18 Sep

16 trabajos para mamás fuera de casa, remunerados y flexibles

Tras el éxito del post 13 trabajos para mamás remunerados y sin salir de casahoy te traigo más ideas de trabajos especialmente aptos para mamás que por lo que sea no tienen un trabajo fuera de casa estable.

En este post NO encontrarás trabajos que puedas realizar en casa, al contrario, los tendrás que realizar fuera de casa.

Salir de casa unas horas a la semana no te vendrá mal, créeme, por experiencia te lo digo. Cambiar el chip por una o dos horas te vendrá genial y volverás a casa con más ánimo, nuevas ideas y dando muy poca importancia a cosas a las que antes le dabas mil vueltas. Sabes a que me refiero, ¿no? Pues eso.

Además volverás con algo de dinero que siempre viene bien. Por supuesto que el dinero no es importante…para quien tiene muchísimo. Al resto de los mortales nos toca ganárnoslo día a día. ¡Qué se le va a hacer, oye!

Como en el anterior post no son trabajos diarios con horarios fijos que tan mal nos van a las mamás que tenemos complicado encontrar a alguién para cuidar a los peques. Son trabajos en los que, en general, tú puedes gestionar el tiempo según te convenga.

Serás tu propia jefa. No te des mucha caña. Disfruta, trata bien a los cliente y saldrás ganando en todos los aspectos.

En la lista de hoy he incluido trabajos de una o dos horas y otros que quizá duren un poco más pero en los tienes bastante libertad para decidir cuando hacerlos.

Trabajos remunerados fuera de casa para mamás

  1. Regar las plantas cuando los dueños estén fuera de casa.
  2. Dar de comer a las mascotas cuando los dueños no estén. Pregunta siempre el tipo de mascota. Si le tienes miedo a las arañas, no aceptes alimentar arañas desde el primer momento. Marca tus límites y respétalos.
  3. Pasear perros cuando los dueños no están o cuando no pueden o no les apetece. Rechaza a los perros que te den problemas. Recuerda que algunos perros deben ir por ley con bozal.
  4. Hacer la compra. Esto va muy bien para personas mayores con problemas de movilidad o gente muy ocupada. Ir al súper no es la única alternativa piensa en moda, decoración, ordenadores, teléfonos, coches, pintura para la casa, maquillaje o cremas, gallinas, una piscina, un acuario… o lo que sea tu especialidad. No te tires a comprar de lo que no tengas ni idea. De lo que se trata es de asesorar en lo que sabes no inventar o no llegarás lejos.
  5. Acompañar a mayores a hacer la compra. Ellos pueden hacer la compra pero cargar las bolsas es un problema. Puede que solo te pidan que les subas las bolsas o se las acerques a casa. Esto tiene doble compensación porque de los mayores siempre se aprende algo.
  6. Hacer fotos por encargo. Si lo tuyo es la fotografía(buena fotografía) hay gente que necesita fotos de algo concreto pero que un estudio de fotografía no se lo hace por que no le compensa: pequeños cumpleaños, babyshower, desdedidas, pedidas de mano o encargos de restaurantes o empresas locales que quieren fotos de calles, mercados, su plato estrella…
  7. Entrenadora personal para pequeños grupos. Os reunís en un punto (puede ser un parque público) y hacéis lo vuestro. Con un precio por grupo tu ganas más y ellas pagan menos. A mí se me ocurre un grupo para mamás que quieran recuperar su talla, señoras mayores que quieran mantenerse activas… Te vendrá genial, genial.
  8. Clases a pequeños grupos en un lugar público, en sus domicilios, en un bar…Aquí se hace bastante con lo de los idiomas. Si no tienes un sitio, es la mejor opción.
  9. Enseñar a cocinar, planchar, lavar la ropa, mirar el aceite al coche… a domicilio.
  10. Si eres manitas y sabes hacer decoraciones para fiestas originales y chulas(te lo sugería en el anterior post) puedes cobrar por decorar tu misma el local de la fiesta.
  11. Pintar paredes artísticas. Si sabes pintar, puedes pintar lo que te pida el cliente en paredes de casas privadas, bares, floristerías….lo que sea.
  12. Anima fiestas infantiles. Si lo tuyo son los niños y las manualidades te divertirás un montón. Define el tiempo que vas a estar, el material y el precio de antemano.
  13. Cuidar el huerto. Bien porque los dueños no están o no tienen tiempo pero quieren comer sano.
  14. Cortar el césped y podar los árboles del jardín.
  15. Enseñar a cultivar un huerto. Desde sembrar hasta podar. Mucha gente quiere un huerto pero no sabe como trabajarlo, si tu sabes, apróvechalo.
  16. Organiza eventos: baby shower, cursos, mercadillos,…

Para temas legales os recomiendo ir a vuestra asesoría de confianza. Piensa en tu pensión y en tu seguridad social.

Opciones hay, tanto desde casa como saliendo y sin tener que ajustarnos a un estricto horario. Lo que tienes que hacer es analizar lo que sabes hacer, lo que puede interesar donde vives y lanzarte a hacerlo.

Esta lista tan flexibe te permite combinar varias opciones. También puedes combinar esta lista con la lista de  trabajos que puedes hacer sin salir de casa. Puedes cortar el césped y dar clases de lo tuyo en casa o pasear a un par de niño un par de veces a la semana (y de paso paseas al tuyo) y hacer decoraciones para fiestas el fin de semana.

Yo usaría un número de móvil y un email solo para este fin, haría unas tarjetas y pondría anuncios en todos los lugares que pudiera. Empezar es lo más difícil. Nos ponemos tantos peros y planificamos tanto que no arrancamos nunca.

Deja de pensar y pasa a la acción.

¿Eres de las planificar eternamente o eres de las que según lo dice ya está empezando a hacerlo?

 

11 Sep

13 trabajos para mamás remunerados y sin salir de casa

Si como yo te quedas en casa para cuidar a tu bebé una temporada puede que a tu familia le vengan bien unos ingresos extra. No todas las familias pueden vivir con un solo sueldo por más ajustes que hagan o los ajustes os restan comodidad en el día a día.

Pasado el trance de los primeros meses en los que el bebé no te dejará tiempo para nada, tal vez te plantees trabajar a tiempo parcial por cuenta ajena o hacer algo en casa con lo que puedas generar ciertos ingresos.

De lo que te quiero hablar hoy es de trabajar sin salir de casa. Me refiero a hacer un trabajo remunerado, del otro tendrás más que de sobra en casa.

Quizá no estés preparada en este momento para emprender un negocio en toda regla con todo el esfuerzo y dedicación que supone pero sí para dedicar algunas horas a la semana a hacer algún trabajo para otros que te reporte algún dinero. Si es algo que realmente te gusta y haces bien puede que con el tiempo sí se convierta en algo más que trabajillos puntuales.

De momento empieza por analizar tu situación y ver qué es viable. Los puntos más importantes a tener en cuenta son:

  • Tiempo libre del que dispones. Que días de la semana y a que horas. Aquí el horario de tu pareja juega un papel fundamental para que podáis complementaros.
  • Que sabes hacer bien. Si te gusta, todavía mejor.
  • Recursos que necesitas y recursos de los que dispones. Si tienes que invertir más de lo que vas a ganar, mejor sal a pasear, ve a nadar o a la biblioteca en ese preciado tiempo.
  • Si la situación económica está en números rojos, calcula exactamente cuanto necesitas ganar mínimo al mes. Si no vas a conseguir lo suficiente con tu primera opción ten una segunda y una tercera pensadas.

Tengo muchas amigas que me decían que ellas no tenían nada interesante que ofrecer pero al mismo tiempo ellas planteaban trabajos que les gustaría que alguien de confianza les hiciese. El problema si no vives en una ciudad o pueblo grande es que no encuentras muchos de estos servicios. A las empresas no les interesará adquirir un local si van a tener pocos ingresos como es lógico. Ahí es donde entran los pequeños o micro emprendedores como tú (y como yo).

Si quieres sacarte un dinero desde casa hay un montón de cosas que seguro que puedes hacer. Como te digo arriba, has de valorar tus habilidades y calcular el tiempo del que dispones muy bien para saber si es realmente factible. Querer no es suficiente.

Yo dí clases un par de horas a la semana algunos meses. Disponía de un lugar adecuado así que no tuve que pensármelo mucho.

Cuando me planteé hacer algo de dinero desde casa, empecé a hacer una lista de trabajos que se podían hacer desde casa. Es una lista variada en la que seguro encuentras alguna idea que te puede ayudar a decidir lo que vas a hacer.

Ideas de trabajos para mamás remunerados en casa:

  1. Da clases para mayores. Muchos mayores quieren aprender a leer,  a escribir, a escribir bien, informática, a cocinar más sano, a pintar… Ellos disponen de mucho tiempo pero no les apetece ir a una academia con un montón de gente. Prefieren algo más relajado con pocos alumnos, pocas prisas, mucha paciencia y unas risas(rima!!!). Ve a su ritmo.
  2. Da clases de apoyo para niños. Hay muchas academias pero si no vives en una ciudad o un pueblo grande es complicado para los padres llevarlos y recogerlos. Además del tiempo extra que supone para ellos el ir y venir. En las academias son grupos grandes pero muchos de estos niños necesitan paciencia, comprensión y personalización de las actividades. Si tienes los conocimientos piensa como sería tu profe ideal a esa edad. Ahora, sé tú esa profe ideal. El sistema español es de chapar y agradecerán que les dejes pensar, que les respetes.
  3.  Da clases de especialidades para adultos: idiomas, álgebra, Excel, Windows, Linux, electrónica, marketing, contabilidad, hacer la declaración de la renta, …Valora lo que se necesita dónde vives y lo que puedes enseñar.
  4. Da clases prácticas: cocina, jardinería en general, poda de árboles, planchar, hacer punto, coser,…. No es muy fácil encontrar este tipo de clases pero te sorprendería la cantidad de alumnos que están dispuestos a pagar por aprender. Normalmente deben pagar el material con el que se trabaja.
  5. Tocados, adornos para la ropa y/o bolsos por encargo. Tienes que ser manitas, claro, pero muchas buscamos estos elementos para bodas o eventos especiales y no son fáciles de conseguir tal y como nosotras los queremos. Lo puedes hacer cuando mejor te venga pero debes estar segura cuando aceptes el encargo que estará finalizado para la fecha en la que la clienta lo necesita.
  6. Haz arreglos de ropa o ropa. Tienes que saber coser bien, lógico, pero, como en el punto anterior, lo puedes hacer en cualquier momento y no tienes que aceptar todos los encargos. Además tu pones la fecha de entrega.
  7. Haz la colada para otra gente. O solo plancha. Por lo visto aquí se hace bastante aunque en España no tengo constancia de que se haga tanto. Te entregan la ropa y tú les dices cuando estará lista. Pagan al recoger. Tus principales clientes serán hombres tanto trabajadores como jubilados.
  8. Prepara comida por encargo. Tus clientes la pedirán para reuniones de amigos o familiares así que serán cantidades para muchas persona. Triunfan especialmente los cocidos, callos, empanadas, arroces y los dulces. Sobra decir que lo tienes que hacer pero que muy bien. Normalmente son encargos de fin de semana así que valora cuanto puedes hacer.
  9. Madre de día. Algo que conocía aquí donde está regulado y bastante extendido aunque no tanto como en Alemania. No se la normativa que afecta a España pero es básicamente que cuides en tu casa a otros niños. Los requisitos (horario, número de niños, tarifas…)dependen del país.
  10. Consulta profesional. Si eres psicóloga, abogada, experto en finanzas, informática … puedes poner una consulta o despacho en tu casa con un horario fijo de un par de horas un par de días a la semana.
  11. Haz las uñas, la cera, maquilla… Si tienes la formación y un sitio adecuado en casa todo lo relacionado con la belleza siempre tiene clientes. Haz un cartel muy grande con tu horario y empieza tu misma por respetarlo. Los clientes se adaptarán a tu horario si les gusta tu servicio.
  12. Pinta cuadros por encargo. Deja que la artista que hay en ti gane dinero para tu familia, a lo mejor no es lo que soñabas pero por una temporada seguro que podrás hacerlo.
  13. Adornos para fiestas. Principalmente para cumpleaños infantiles. Crea una decoración con periódicos, telas, latas, cuerdas… Deja volar tu imaginación y tendrás un montón de pedidos. Deja claro que tú la haces pero no vas a decorar la casa. Indícales como.

Si lo que te preocupa es el tema legal y no quieres vivir ilegalmente como parte de la economía sumergida en este post de www.infoautonomos.com te explican muy bien cuando debes darte de alta en Hacienda y la Seguridad Social. También puedes plantear tus dudas a tu asesoría de confianza con una llamada. Después, decide lo que más te convenga.

Si dudas entre varios posibles trabajos valora lo siguiente:

  • Competencia. Debes averiguar si existe alguna empresa que ofrezca ese servicio cerca.
  • Clientes potenciales en la zona.
  • Ingresos previsibles.
  • Requisitos legales: titulación, condiciones del local…
  • Recursos necesarios: cuanto necesitas invertir y en que para empezar.

Un pequeño trabajo también te permitirá romper la rutina de casa de hacer lo mismo un día sí y otro también que a mí personalmente me pone de los nervios. Vamos que es como una terapia con la que ganas dinero en vez de pagar. ¿A que mola? La verdad es que para aquellas que siempre hemos estudiado y tenido un empleo estar siempre en casa haciendo lo mismo 24 horas/7 días a la semana se nos puede hacer más complicado mentalmente de lo que habíamos previsto.

¿Qué trabajo remunerado haces o has hecho tú en casa para sacar dinero o desconectar de la casa?