05 Oct

Qué cosas NO necesita un recién nacido

 

Si estás esperando tu primer bebé andarás como loca (o loco) buscando listas con lo que le hace falta. No quieres que le falte de nada, es normal.

Yo también lo hice.

Hay cosas en las que dudas mucho sobre si las necesitarás y otras que piensas que sí vas a usar mucho. El problema es que no tienes experiencia previa y realmente no estás segura de nada. Así pues, ante la duda comprarás o se añadirá a la lista de regalos que quieres tener.

Cuando el bebé tenga un año sabrás que muchas de esas cosas han sido completamente inútiles. Solo han servido para ocupar espacio y darte trabajo. ¡Oh! ¡Y para gastar dinero! Qué si te pones a sumar…

Mejor, piensa bien qué necesitas, no te precipites en comprar y ahorrarás mucho espacio y dinero que puedes usar para amortizar hipoteca o iros de vacaciones, por ejemplo.

He hecho una lista de cosas que no necesita un recién nacido 100%.

Quizá en unos meses sí, pero no al principio.

Hay cosas que dependen del carácter del bebé. Por ejemplo, nunca pudimos dejar a mi hija en la hamaca, se ponía a llorar desconsoladamente. Prefería estar en una mantita en el suelo. Tampoco ha querido nunca chupete.

Por necesitar, necesitar, sólo necesitan a mamá pero no me voy a meter en temas de ropa, cuna, biberones… Eso depende del estilo de crianza que cada uno elija y es muy personal. Nosotros hacemos colecho y también usamos la cuna. Hay quién no ha usado nunca cuna y hay quien no quiere hacer colecho. Por eso no meteré la cuna en esta lista ya que eres tú quién lo debe decidir, lo mismo pasa con los biberones y otras muchas cosas.

Cosas que NO necesita un recién nacido

  1. Zapatos. Se recomienda que no usen zapatos nunca hasta que caminen. Por lo visto, dificultan el correcto desarrollo del pie del bebé. Además, es como ponerle guantes de piel en las manos, la sensibilidad de sus piececitos queda reducida drásticamente. Verás que usan mucho los pies para jugar y toquetear todo. Así que dejarselso libres.
  2. Pantalones vaqueros, pana o telas rígidas en general. En una piel tan delicada pueden producir heridas o irritaciones muy facilmente. Mejor pijamitas o pantaloncitos suaves.
  3. Cazadoras. Los recién nacido no es que se muevan mucho pero con una cazadora se lo hacemos aún más complicado. Por encima, cualquier arruguita es un bulto enorme que le incomoda. Mejor una chaquetita o una mantita.
  4. Cadenas y pulseras. Pueden dañar su piel con pellizquitos o roces al moverse.
  5. Juguetes. Las primeras semanas no les prestarán atención. No pueden. Además preferirán a mamá sobre todas las cosas del mundo, después a papá y otras caras familiares.
  6. Jabón y champú. En el hospital te aconsejarán que los bañes solo con agua y cada dos o tres días como mucho.
  7. Chupete. Si das el pecho, el primer mes no se debe poner chupete por que no tiene la misma forma que el pecho y confunde al bebé. No sé como va con los bebés de biberón, pregunta a la matrona si tienes dudas.
  8. Cereales, papillas, potitos y demás comidas para bebés. En realidad, son prescindibles 100%. No son necesarios para nada pero si decides darle este tipo de alimentos será a partir de los seis meses más o menos.
  9. Almohada. Más o menos hasta los dos años no deben usarla. Así que tienes mucho tiempo para comprarla. Quizá la compres ya para su primera camita.
  10. Mueble cambiador. Es muy cómodo pero realmente lo puedes cambiar sobre una toalla en cualquier sitio. También hay unos colchones con antivuelco especiales que puedes usar sobre cualquier coqueta, mesa o sobre la cama(aquí puedes ver alguno). Están forrados con plástico por lo que son muy fáciles de limpiar. Yo tengo un mueble cambiador que después se puede hacer coqueta normal y estoy muy contenta pero reconozco que es prescindible.
  11. Bañera especial para bebés. Puedes usar cualquier bañera o la pileta. En el curso de preparación para el parto la matrona nos recomendó usar un caldero. Por lo visto les gusta mucho porque están como en nuestra barriguita. Yo tengo bañera, venía con el mueble cambiador que fue un regalo. Sigo usándola eso que mi niña ya tiene diecinueve meses.
  12. Esponja. A nosotros nos recomendaron no usarla las primeras semanas porque si no están muy pero que muy limpias y se dejan secar bien pueden ser un foco de infecciones. Nosotros no hemos usado nunca, la verdad.
  13. Hamaca. Algunos niños la adoran y otros la odian. Piensa que el bebé no debe estar mucho rato en ella. No es para dejarle ahí durante horas. Es preferible que se ejercite en el suelo. Si tienes alguien que te la preste, saldrás de dudas para saber si le gusta o no.
  14. Andador. Son muy, muy peligrosos. En algunos países está prohibida su venta debido al alto número de accidentes que se producen con él.
  15. Colonia. Tienen una nariz muy sensible y a algunos bebés les molesta. Ojo que también le puede molestar tu perfume. A nosotros nos recomendaron esperar unos meses y mejor ponérsela en la ropa que en la piel. Siempre colonias para bebés que son bajas en alcohol.
  16. Baberos. Cuando son pequeñitos te apañarás mejor con unas gasas o unas toallas pequeñas. Verás que es mucho más cómodo que atar y desatar el babero a un bebé tan pequeño. Cuando empiecen con la comida te los recomiendo con mangas y de plástico.
  17. Medicinas. Ni de broma. Usa solo lo que le prescriba el pediatra. No juegues nunca con tu bebé y con medicinas por muy bien que le haya funcionado a la vecina. A no ser que seas una doctora (o doctor) con experiencia en diagnóstico de enfermedades en bebés, claro.

Son algunas de las cosas de las que puedes o incluso debes prescindir. Si estás muy perdida sobre lo que te vendrá bien tener, lee los posts que te pongo justo debajo.

  1. Ropa primeras semanas
  2. Aseo e higiene del recién nacido
  3. Lo que necesitas para su transporte
  4. Dormir cómodo y seguro.
  5. Alimentación primeras semanas.

¿Y tu bolsa y la del bebé para el hospital? ¿Sabes que meter en ellas? En este post te cuento cómo preparar tu bolsa y en este qué meter en la del bebé.

Sólo me queda desearte que disfrutes mucho de lo que te queda de tu embarazo y que te tomes con mucha calma la organización de la casa y las cosas para la llegada del nuevo miembro de la familia.

¿Qué crees tú que es totalmente prescindible para un bebé recién nacido?

 

18 Sep

16 trabajos para mamás fuera de casa, remunerados y flexibles

Tras el éxito del post 13 trabajos para mamás remunerados y sin salir de casahoy te traigo más ideas de trabajos especialmente aptos para mamás que por lo que sea no tienen un trabajo fuera de casa estable.

En este post NO encontrarás trabajos que puedas realizar en casa, al contrario, los tendrás que realizar fuera de casa.

Salir de casa unas horas a la semana no te vendrá mal, créeme, por experiencia te lo digo. Cambiar el chip por una o dos horas te vendrá genial y volverás a casa con más ánimo, nuevas ideas y dando muy poca importancia a cosas a las que antes le dabas mil vueltas. Sabes a que me refiero, ¿no? Pues eso.

Además volverás con algo de dinero que siempre viene bien. Por supuesto que el dinero no es importante…para quien tiene muchísimo. Al resto de los mortales nos toca ganárnoslo día a día. ¡Qué se le va a hacer, oye!

Como en el anterior post no son trabajos diarios con horarios fijos que tan mal nos van a las mamás que tenemos complicado encontrar a alguién para cuidar a los peques. Son trabajos en los que, en general, tú puedes gestionar el tiempo según te convenga.

Serás tu propia jefa. No te des mucha caña. Disfruta, trata bien a los cliente y saldrás ganando en todos los aspectos.

En la lista de hoy he incluido trabajos de una o dos horas y otros que quizá duren un poco más pero en los tienes bastante libertad para decidir cuando hacerlos.

Trabajos remunerados fuera de casa para mamás

  1. Regar las plantas cuando los dueños estén fuera de casa.
  2. Dar de comer a las mascotas cuando los dueños no estén. Pregunta siempre el tipo de mascota. Si le tienes miedo a las arañas, no aceptes alimentar arañas desde el primer momento. Marca tus límites y respétalos.
  3. Pasear perros cuando los dueños no están o cuando no pueden o no les apetece. Rechaza a los perros que te den problemas. Recuerda que algunos perros deben ir por ley con bozal.
  4. Hacer la compra. Esto va muy bien para personas mayores con problemas de movilidad o gente muy ocupada. Ir al súper no es la única alternativa piensa en moda, decoración, ordenadores, teléfonos, coches, pintura para la casa, maquillaje o cremas, gallinas, una piscina, un acuario… o lo que sea tu especialidad. No te tires a comprar de lo que no tengas ni idea. De lo que se trata es de asesorar en lo que sabes no inventar o no llegarás lejos.
  5. Acompañar a mayores a hacer la compra. Ellos pueden hacer la compra pero cargar las bolsas es un problema. Puede que solo te pidan que les subas las bolsas o se las acerques a casa. Esto tiene doble compensación porque de los mayores siempre se aprende algo.
  6. Hacer fotos por encargo. Si lo tuyo es la fotografía(buena fotografía) hay gente que necesita fotos de algo concreto pero que un estudio de fotografía no se lo hace por que no le compensa: pequeños cumpleaños, babyshower, desdedidas, pedidas de mano o encargos de restaurantes o empresas locales que quieren fotos de calles, mercados, su plato estrella…
  7. Entrenadora personal para pequeños grupos. Os reunís en un punto (puede ser un parque público) y hacéis lo vuestro. Con un precio por grupo tu ganas más y ellas pagan menos. A mí se me ocurre un grupo para mamás que quieran recuperar su talla, señoras mayores que quieran mantenerse activas… Te vendrá genial, genial.
  8. Clases a pequeños grupos en un lugar público, en sus domicilios, en un bar…Aquí se hace bastante con lo de los idiomas. Si no tienes un sitio, es la mejor opción.
  9. Enseñar a cocinar, planchar, lavar la ropa, mirar el aceite al coche… a domicilio.
  10. Si eres manitas y sabes hacer decoraciones para fiestas originales y chulas(te lo sugería en el anterior post) puedes cobrar por decorar tu misma el local de la fiesta.
  11. Pintar paredes artísticas. Si sabes pintar, puedes pintar lo que te pida el cliente en paredes de casas privadas, bares, floristerías….lo que sea.
  12. Anima fiestas infantiles. Si lo tuyo son los niños y las manualidades te divertirás un montón. Define el tiempo que vas a estar, el material y el precio de antemano.
  13. Cuidar el huerto. Bien porque los dueños no están o no tienen tiempo pero quieren comer sano.
  14. Cortar el césped y podar los árboles del jardín.
  15. Enseñar a cultivar un huerto. Desde sembrar hasta podar. Mucha gente quiere un huerto pero no sabe como trabajarlo, si tu sabes, apróvechalo.
  16. Organiza eventos: baby shower, cursos, mercadillos,…

Para temas legales os recomiendo ir a vuestra asesoría de confianza. Piensa en tu pensión y en tu seguridad social.

Opciones hay, tanto desde casa como saliendo y sin tener que ajustarnos a un estricto horario. Lo que tienes que hacer es analizar lo que sabes hacer, lo que puede interesar donde vives y lanzarte a hacerlo.

Esta lista tan flexibe te permite combinar varias opciones. También puedes combinar esta lista con la lista de  trabajos que puedes hacer sin salir de casa. Puedes cortar el césped y dar clases de lo tuyo en casa o pasear a un par de niño un par de veces a la semana (y de paso paseas al tuyo) y hacer decoraciones para fiestas el fin de semana.

Yo usaría un número de móvil y un email solo para este fin, haría unas tarjetas y pondría anuncios en todos los lugares que pudiera. Empezar es lo más difícil. Nos ponemos tantos peros y planificamos tanto que no arrancamos nunca.

Deja de pensar y pasa a la acción.

¿Eres de las planificar eternamente o eres de las que según lo dice ya está empezando a hacerlo?