01 Ago

Galletas integrales de avena y chocolate [sin huevo ni mantequilla y poco azúcar]

Os traigo las galletas integrales de avena y chocolate que estamos haciendo más en casa. Su triunfo sobre las demás se debe, por un lado, a que mi hija de tres años adora hacerlas y comérselas, claro, como todo lo que lleva chocolate. Por otro lado, llevan muy poco azúcar añadido y eso siempre es un plus.

¿Más cosas buenas?

Son fáciles de hacer, la masa es muy manejable, se hacen en poco tiempo y están buenísimas.

¿Alguien da más? Pues yo misma. Como la masa es tan manejable le da mucho juego a la peque y ahí la tengo entretenida un buen rato. Punto triple para las galletas, jajaja.

Galletas integrales de avena y chocolate

Preparar la masa lleva cinco minutos. Me gusta más dejándola reposar cinco o diez minutos. Hacer las bolitas y aplastarlas me lleva otros cinco minutos porque la masa es muy manejable, como ya dije.

Si mi hija me ayuda, dejo que se entretenga removiendo los ingredientes, haciendo las bolitas y aplástandolas. Como le lleva bastante rato ya sirve de reposo.

Galletas integrales de avena y chocolate

Las pepitas o cuadraditos de chocolate procuro comprarlos de chocolate negro aunque no siempre encuentro. Sin azúcar no he visto nunca.

Online en España encuentro fácil pepitas o cuadraditos de chocolate negro. Suelen ser paquetes grandes por lo que sale mucho más económico. La pena es que no me sale a cuenta pedirlos a Suiza o directametne el proveedor no hace envíos aquí.

Los de esta marca están muy buenos. Del 70% solo veo de 2,5 kg que ya me parece demasié para una familia de tres.

Otra opción es coger una tableta de chocolate sin azúcar y hacer trocitos pero a mí me parece un poco lío para que los trozos queden más o menos del mismo tamaño.

La masa no lleva azúcar aunque se le puede añadir un poquito si no os gustan sin nada de azúcar.

Ingredientes

  • Una taza y media de copos de avena
  • Una taza y media de harina integral. Yo uso de espelta porque me gusta más que la de trigo.
  • Media taza de leche
  • Media taza de aceite de girasol
  • Una cucharada de levadura química (polvos de hornear)
  • Pepitas o cuadraditos de chocolate al gusto
  • Pasas o dátiles cortados en trocitos al gusto(opcional)
  • Pizca de sal
  • Una o dos cucharadas de azúcar(opcional)

Yo uso una taza de 300 ml y le pongo sobre 100 gr. de pepitas de chocolate y dos cucharadas de pasas. Hay que restarle el chocolate y las pasas que se va comiendo la niña jejeje.

Las uvas o dátiles aportan un toque dulce. También podéis poner un poco de azúcar o los chips de chocolate con leche. Va con los gustos.

Entre el aceite y la leche tienen que sumar una taza. Con solo un tercio de aceite y el resto de leche quedan más esponjosas pero la masa queda más pringosa. Con más aceite que leche quedan más sequitas.

Galletas integrales de avena y chocolate [sin huevo ni mantequilla y poco azúcar]

Preparación

  1. Ponemos el horno a precalentar a 180 grados centrígrados con calor arriba y abajo. Un poco menos si es con ventilador.
  2. Mezclamos la harina, la avena, la sal, la levadura y azúcar si queremos y lo mezclamos bien.
  3. Hacemos un hueco en medio de la harina y la avena y añadimos en él el aceite y la leche.
  4. Removemos poco a poco con una cuchara para que se vayan integrando.
  5. Cuando no podamos remover más con la cuchara añadimos el chocolate y las pasas o dátiles.
  6. Amasamos con las manos.
  7. Dejamos reposar diez minutos (opcional).
  8. Preparamos una bandeja para el horno con papel de hornear.
  9. Hacemos bolitas y las aplastamos o las formas que más nos gusten. Con moldes de plastilina lavaditos o cortapastas se hacen fácil si los rellenamos y retiramos el molde.
  10. Horneamos 15 minutos
  11. Dejamos enfriar bien antes de comer.

Nosotras hacemos un montón y las guardamos en una lata de galletas donde se conservan sin problema unos días. No se cuantos porque no nos han durado más de tres nunca, jejeje.

Ya os digo que para entretener a los peques va genial. Eso sí, desaparecen unos cuantos trocitos de chocolate pero ¿qué importa?

¿Hacéis galletas con frecuencia?  ¿Procuráis que sean lo más sanas posibles?

06 Dic

Galletas de almendra integrales [sin huevo ni mantequilla]

Esta receta tan sencilla es la de mis pastas o galletas de almendra preferidas. No tiene nada de complicación y los ingredientes son de lo más común pero desde luego lo mejor es el sabor.

Ideales para tomar un té o con un cafecito.

Cuando meriendo o tomo el desayuno de media mañana con la peque, pongo un par para cada una en un plato con fruta. Acompañamos con un vasito de leche y nos quedamos encantadas.

Se desmigan un poco pero están tan buenas que nos da igual. Son una opción mucho más sana que las alternativas comerciales sin lugar a dudas.

Si las pastas de avena integrales te han gustado estás te chiflarán.

Galletas de almendra integrales sin huevo ni mantequilla

Galletas de almendra integrales

INGREDIENTES

Para tomar las medidas uso dos tazas o vasos iguales. Si quiero que salga más cantidad de pastas, cojo un vaso más grande o duplico las medidas.

  • Media taza de almendra molida.
  • Una taza de harina integral. Personalmente prefiero la de espelta que la de trigo. También puedes hacer mitad o mitad. O media taza integral y media normal si el sabor con solo harina integral no te gusta tanto.
  • Media taza de aceite. Yo uso de girasol. No he probado con otros.
  • Una pizca de sal.
  • Un cuarto de taza de azúcar integral.
  • Una cucharada de levadura química.
  • Opcionalmente puedes añadir un poco de esencia de vainilla o un sobre de azúcar con vainilla. Es este último caso debe ir como parte del cuarto de taza de azúcar y no a mayores.

ELABORACIÓN

  1. Pon a precalentar el horno a 180 grados centígrados con calor arriba o abajo.
  2. En un recipiente pon el azúcar y el aceite y remueve bien. Yo uso la batidora o las varillas.
  3. Añade todo lo demás y amasa hasta que quede todo bien integrado.
  4. Lo ideal es dejar reposar la masa un ratito pero admito que me suelo saltar este paso.
  5. Pon un papel de hornear sobre una bandeja apta para el horno.
  6. Ve haciendo las pastas con la forma que mas te guste y colocándolas sobre la bandeja. Sobre un centímetro de grosor más o menos. Lo más fácil es coger un poco de pasta en la mano, aplastarla y darle un poco de forma por los bordes con los dedos.
  7. Hornea unos 12 minutos. Por supuesto esto depende también del horno y del grosor de las pastas. Échales un ojo y si ves que empiezan a agrietarse, están listas.
  8. Déjalas enfriar un rato o te quemarás la lengua.

Mi hija me suele ayudar a hacerlas…. o algo así. La masa se desmiga mucho y poco puede hacer pero se lo pasa pipa amasando.

Para hacer figuritas cojo algunos cortapastas sencillos (o figuras de la plastilina, jejeje), los pongo sobre la bandeja, pongo un poco de masa y presiono con los dedos. Con figuras sencillas el resultado es bastante resultón.

¿Hay algo mejor que unas pastas caseras megasuperricas con el café?