01 Ago

Galletas integrales de avena y chocolate [sin huevo ni mantequilla y poco azúcar]

Os traigo las galletas integrales de avena y chocolate que estamos haciendo más en casa. Su triunfo sobre las demás se debe, por un lado, a que mi hija de tres años adora hacerlas y comérselas, claro, como todo lo que lleva chocolate. Por otro lado, llevan muy poco azúcar añadido y eso siempre es un plus.

¿Más cosas buenas?

Son fáciles de hacer, la masa es muy manejable, se hacen en poco tiempo y están buenísimas.

¿Alguien da más? Pues yo misma. Como la masa es tan manejable le da mucho juego a la peque y ahí la tengo entretenida un buen rato. Punto triple para las galletas, jajaja.

Galletas integrales de avena y chocolate

Preparar la masa lleva cinco minutos. Me gusta más dejándola reposar cinco o diez minutos. Hacer las bolitas y aplastarlas me lleva otros cinco minutos porque la masa es muy manejable, como ya dije.

Si mi hija me ayuda, dejo que se entretenga removiendo los ingredientes, haciendo las bolitas y aplástandolas. Como le lleva bastante rato ya sirve de reposo.

Galletas integrales de avena y chocolate

Las pepitas o cuadraditos de chocolate procuro comprarlos de chocolate negro aunque no siempre encuentro. Sin azúcar no he visto nunca.

Online en España encuentro fácil pepitas o cuadraditos de chocolate negro. Suelen ser paquetes grandes por lo que sale mucho más económico. La pena es que no me sale a cuenta pedirlos a Suiza o directametne el proveedor no hace envíos aquí.

Los de esta marca están muy buenos. Del 70% solo veo de 2,5 kg que ya me parece demasié para una familia de tres.

Otra opción es coger una tableta de chocolate sin azúcar y hacer trocitos pero a mí me parece un poco lío para que los trozos queden más o menos del mismo tamaño.

La masa no lleva azúcar aunque se le puede añadir un poquito si no os gustan sin nada de azúcar.

Ingredientes

  • Una taza y media de copos de avena
  • Una taza y media de harina integral. Yo uso de espelta porque me gusta más que la de trigo.
  • Media taza de leche
  • Media taza de aceite de girasol
  • Una cucharada de levadura química (polvos de hornear)
  • Pepitas o cuadraditos de chocolate al gusto
  • Pasas o dátiles cortados en trocitos al gusto(opcional)
  • Pizca de sal
  • Una o dos cucharadas de azúcar(opcional)

Yo uso una taza de 300 ml y le pongo sobre 100 gr. de pepitas de chocolate y dos cucharadas de pasas. Hay que restarle el chocolate y las pasas que se va comiendo la niña jejeje.

Las uvas o dátiles aportan un toque dulce. También podéis poner un poco de azúcar o los chips de chocolate con leche. Va con los gustos.

Entre el aceite y la leche tienen que sumar una taza. Con solo un tercio de aceite y el resto de leche quedan más esponjosas pero la masa queda más pringosa. Con más aceite que leche quedan más sequitas.

Galletas integrales de avena y chocolate [sin huevo ni mantequilla y poco azúcar]

Preparación

  1. Ponemos el horno a precalentar a 180 grados centrígrados con calor arriba y abajo. Un poco menos si es con ventilador.
  2. Mezclamos la harina, la avena, la sal, la levadura y azúcar si queremos y lo mezclamos bien.
  3. Hacemos un hueco en medio de la harina y la avena y añadimos en él el aceite y la leche.
  4. Removemos poco a poco con una cuchara para que se vayan integrando.
  5. Cuando no podamos remover más con la cuchara añadimos el chocolate y las pasas o dátiles.
  6. Amasamos con las manos.
  7. Dejamos reposar diez minutos (opcional).
  8. Preparamos una bandeja para el horno con papel de hornear.
  9. Hacemos bolitas y las aplastamos o las formas que más nos gusten. Con moldes de plastilina lavaditos o cortapastas se hacen fácil si los rellenamos y retiramos el molde.
  10. Horneamos 15 minutos
  11. Dejamos enfriar bien antes de comer.

Nosotras hacemos un montón y las guardamos en una lata de galletas donde se conservan sin problema unos días. No se cuantos porque no nos han durado más de tres nunca, jejeje.

Ya os digo que para entretener a los peques va genial. Eso sí, desaparecen unos cuantos trocitos de chocolate pero ¿qué importa?

¿Hacéis galletas con frecuencia?  ¿Procuráis que sean lo más sanas posibles?

16 May

Yogur casero en olla programable [+mermelada de fresas baja en azúcar]

Yogur casero en olla programable con mermelada de fresas

Si tenéis una olla programable, hacer yogur casero es tan fácil como mezclar un yogur y un litro de leche.

Es todavía más fácil que hacerlos al horno, que ya es decir. Usando el mismo tipo de yogur y de leche los yogures a mí me quedan igual. Ni más ni menos cremosos o líquidos en la olla que en el horno.

La olla programable que yo tengo tiene un programa específico para yogur que hace que funcione más o menos como una yogurera. En otras ollas que no tengan un programa específico, se tratará de imitar ese programa. Para eso necesitáis que la olla pueda estar a baja temperatura, entre 37°C y 43°C, unas 8-10 horas.

Yogur casero en olla programable con mermelada de fresas

La principal diferencia con respecto al horno es que el yogur se hace todo junto y una vez hecho se mete en botes. En el horno, se puede hacer ya en los botes. La ventaja es que como el yogur ya está hecho, puedo poner en el fondo mermelada o compota casera, porque no van a interferir con la fermentación.

Mi olla es esta que tiene 45 programas y cuesta 100 € solo que la compré en Austria y la marca es Tefal y no Moulinex (me costó unos 20 euros más). Pero es exactamente igual.

Por si preguntáis, no la tengo por los yogures, no. La tengo por los guisados en los que meto todo dentro, programo la temperatura y tiempo y la muy maja nos tiene la comida preparada a la hora que le decimos :D.

Os cuento como hacer el yogur y después la mermelada de fresas.

Yogur casero en olla programable

Ingredientes

Yo no le pongo azúcar o edulcorantes pero podéis añadirle a vuestro gusto.

  1. Un litro de leche a temperatura ambiente. Si está muy fría, la podéis meter dos minutos al microondas. La leche fresca hay que hervirla antes durante unos minutos y dejarla enfriar.
  2. Un yogur natural 125 gr. mínimo. Sí sirve yogur de frutas, azucarado, griego… pero tiene que ser yogur no natillas, flan o cosas así.
  3. Azúcar, edulcorantes o aromatizantes al gusto.

Preparación

  1. Ponemos la leche en la olla programable.
  2. Removemos el yogur y lo añadimos a la olla programable. Removemos el yogur y la leche para que se mezclen bien. Uso la cuchara de plástico que trae la olla para que no se ralle.
  3. Programo la olla en el programa de yogur y le digo a que hora quiero que esté listo. Lo suelo hacer de noche y tenerlo listo por la mañana. En otras olla probad a ponerla a 40 grados durante 8 horas.
  4. Una vez listo, la olla pita cuando acaba, rellenamos los botes y los ponemos en la nevera. Si los queremos con la mermelada, ponemos la mermelada y después el yogur.

Yogur en olla programable con mermelada de fresa

Mermelada de fresas para yogures caseros

Esta mermelada no es de larga duración. Va bien para yogures o cosas así que consumamos en unos días. Lo bueno es que se hace en unos minutos y está muy rica.

Es muy raro que solo le ponga fresas. Le suelo añadir uno o dos tallos de ruibarbo (imprescindible según mi hija), un par de peras maduras o manzanas. Si le añado ruibarbo, añado más azúcar. Uso fresas congeladas porque las frescas me las como siempre, jajaja.

Con melocotones pelados, nectarinas o ciruelas de esas que se nos ponen muy maduras en temporada queda también muy bien. Otra opción riquísima es con uvas cortadas a la mitad.

Si miráis las fotos ya se ve que le pongo bastante a cada yogur. Podéis reducir cantidades si queréis menos.

Ingredientes

  1. Medio quilo de fresas. Yo uso congeladas sin trocear.
  2. Una cucharadita de maizena (fécula de maíz) para espesar.
  3. Una cucharada de azúcar. Se le puede añadir más o un poco de edulcorante, va al gusto.
  4. Opcionalmente: uno o dos tallos de ruibarbo en trocitos (nuestra preferida), un par de peras maduras en trocitos, una o dos manzanas en trocitos, un tallo de ruibarbo y una pera…

Preparación

  1. En un cazo ponemos toda la fruta hasta que hierva y bajamos un poco el fuego.
  2.  Lo dejamos 10 minutos removiendo para que no se pegue.
  3. Apartamos del fuego.
  4. Añadimos el azúcar bien mezclado con la maizena.
  5. Removemos bien y ponemos al fuego unos minutos hasta que espese.
  6. Apartamos del fuego y ponemos en los botes en los que irá el yogur. Si al yogur aún le falta bastante, los ponemos en la nevera. Si el yogur ya está, tenemos que esperar a que la mermelada se enfríe un poco o nos podemos cargar el yogur.

Pues así de fácil es hacer yogures en una olla programable que admita temperaturas bajas. La mermeladita de fresas es simple pero quedan unos yogures buenísimos.

Si tenéis una yogurera y no sabéis muy bien como usarla, Diana del blog Marujismo lo explica estupendamente en este post. A ella le dedico mis post sobre yogures por ser quien me animó a escribirlos y por maja.

¿Hacéis yogures en casa? ¿Qué le añadís? ¿Sois de olla programable, yogurera u horno?