien es cierto que a los más peques les ponemos siempre sombrerito, de los niños no tan peques y de nosotros mismos solemos restarle imporntacia y lo dejamos pasar. En una encuesta que hice en mi Instagram solo el 21% de las y los votantes usamos sombrero. ¡Me parece poquísimo! Sobretodo en las que pasamos mucho tiempo fuera con los peques.

No sé ni cuando empecé a usar sombrero pero en cuanto sube la temperatura no salgo sin él. Va con las gafas de sol, es ya un gesto automático. Los peques tienen los suyos en una caja junto a la puerta y ellos mismos escogen el que quieren llevar cuando salen sin decirles nada. Tener dos es suficiente si uno es neutro y va con todo, con el otro podemos arriesgarnos más.

Tanto para pasear como para pasar la tarde en el parque, playa o piscina, mantener la cabeza tapadita del sol es algo que nuestra salud va agradecer. Por no hablar de lo bien que tapan un buen despeinado o un pelo regulín de limpio ;D.

El sombrero nos puede evitar quemaduras, dolor de cabeza y muchas arrugas. La clave es elegir un modelo que nos resulte cómodo y nos guste, así nos lo pondremos seguro.

Claves para escoger sombrero

El objetivo de los sombreros es mantener la cabeza más fresca y proteger la piel de la cara, orejas y nuca de la acción del sol. De paso, si vamos monos, pues mejor.

  1. Talla correcta: si aprieta nos dolerá y nos hará sudar y si es muy grande se caerá y no se mantendrá en su sitio. Para saber la talla tenéis que medir la frente por encima de las cejas. En Internet encontraréis muchas tablas para saber que talla os corresponde según vuestro país.
  2. Material: para el verano debe ser ligero tela o paja, por ejemplo. Nada de sombreros de plástico o piel gruesa o se os achicharrará el cerebro (quizá eso no pero puede contribuir a un golpe de calor o dolor de cabeza).
  3. Color: los colores claros reflejan la luz del sol y nos ayudan a tener la cabeza más fresquita. Con los oscuros pasaréis mucha más calor, dejadlos para entretiempo. Por otro lado, los colores neutros son más fáciles de combinar ;D.
  4. Bisera o sombrero: la bisera tiene la desventaja de que no tapa la nuca ni las orejas pero la ventaja de que la puedes meter en cualquier bolso.
  5. Protección solar: para los bebés existen gorras con factor solar muy alto chulísimas que cubren la nuca y las orejas. Pero si sudan mucho, veréis que aguantarán mejor un sombrerito porque les da más el aire por la nuca (esto nos pasó a nosotros con el peque).
  6. Tamaño del ala: un pamelón puede ser muy mono pero es imposible de llevar si hace algo de viento, tienes que pegar una carrera detrás de un peque o hay mucha gente. Para estar en tu terracita o jardín leyendo es ideal, también para paseos tranquilos sin viento y queda mono en eventos (incómodo, vas chocando con todo el mundo). Si aún así quieres pamela elige ala no muy ancha y flexible que son más ponibles. Los de ala más corta son más cómodos. Si estás en zona de mucho viento, añádele un cordón y listo.
  7. Completos o sin la parte de arriba: sin la parte de arriba van bien para entretiempo pero con sol intenso mejor completo.
  8. Estilo: Busca y rebusca, seguro que encuentras algo que va ideal contigo. Pasa de supermega moda del momento, si no es lo tuyo. Para los hombres también los hay ideales aunque solo los más estilosos dejan las biseras y se los ponen a diario ( ¿o no?). Con los niños es cuestión de acostumbrarles de pequeños y dejarles escoger cuando son un poco más mayores aunque será difícil obligarles si no quieren.

Pues ya sabéis como escoger un sombrerito. A mí me toca comprar uno o dos porque solo tengo uno que han espachurrado en la mudanza.

TIP: en invierno dejadlos con un chal o algo dentro para que no pierdan la forma y os durarán varias temporadas.

¿Cuál es el sombrero de tu vida?

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar