24 Ago

Por qué y qué comprar de segunda mano para tú bebé

Es cierto que un bebé necesita un montón de cosas. También es cierto que cuando nos ponemos a hacer la lista de lo que vamos a necesitar perdemos el norte y la lista crece y crece sin parar. De repente necesitas todo lo que ves en Internet, la tele, a otros bebés por la calle, en catálogos… Donde sea. Lo quieres todo. ¡Qué al primogénito o primogénita no le falte de nada!

Además bueno y nuevo, claro. No vaya a ser que usar una cuna de segunda mano le cause un trauma y de mayor se convierta en un bicho raro. ¿O seremos nosotros los traumatizados?

Al final, gastarás un dineral y tendrás la casa llena de trastos que no usáis de los que no sabes como deshacerte. Por que esa es otra, cómo te han costado un dinero, te da rollo regalarlas y no digamos ya tirarlas.

Pues espera que hay más.

Cuando por fin te decides a regalar todos esos cachivaches por que no tienes sitio ya para nada, empiezas a preguntar a tus amigas y familiares y …¡nadie lo quiere! ¡Con lo qué te ha costado! ¡Además está todo nuevo y hasta con cajas!

Chica, es que son cosas de segunda mano y ellas para sus bebés quieren lo mejor de lo mejor de lo mejor, o sea, nuevo recién comprado. De ninguna manera algo usado. No, no, no.

Aunque les jures y perjures que no lo has usado ni una vez, no lo querrán.

¡Serán soberbias! Pero ya se arrepentirán…como tú.

¿Y ahora que vas a hacer? Ahí no se pueden quedar por que no tienes sitio. Tirarlo. No queda otra.

Como comprar de segunda mano para bebés

La próxima vez que necesites algo, pásate primero por alguna tienda o mercadillo de segunda mano. En serio, dime ¿por qué comprarlo nuevo si sólo lo vas a necesitar unos meses?

Aquí en Suiza es de lo más normal. Comprar en tiendas de segunda mano lo que creen que necesitan, usarlo unos meses y revenderlo es casi costumbre.

Aquí hay un montón de tiendas de segunda mano, algunas solo con cosas de niños. Además hay mercadillos de segunda mano una vez al mes en casi todos los pueblos. A mí me encantan.

Ventajas de comprar de segunda mano para los peques

  1. Por menos dinero puedes tener cosas de igual o mejor calidad.
  2. Originalidad. Un objeto único es un objeto único, vale, pero a lo mejor su precio también es un poco único. Pero habrá un montón de cosas que ya no se fabrican y que marcarán la diferencia para que no seas una copia más.
  3. Creatividad. Encontrarás muchas cosas hechas a mano o de hace muchos años que te inspirarán para decorar, hacer juegos a tus peques, crear outfits cool y únicos o para nuevas actividades y manualidades juntos.
  4. Sólo lo vas a usar unos meses antes de tener que cambiarlo así que un precio bajo te asegura que lo amortices.
  5. Lo revenderás después más fácil por que no te importará poner un precio bajo.
  6. Si compras algo que no usas, te desharás de ello muy rápido. Con las cosas nuevas nos lo pensamos y repensamos como con lo que compramos nuevo..
  7. No tendrás la casa llena de cosas de bebé por que a las cosas de segunda mano no le tenemos el apego que a las cosas nuevas (cuestión de precio será).
  8. En las tiendas de segunda mano solo para niños las dependientas te darán información del uso de lo que compres que le han dado los anteriores propietarios. En general, no cogen cosas que puedan ser peligrosas o inútiles. No favorece el negocio.
  9. En los mercadillos y tiendas de segunda mano te puedes encontrar grandes sorpresas: cosas de tu infancia, algo que te de ideas, muchas cosas hechas a mano de gran calidad y únicas…
  10. El precio siempre se puede regatear.
  11. Te lo pensarás muy bien antes de comprar por que no tienes garantía y, normalmente, no se puede devolver.

¿Qué cosas comprar en una tienda de segunda mano para los peques? Pues casi de todo. Lo que no me gusta son los colchones que no los puedes lavar pero los que están plastificados se pueden limpiar sin problema.

Las sillas para el coche yo no las compraría por que no sabrás si han pasado por un accidente o no. Después de un accidente deben cambiarse siempre. Pasaría de arriesgarme.

Ideales para comprar de segunda mano:

  • Juguetes. Los compro, los lavo en la lavadora o el lavabajillas, y si no le gustan me voy a por otros.
  • Cuna y minicunas. Las hay artesanales que son una locura de hermosas.
  • Sabanas y mantas.
  • Corralito. El mio es de madera maciza con un tablero acolchado que se puede cambiar a dos alturas para usar para las siestas (que es para lo que lo he usado).
  • Libros. Al final de los mercadillos, incluso los regalan, pero la mayoría los he comprado por dos francos o menos. Nunca tenemos suficientes. ¡Los cuentos de antes son tan, tan bonitos (suspiro, suspiro, supersuspiro)!
  • Trona.
  • Sillas de paseo. Puedes necesitar una más pequeña o para tener en casa de los abuelos.
  • Ropa. Especialmente gorritos, patucos y buzos de invierno.
  • Sacos, impermeables o pantallas solares para las silla de paseo.
  • Trineo y para los más crecidos esquís, patines, monopatines, patinetes

En Suiza el mercado de segunda mano es muy activo. Todo el mundo compra y vende todo. La gente vive de alquiler y se suele mudar bastante. Pasan de cargar con cosas que no usan y de paso vendiendo hacen un dinerito.

En España reconozco que no he estado casi en tiendas y mercadillos de segunda mano, basicamente por que no es que haya demasiados. Hay mucha tienda de “Antigüedades” que solo por el nombre ya tira para atrás: antigüedades=caro y segunda mano = barato. 

Me gustaba el mercadillo de Pontevedra pero reconozco que no tiene comparación con los de aquí donde al llegar la primavera, juntan lo que han acumulado en el último año y se va toda la familia una mañana a vender al mercadillo de la pulga local (Flohmarkt en alemán).

Es muy divertido ver a los niños gestionado su propio negocio. Muchas familias les dejan poner y negociar la venta de sus cosas. Con el dinero que obtienen les permiten comprarse lo que quieran en el mercadillo.

Es habitual que si un niño o joven quiere comprarse algo, sus padres le pidan que vaya apartando lo que no quiere para hacer sitio y para poder obtener dinero para comprarlo. Ellos mismos tienen que decidir que no quieren y el precio. Después tienen que venderlo. Por supuesto los padres o abuelos les ayudan y supervisan pero dándoles mucha libertad. Me gusta la idea para que entiendan que no todo es tener y tener y tener sin esfuerzo. Las cosas cuestan dinero y el dinero hay que ganárselo (nos guste o no).

No te pienses que es cosa de familias con pocos recursos. Casi diría que la mayoría son familias acomodadas o con una economía holgada. Quizá precisamente su situación económica precisamente es buena por que desde pequeños les enseñan a gestionar lo que tienen ¿no?

 

¿Hay mercadillos o tiendas de segunda mano con departamento de niños donde vives? ¿Y solo para niños? ¿Te gustan tanto como a mí?

2 thoughts on “Por qué y qué comprar de segunda mano para tú bebé

  1. Hola, Marina, acabo de descubrir tu blog y me parece muy interesante cómo piensas y la forma que tienes de organizarte y gastar. Todavía no tengo hijos, pero muchos de tus consejos sirven para el día a día. Lo de los mercadillos está genial y se debería extender más por España. Además está muy bien enseñar a los niños que las cosas cuestan y que para conseguir algo tengas que dar otra cosa a cambio.

    Te seguiré leyendo. Un placer : )

    • Paloma, mil gracias por tus palabras. Siempre es un placer saber que a la gente le sirve y le gusta lo que escribes.
      En España en esto estamos muy muy lejos de otros países como Suiza o Alemania pero confiemos en el futuro.
      Habrá más post sobre esto temas😉.
      Gracias de nuevo😊

Coméntame o comparte lo que quieras.