04 Sep

Tips antiestrés para mamás somnolientas

No hay nada que se compare a tener a tu bebé en brazos, mirarlo y remirarlo. Es increíble. Lo mejor del mundo, mundial y más, mucho más. El trabajo que da también es increíble. No tanto por el trabajo en sí si no por el caos en el que convierte tu vida sin horarios.

Cuando estás embarazada por primera vez todas la madres y padres que te encuentras te dicen que aproveches porque después de que nazca el bebé no tendrás tiempo para nada durante meses. Tú piensas que te da igual que será genial estar con tu bebé y que ya encontrarás tiempo.

Tienes claro que no será para tanto hasta que llega el bebé.

Ahora entiendes lo que querían decir con ‘para nada’.

Para nada de nada.

De nada.

Soñarás con una ducha tranquila.

Un frenético e imprevisible horario dirigido por el recién nacido dominará por un tiempo tu mundo.

El caos, con previo aviso, se ha asentado en tu vida y no ves como deshacerte de él. El no dormir, el baile hormonal y la casa patas arriba te pueden jugar una mala pasada así que hay que buscar soluciones ya.

Con las hormonas tendrás que dejar pasar el tiempo y poco a poco volverán a lo suyo pero lo del caos en casa y lo de dormir lo podemos mejorar desde ya. Es más, una cosa ayudará con la otra.

Las mamás somnolientas deben hacer un esfuerzo más y empezar por establecer prioridades y tener claras unas cuantas cosas:

  • El bebé y la mamá son lo primero.
  • Necesitas estar bien para poder cuidar al bebé.
  • Tienes que alimentarte bien para recuperarte del parto y sentirte más fuerte.
  • Tienes que dormir.
  • El bebé no tiene unos ritmos de comida ni de sueño y es normal, no haces nada mal.
  • No es bueno dejar llorar al bebé. Está más que demostrado así que pasa de los que te dicen lo contrario.
  • Eso de acostumbrarlos a los brazos es una chorrada. ¿Qué hay de malo en acostrumbarlo a tu cariño? ¿Es mejor acostumbrarlo a pasar de él y a despreciarlo?
  • Las visitas NO son más importantes que tú o tu bebé.
  • Te criticarán y te darán mil consejos como si fueras tonta de remate, pasa mucho de esta gente y luego, pasa un poco más. Qué ya con lo tuyo tienes bastante sin tener que aguantar al personal.
  • El polvo no se irá a ningún lado, créeme. Primero vosotras, recuérdalo.
  • Disfrutar de tu bebé no es de vagos, es de buenas madres y padres.
  • Si quedan manchas de caca en los bodies, no te preocupes, otra mancha de caca la tapará.

Ahora que tenemos la situación sobre la mesa y ya ves que no eres la única sumida en el caos y hasta el moño de mucha gente, relajémonos y pasémos a la práctica.

Tips antiestrés para mamás con mucho sueño

  1. Haz una buena lista de la compra. Nada de hacerla con prisas, tómate tu tiempo. Puedes hacerla en el móvil mientras amamantas y después repasar si te falta algo en un momento. Te alegrará poder comprar muy rápido si al bebé le entra el hambre y saber que lo tienes todo (o casi).
  2. Muchas bolsas de verduras congeladas. Están listas en minutos, no necesitan casi preparación y son muy fáciles de combinar. Ideal para una buena alimentación y para perder peso. Hay muchas mezclas distintas para que no te aburras.
  3. El cuscús será tu gran amigo. Solo tienes que ponerle sal y las especias que quieras, añadirle agua hirviendo y en unos minutos listo. Ni remover, ni se pasa ni nada. El acompañamiento perfecto.
  4. Las verduras frescas mejor en bolsas ya lavadas. Limpiarlas y cortarlas lleva un tiempo que puedes dedicar a dormir o a pasear.
  5. Ten una lista de recetas rápidas y sanas como arroz con verduras congeladas y curri, espagueti con otro mezcla de verduras congeladas y atún o sardinas, tortilla francesa con mezcla de verduras congeladas a la plancha…
  6. Hazte con una buena sartén antiadherente, más fácil y rápido cocinar y lavar. En esta no se pega nada de nada. La uso todos los días: huevos, la tortilla francesa, pescado, verduras solo con unas gotas de aceite. ¡Me cambió la vida, jajajaja!
  7. Usa el horno. Puedes meter la comida a baja temperatura tapada con papel de aluminio durante varias horas. No tendrás que preocuparte por que se queme si te quedas dormida o si no la puedes atender por lo que sea.
  8. Portea al bebé también dentro de casa. Estará tranquilo mientras doblas ropa o guardas la compra, por ejemplo.
  9. Duerme con el bebé la siesta siempre que puedas. Cuando duerma querrás siempre aprovechar para hacer mil cosas. Ok. Haz alguna pero duerme, no sabes cuando será tu próxima oportunidad de hacerlo.
  10. Para las visitas, galletas del súper, no te líes a ponerles algo superespecial, lo entenderán.
  11. Aprovecha cada oferta de ayuda. La gente que te quiere te preparará la comida, pasará el aspirador, planchará o cuidará al bebé mientras te duchas de muy buena gana. Dales el gusto y dátelo a ti.
  12. Pon el teléfono en silencio. Siempre suena justo cuando acaba de dormirse.
  13. Plancha lo imprescindible.
  14. Sal a pasear todos los días al menos 20 minutos. Oblígate a romper tu encierro. Aclararás tu mente, activarás tu cuerpo, perderás peso y así te sentirás mejor y querrás salir más. Cada vez tendrás menos quilos y más energía. Puedes portear al bebé si no le gusta el carrito.
  15. Marca una hora para acostar al bebé y respétala. Aún con visitas. Te ayudará a tener una referencia de cuando acaba el día. La nuestra es al rededor de las ocho de la tarde. Unos días tardará más y otros menos en dormirse pero una vez lo haga dispondrás de unas horas libre.
  16. Disfruta de tu bebé, no te cortes. No dejes que nadie te agüe la fiesta con comentarios estúpidos de si lo vas a malacostumbrar. Esta más que demostrado que el amor no es malo. Los palos y desprecios, sí lo son.
  17. Tu marido está más perdido que tú. Dale pistas de como te sientes o que necesitas…aunque tú aún no lo tengas claro. Os evitará más de una discusión chorra.
  18. Mientras amamantas, que será durante mucho tiempo al día, busca actividades que te entretengan y puedas hacer fácilmente: leer los libros que te apetezcan en el Kindle, mirar ideas geniales para cocinar rápido y sano en el Pinterest(me puedes seguir aquí), leer las noticias en Twitter(sígueme en @TrucosdeFamilia), ver lo último en Instagram(búscame soy @trucosdefamilia),buscar información sobre la crianza, ver tu serie favorita…
  19. Cuando te sientas desbordadísima, respira ondo y mira a tu bebé. Ya sonríes, ¿a que sí?

Aunque hice este post pensando en mamás de recién nacidos y especialmente primerizas, muchas de estas sugerencias las puedes aplicar a cualquier momento de tu vida. A mi lo de las verduras congeladas y el horno me soluciona muchas papeletas. Por no hablar del cuscús.

¿Cuál es tu tip antiestrés preferido o cuál darías a nuevas mamás?

Coméntame o comparte lo que quieras.