07 Sep

Por qué deberías ir a comprar a una granja local

Cuando comprar en una granja local, me refiero a IR allí. Peques incluidos, claro.

A priori puede parecer un engorro tener que desplazarse varios kilómetros para comprar productos que tienes en el súper, la frutería de la esquina o la plaza de abastos. Además comprar online a diversas coperativas de agricultores es muy fácil así que no acabas de encontrarle sentido.

Por encima tener que encontrar una granja que haga venta directa al público por que no sabes de ninguno. Lógico si nunca te lo habías planteado antes.

Parece que quiero quitarte las ganas de ir¿eh?

Sigue leyendo y descubrirás por qué debes ir tú con los tuyos a comprar directamente a un agricultor.

Por qué ir a comprar a una granja local

Repetirás. Lo se.

Razones para comprar en grajas locales

  1. Todo es muy fresco. Fresquísimo. Seguramente lo habrán recogido esa misma mañana.
  2. Las frutas y verduras se recogen en el punto justo de madurez por que serán vendidas en una pocas horas. Suelen coger poca cantidad para que no sobre. Si necesitan más, vuelven al huerto y listo.
  3. Algunos agricultores tienen autoservicio, esto es que vosotros mismos podéis recoger las fresas o tomates o escoger que lechuga os gusta más. A los niños les encanta y aprenden de donde vienen los vegetales.
  4. Suelen tener productos ‘Edición Limitada’ únicos que no puedes comprar en ningún otro lado como mieles, quesos o panes de los que hacen poca cantidad pero de calidad.
  5. En algunos puedes comprar leche fresca. Sí, sí. Leche fresca. ¿La has probado alguna vez? Mmmmmmm.
  6. Contacto con los animales de la granja. En algunos te permiten entrar al gallinero a recoger los huevos, por ejemplo, o ver como ordeñan.
  7. Algunos tienen flores que vosotros mismos elegís y cortáis. Creas tu propio ramo de flores y bastante barato.
  8. Es un buen plan para no estar todo el fin de semana en casa. Una excursión que a los niños les encantará sobre todo cuando se puede ver el huerto y alguno de los animales.
  9. Aprenderéis cosas guays. Puede que os llevéis a casa algún truco de cocina de esos ricos, ricos, y los niños verán de dónde viene lo que comen, que cuidados necesitan, que hay que esperar a que las frutas y verduras crezcan y maduren y muchas cosas más.
  10. Ejercicio al aire libre. Sin daros ni cuenta haréis una buena caminata, y si recogéis verduras mejor todavía.
  11. Socializar con la gente de la granja o con otras familias que estén por allí será muy interesante y divertido para todos.
  12. Es muy divertido para todos. Los niños no hablarán de otra cosa en días, imitarán a los animales, los dibujarán, os repetirán la misma historia cien veces y te pedirán volver.
  13. Normalmente son gratis, solo pagas por lo que compras y puede que por los paseos a caballo, en pony o en burro.
  14. Os inspirará para decorar, vestir, hacer manualidades, juegos…

En Suiza esto es lo más normal del mundo. Yo puedo ir caminando o en bici al menos a cinco. La forma que tienen de venta al público es bastante variada y os lo contaré otro día.

Llevad agua para el camino. Quizá decidáis pasar el día por allí y dar un largo paseo por la zona. El plan les encantará a los niños. Por supuesto, debéis ir con calzado cómodo para poder corretear bien a gusto. Nosotros siempre llevamos gorras para el sol y chaquetas, si no hacen falta se quedan en el coche.

Para encontrar estas granjas os sugiero que busquéis con google pero sobre todo que preguntéis a vuestros compañeros y amigos. Muchas son muy chulas pero muy pequeñas y no se anuncian demasiado. Os aviso que esto de descubrir nuevas granjas engancha.

Si conocéis alguna granja guay para ir a comprar en España dejadme un comentario aquí en la fan page de Facebook, en mi Twitter @trucosdefamilia o en mi Instagram @trucosdefamilia y hago una lista.

¿Habéis ido a comprar alguna vez a una granja?

 

 

4 thoughts on “Por qué deberías ir a comprar a una granja local

    • Pues en Nueva York en bicicleta tampoco lo veo fácil a no ser que estés super en forma. ¿Amigos con coche o alquilar uno entre varios? Quizá a tus amigos les apetezca también.
      A mi me encanta ir a las granjas. Por suerte por aquí hay un montón.

Coméntame o comparte lo que quieras.