26 May

Pizza casera doble

  • 26 Sep

    60 cosas simples que vuelven locos a los peques

    Una vez fuimos peques ¿os acordáis? Nos entreteníamos con cualquier cosa incluso con los pocos juguetes que caían muy de vez en cuando en nuestras manos. Ahora nos hartamos de regalar a la mínima cosas a los peques de las que pasan olímpicamente la mayoría, sin exagerar, de las veces. De hecho, se entretienen más con cosas cotidianas como hacíamos nosotros.

    Algunos intentamos reaprender a ser niños, a disfrutar más de lo simple. ¡Y lo bien que sienta cuando se consigue!

    Os dejo una lista de cosas simples que vuelven locos a los peques para tener a mano en momentos de estrés-locura o para practicar lo de disfrutar como enanos de nuevo ;D. Con algunas muchos adultos volvemos a la niñez ipso facto.

    ¡Menos juguetes y más jugar!

    60 cosas simples que vuelven locos a los peques

    60 cosas simples que vuelven locos a los niños [de 0 a 100]

    Con cualquiera de estas cosas suelen entretenerse bastante aunque vaya por épocas. Ahora, si los imitas o les entras al trapo en sus juegos, disfrute seguro para todos los implicados ;D.

    1. Cajas de cartón. Es que no son cajas, son barcos, trenes, casas, establos,… ¿no lo ves?
    2. Agua. ¿Hasta dónde puedo hacerla saltar chapoteando con las manos? Fíjate como cae… ¿Esto se queda arriba o se va al fondo? Para aumentar el nivel haz circuitos de agua con botellas y cacharros que tengas por casa.
    3. Cualquier masa. ¿Sabéis esas bolitas antiestrés? Esto es mejor, mucho mejor. Si es masa de pan, además se puede comer en formas chulas, pizza… Esta plastilina casera comestible y en frío va perfecta desde que pueden sentarse y para los más mayores pueden hacerla ellos mismos.
    4. Tierra. Es que está llena de cosas, tiene un tacto interesante, huele, se puede mojar y guarrear con las manos, hacer montañas, hacer agujeros, enterrar cosas, enterrar mi mano, sembrar, plantar,…
    5. Arena. Hacer figuras, enterrarse, escavar…
    6. Zapatillas grandes. Es que caminar con diez, quince o veinte números más tiene que ser la leche. Los adultos normalmente tenemos complicado encontrar por casa zapatos enormes para jugar. Esto pocos lo podremos probar.
    7. Ropa grande. Yo me acuerdo de jugar de pequeña. Era lo más de lo más. Esos arcones en los desvanes… Truquillo: tus prendas preferidas que están estropeadas o no te sirven ya puedes guardarla para los peques.
    8. Lluvia. Es que es fascinante ver como cae, como lo moja todo, intentar beberla…
    9. Nieve. Caminar por la nieve enterrando los pies, intentar no caerse ni resvalar, hacer muñecos, tirar bolas, hacer un ángel….
    10. Espaguetis. Un misterio que “guarrear” con ellos les mole tanto que yo no acabo de entender, lo reconozco. Solo veo lo que tendré que limpiar luego pero pienso en que se lo comerá el perro y me relajo, jajajaja
    11. Enjabonarse infinitamente y hacer mucha espuma. A mí me gusta pero con el tiempo cada vez me ducho más rápido y hago un enjabonamiento express.
    12. Peinar pelazos ajenos. Mi prima sigue teniendo pesadillas de cuando yo se lo hacía. Ahora que mi hija me quiere “hacerme peinados” soy yo la que sufre, jajajja.
    13. Bolis o lápices ajenos. Otro misterio. Si no me deja hacer le presto los míos y ahí se pone a escribir seria y concentrada un buen rato.
    14. Chocolate. Bien, aquí coincide media humanidad.
    15. Los charcos. Saltarlos, pisarlos o escudriñar a ver si hay algún animalito que los habite (renacuajos).
    16. Los charcos helados. Sin miedo, a por ellos. Normalmente se rompen pero con muy bajas temperaturas se puede patinar sobre ellos. Sí, alguna culada nos hemos llevado.
    17. Pompitas de jabon. Son monas, fáciles, baratas …
    18. Celo, waschi tape o cualquier cinta adhesiva. El único peligro es no controlar donde las usan. Yo le doy un trozo de cartón o periódico y así me llevo pocas sorpresas por ahí pegadas.
    19. Pegatinas. Más de lo mismo. Las mejores las que dan gratis en el súper ;D.
    20. Lombrices. ¿Dónde está la cabeza? ¿A dónde van? ¿Qué comen?
    21. Caracoles y babosas. Ir paseando y pararte cada tres centímetros a observar a uno/a no tiene precio. Por encima, salen siempre en tropel.
    22. Insectos. Mis preferidos son las mariposas pero reconozco que hay muchos muy llamativos.
    23. Arácnidos. Entre el miedo y la fascinación desde pequeños.
    24. Gatos. Es ver uno e intentar que se deje acariciar.
    25. Pajarillos. Nosotros tenemos comedero y agua para ellos en la terraza. La verdad es que observarlos es muy entretenido sobretodo cuando se bañan.
    26. Pintarse la cara. Por desgracia, con cualquier pintura, se lave fácil o no.
    27. Maquillaje. Si mamá lo hace…. Pero lo suyo es mucho más creativo, jajaja.
    28. Texturas cremosas: champús, geles, cremas corporales, nata, mayonesa…
    29. Dar de comer a los patos y/o cisnes. Tip: ir por  la mañana que tienen más hambre(me lo ha dicho mi marido que es un experto en el tema).
    30. Teléfonos y tablets. Aunque estén bloqueados, jajaja.
    31. Arroz, polenta, fideos, macarrones… en una caja para jugar a hacer trasvases o para jugar a cocinitas.
    32. Pintura de dedos. Pintar (o algo así) y textura cremosa. ¿Cómo no les va a gustar? Para los más pequeñines podéis hacer pintura de dedos comestible.
    33. Pegamento y ponerse a pegar lo que sea donde sea..
    34. Purpurina. Usar con precaución que se reproduce cuando vas a limpiar.
    35. Disfrazarse. Ser otra persona pero con tu personalidad, jajajaja.
    36. Pintarse la uñas o pintárselas a alguien.
    37. Perros. Aunque les tengan miedo, les fascinan.
    38. Caballos. Que se acerquen para que los acaricies es un chute de chulería total.
    39. Zoo o parques de animales. A mí me resultan tristes pero reconozco que me sigue fascinando verlos de cerca tanto como a mi peque.
    40. La playa. El paraíso: conchas, arena, rocas, agua, pájaros, cangrejos, pececillos…
    41. El lago. Troncos flotando, no hay olas, fácil meter una lanchita hinchable…
    42. Ir a la piscina. Y ya con el churro de piscina es lo más de lo más.
    43. Ir descalzos. Mi yo adulto se debate entre lo que me gusta sentir la hierba, arena…y los posibles riesgos. Mi hija, se descalza y arreando.
    44. Rodar por la hierba. Solo se necesita un poco de pendiente. Puede haber piedras pero es lo más. Aviso:  a partir de los veinte el colocón se duplica cada tres años.
    45. Ayudar en la cocina. Para ellos es muy divertido aunque para nosotros es un reto conseguir que nos ayuden en vez de estorbar.
    46. Limpiar los cristales con limpiacristales. Sin flis flis, no tiene gracia, jajaja.
    47. Regar. Lo que sea, incluso plantas, jajajaja.
    48. Recolectar frutos del huerto o terraza. Estas cosas que hay que hacer con calma, mirando de no romper la planta y si está la fruta madura, son perfectos para el atardecer o antes de comer.
    49. Coger aromáticas para la comida. Pues lo mismo pero parándose siempre a oler y ver si la planta tiene agua.
    50. Los helados. Si hay que parar el mundo por tomar un helado, se para y listo.
    51. Hacer batidos en casa. Lavar la fruta, trocearla, añadir agua o leche y batir es como una minifiesta. Ideal para cortar momentos torbellino de locuras.
    52. Los parque infantiles. Grandes o pequeños es entrar y no querer irse jamás de los jamases.
    53. Fregar el suelo. Una fregona o mopa y se hartarán de correr. Limpio no queda pero ellos se entretienen un buen rato.
    54. Sacar el polvo. Con un trapo mojado. Todo lo mojado triunfa, jajaja.
    55. Lavar sus juguetes. Por Instagram he enseñado alguna vez como le pongo agua en un cacharo, un escurridero con una ensaladera de plástico debajo para que lave los muñecos de Playmobil y similares.60 cosas simples que vuelven locos a los peques
    56. Trepar a los árboles, escalar por las piedras, trepar en esos “juquetes” de cuerdas de los parques… El mundo desde arriba se ve mejor y el riesgo y conseguir hacerlo nos llama desde pequeños. Así es como se avanza, venciendo miedos ¿no?
    57. Jugar al escondite.  Me partía cuando mi niña solo escondía los ojos y creía que no la veíamos. Con el tiempo van aprendiendo y se esconden enteritos. Aún recuerdo cuando jugaba de pequeña y que toda la aldea era la zona de juego. ¡Qué bien nos lo pasábamos!
    58. Libros. De dibujos, sonidos, cómics, historias cortas, los libros de mamá y papá… Siguen siendo uno de mis juegos favoritos.
    59. Recoger piedras y lo que sea del suelo en plan tesoro. Con un cubo o bolsita de tela y un paseo por el campo o parque te aseguro un peque entretenido un buen rato. Se olvidan del resto del mundo.
    60. Jugar con mamá y/o papá. La última y más importante. Lo que pasa es que muchos adultos no sabemos jugar libremente como ellos y nos aburrimos y los aburrimos. Habrá que reaprender pero ¡cuánto cuesta librarse de la rigidez!

     

    ¿Con qué vuelves a disfrutar como una enana/un enano? ¿Añadirías algo a la lista?

  • 12 Sep

    Desayunos sanos para el cole de 3 años

    Mi bebé ya tiene tres años. ¡Tres!

    No sé como ha pasado pero así es y aquí estoy simplificándonos la tarea de prepararle los desayunos para el cole.

    En mi estilo simple, por supuesto :D.

    Ya está lista la mochilita (para la merienda, una muda y calcetines antideslizantes), los tápers  (los de la foto, de 500 ml y 73 ml  respectivamente, con cierre es de este tipo),una lista de alimentos de los que solemos tener por casa que van bien  y sobre la marcha vamos apuntando las combinaciones preferidas por papás y peque (que le guste y nos sea práctica, jejeje).

    Un supertruquillo que nos va genial es dejar preparado el desayuno dentro la mochila el día antes y dejar la mochila delante de la puerta.  Por la mañana ya tenemos bastante y no es plan de olvidarnos. Mandar al peque de tres años sin desayuno al cole sería muy, muy chungo.

    Desayunos sanos para el cole de 3 años

    Requisitos de los desayunos para el cole de 3 años

    Lo que pide el centro:

    1. Nada de dulces.
    2. Nada de bebidas. Les dan agua sin gas.
    3. Nada de frutos secos enteros para evitar atragantamientos.
    4. Las frutas con hueso deben ir deshuesadas.
    5. Tienen que poder tomarlo de forma autónoma.
    6. Que no necesiten cubiertos.
    7. Usar tapers y evitar desechables. Otro súpertip que va muy bien es usar siempre los mismos tapers para que los peques sepan lo que se van a encontrar y para que nos resulte más fácil a papis y mamís saber que cantidad le ponemos.
    8. Cantidad adecuada. Solemos exagerar, por lo visto y por encima quejarnos de que no comen, jajajaja. Lo más importante de estos desayunos es que aprendan a tomarse su propia comida SANA en medio de otros niños.

    Lo que nos interesa a los padres:

    1. Que no manche en lo posible. En este Spielgruppe no usan mandilón (¡ahhhhhhhhhjjjjjjjjj!) así que las manchas van directas a la ropa.
    2. Fácil de preparar. La mejor manera junto con una lista de alimentos de evitar meter cualquier cosa incluso en los días más intensos.
    3. Que al peque le guste, participe en la preparación, aprenda a elegir entre alternativas sanas. Incluso que, si tiene hambre, se lo coma ;D.

    Antes de empezar el cole

    1. Que el peque o la peque practique con su mochila y sus tapers ANTES para que coja confianza. Además es un juego muy divertido.
    2. Es importante que el táper cierre bien y no se le abra en la mochila aunque esta se caiga o sea golpeada, que pasará, tenlo por seguro. Prueba bien el táper. Algunos no cierran herméticamente, otros tienen cierres cutres que se abren a la mínima…
    3. También es importante que comprobéis que sea capaz de abrirlos y cerrarlos sin ayuda y sin quedarse sin aliento mientras lo hace. ¡Qué algunos me cuesta hasta a mí abrirlos!

    Los primeros días va estupendo prepararlo con los peques y guardarlo juntos en la mochila. Cuando llegue al cole sabrá lo que tiene que hacer. Bastantes cosas nuevas tiene ya.

    ALIMENTOS PARA EL DESAYUNO DE TRES AÑOS

    Nosotros le ponemos siempre el desayuno en un taper pequeño y otro muy pequeñito que va dentro. Los dos cierran muy bien y no se mezclan los alimentos. Es muy práctico para que unos alimentos no humedezcan a otros o los espachurren. Siempre le ponemos dos tipos de alimento pero por nada en concreto.

    Tampoco hace falta variar siempre. Lo importante para nosotros es que sean alimentos sanos aunque al final lleve siempre lo mismo. Una lista con distintos tipos de alimentos y con frutas de distintas temporadas nos viene bien para tener siempre alternativas de las que echar mano especialmente en esos días más espesos. Son alimentos que solemos comer en casa, nada de exotismos ni extravagancias. ¿Para qué?

    Preferimos alimentos integrales y sin sal (las tortitas). A las frutas deshidratadas miramos siempre que no lleven azúcar añadidos ni aditivos. Los cramberries, por ejemplo, siempre llevan azúcar y mucho o al menos nosotros no hemos encontrado sin azúcar.

    1. Pan.
    2. Pan tostado.
    3. Palitos.
    4. Tortitas de cereales.
    5. Crackers.
    6. Bolitas de avena y pasas. Las hacemos en casa. La receta es la misma que estas galletas integrales  de avena con chocolate pero sin chocolate, nada de azúcar y con más uvas pásas, trocitos de dátiles u otras frutas.
    7. Higos secos.
    8. Dátiles. No olvidar deshuesarlo si no viene deshuesado.
    9. Uvas pasas.
    10. Albaricoques secos.
    11. Pechuga o trocitos de pollo. Si han sobrado del día anterior, por ejemplo.
    12. Trozos de bistec. También si han sobrado.
    13. Queso curado o semi.
    14. Manzana.
    15. Pera.
    16. Mandarina pelada.
    17. Plátano. La mitad si es pequeño. Se lo mandamos con la piel porque se la quita sin esfuerzo.
    18. Uvas.
    19. Arándanos.
    20. Fresas.
    21. Albaricoque sin hueso.
    22. Ciruela sin hueso.
    23. Higos frescos.
    24. Tomates cherry.
    25. Zanahorias pequeñitas o en laminas finas (con el pelador de patatas se hace fácil).

    Desayunos sanos para el cole de 3 años

    Ejemplos de desayunos para el cole de tres años

    Ya os digo que no variamos demasiado. Suelo preguntarle a ella que prefiere y le digo que opciones hay. Manzana y dátiles o uvas pasas es lo que más pide. Los arándanos le chiflan y cuando es temporada lleva casi siempre. Podemos comprarlos todo el año pero a precio de oro.

    • Pan + dos cherrys a la mitad en el taper pequeño o unos trocitos de pechuga de pollo si ha sobrado de la comida o cena.
    • Media manzana en gajos (poner en agua con un poco de limón para que no se oxide) con canela + unas uvas pasas y/o un par de dátiles sin hueso.
    • Medio platano pequeño (con la piel para que no se oxide y se saca muy fácil) + unos arándanos en el taper pequeño.
    • Una tortita de cereales + una fresa o dos(en trozos para que entre en el táper pequeño).
    • Media pera o una pequeña + un par de albaricoques secos o uno fresco deshuesado en el táper pequeño.
    • Pan tostado + queso más uvas pasas o frescas en el táper pequeño.

    Esto se prepara en menos que canta un gallo ¿o no?

    Por cierto, mi hija negocia con su desayuno: te cambio el palito con semillas de sésamo por media manzana… En serio, jajajaja. Me aparece a menudo con trozos de manzana mordisqueados y me dice que se lo ha cambiado a no se quien por algo de lo suyo. Quien me iba a decir que con los desayunos practicaría como hacer business ;D. Si pierde o gana en el intercambio, depende de ella. ¿Guay, no?

    Porque con padres cerca no nos aguantaríamos sin intervenir. Con frecuencia somos unos pringados y agua fiestas que les fastidiamos más que hacerles bien, reconozcámoslo.

    ¿Qué normas tienen vuestros centros? ¿Cómo os organizáis con los desayunos para el cole?

     

  • 29 Ago

    Cómo extraer y almacenar leche materna de forma cómoda y práctica

    Extraer y almacenar leche materna es un tema que interesa mucho a las mamás que volvemos a trabajar y queremos que nuestro bebé siga tomando exclusivamente leche materna.

    Pero también a todas las mamás que quieran tener una pequeña reserva de leche materna para cuando van a estar unas horas alejadas del bebé por el motivo que sea.

    Como extraer y almacenar leche materna de forma práctica cómoda y práctica

    Yo estoy en los dos grupos.

    Por un lado, quiero que el bebé siga tomando exclusivamente leche materna cuando yo vuelva al trabajo.

    Por otro lado, esa reserva nos está ya haciendo la vida más fácil en casa. Si voy al médico, hacer la compra, a depilarme o a donde sea sea, mi marido se queda tranquilamente con el bebé porque sabe que si le entra hambre no tiene más que abrir el congelador coger una bolsita de leche, descongelarla y calentarla en una taza con agua del grifo.

    Extraerse y almacenar leche materna es muy fácil si disponemos de buena información. Os cuento como lo hago yo y abajo os dejo unos enlaces a páginas especializadas en este tema con información clara y precisa.

    Material para extraer y almacenar la leche materna

    CONSEJOS

    Primero me gustaría indicar lo que en mi opinión va mejor en cada caso y luego os cuento mis fallos por si estáis en dudas y os aclaran algo.

    Para las que quieren un poco de leche en reserva para algún día suelto cada mucho lo mejor(más barato) sería probar a sacártelo manualmente o usar un sacaleches manual.

    Si vas necesitar leche con cierta frecuencia, un par de veces a la semana, por ejemplo, yo me haría con un extractor manual o uno eléctrico simple .

    En los dos casos los puedes almacenar en botellas o vasos que puedes lavar y volver a usar todo lo que quieras. Los vasos como los de Avent los puedes reutilizar luego con las papillas. Si es algo previsto lo puedes dejar preparado en la nevera después de extraerlo (máximo 24 horas).

    Si necesitas una reserva mayor y después  te vas  sacar en el trabajo, te recomiendo un sacaleches eléctrico simple o doble.

    Para almacenar mucha cantidad las bolsas van perfectas. Las pones a congelar extendidas horizontalmente para que ocupen menos y se descongele rapidito.

    MI ELECCIÓN Y POR QUE FUE UN ERROR

    Con mi primer bebé dejé mi empleo. Tenía un extractor manual de Avent que me regalaron y apenas usé. Error. Debería haber hecho una reservita de leche congelada con lo que hubiera tenido bastante menos estrés cada vez que tenía una cita o me iba a algún lado sin ella.

    Esta vez vuelvo a mi trabajo fuera de casa así que compré este extractor de Kinyo. Funciona bien pero para mí tiene dos problemas:

    1. No consulté el tamaño del embudo antes de comprar. Error gordo.Consulté al proveedor y me dijo que lamentablemente no tienen otra talla. Los embudos no son talla única y pueden provocar problemas en pezones y pecho si no son el tamaño adecuado. Por favor, medid vuestros pezones e informaros de la talla que necesitáis. Evitaréis problemas de salud y al final ahorraréis. El sacaleches de Medela es mucho más caro pero tiene embudos de varias tallas aunque hay que comprarlos aparte (trae uno talla M). Yo me compré el Kinyo y creo tendré que comprarme el Medela más el embudo de mi talla.
    2. Lo cogí simple. Error engorroso. Volviendo trabajar, compensa el gasto de cogerlo doble. No me sobra el tiempo ni en el trabajo ni en casa.

    MATERIAL NECESARIO PARA EXTRAER Y ALMACENAR LA LECHE MATERNA

    Pues dicho lo anterior ya tienes una idea más o menos de lo que te puede venir mejor o eso espero :D.

    Para extraer y almacenar necesitas:

    1. Sacaleches. Arriba te contaba cual creo que va mejor según la situación pero cada una debe valorar la suya propia y decidir. No olvides consultar que talla de embudo necesitas.
    2. Bolsas o botellas para almacenar la leche materna. Si necesitas almacenar mucha cantidad yo te recomiendo las bolsas. Yo uso las de Lansinoh que tienen doble cierre y muy buen precio (una caja de 50 bolsas unos 11 euros). Para una pequeña reserva puedes usar botellas aunque salen más caras pero puedes lavarlas y usarlas una y otra vez. Los botes de Avent, como decía antes, puedes reutilizarlos para las papillas, aunque las botellas con una cuchara larga supongo que también ;D.
    3. Cepillos, esponja y jabón lavaplatos para limpiar después de cada uso. Algunos sacaleches por lo visto traen ya cepillo. Yo tuve que comprarlos y tengo uno grande y otro pequeñito para teninas y huequecitos del sacaleches.
    4. Biberones y tetinas, jeringas o vasito para darle la leche al peque. Los sacaleches suelen traer un biberón que también sirve de botella de extracción. La tetina viene incluida. Con el tiempo necesitarás comprar nuevas tetinas y biberones. Hay packs con varios biberones, tetina y cepillos y sale mucho más  barato que comprar por separado.

    No pongo nada de esterilizador porque se puede hacer con agua hirviendo en una olla. Hay unas bolsas para el micro que dicen que son comodísimas pero yo no las he probado.

    Esterilizo una vez a la semana en agua hirviendo con un chorrito de vinagre tal y como me dijeron en el hospital.

    Cómo extraer y almacenar leche materna de forma cómoda y práctica

    Extraerme leche me ha resultado siempre incómodo, no engaño a nadie. Os cuento lo que mejor me va.

    Por la noche le doy de un pecho al bebé y reservo al otro para extraer la leche por la mañana. O no le doy del pecho de reserva o, si es necesario, le doy un poco.

    Por la mañana, me extraigo la leche del “pecho reserva”. Al principio lo hacía con el bebé en el otro pecho y es como mejor me iba pero ya se mueve demasiado y es imposible.

    Para tener más leche lo que hice cuando empecé fue ponerme el extractor unos cinco minutos o menos en cada pecho varias veces al día. Es un poco rollo pero en dos o tres días ya podía sacarme 100 ml por la mañana sin esfuerzo del “pecho de reserva”. Sin esfuerzo me refiero a que tardo unos ocho  o diez minutos y dos son del programa de masaje del extractor. Además sigo teniendo toda la leche que necesite el bebé. Con lo poco que me gusta sacarme leche reconozco que así me va genial :D.

    Almacenar leche materna

    SACARSE LA LECHE Y ALMACENARLA

    1. Me lavo las manos.
    2. Monto el sacaleches.
    3. Me saco la leche.
    4. Cojo una bolsita y apunto la fecha y la cantidad. Guardo en bolsas de 100-110 ml o de 50-60 ml.
    5. Meto la leche en la bolsa y cierro.
    6. (Ver foto) Coloco la bolsa de leche congelada del día anterior en posición vertical en el lugar que le corresponde por fecha y mililitros. En un cajón pongo las bolsas de unos 100 ml ordenadas por fecha y en otro las de más o menos 50 ml. Así es muy fácil coger una bolsa según la cantidad que necesitemos y asegurándonos de que es la más antigua.
    7. Pongo la bolsa con la leche fresca tumbada en el congelador.
    8. Lavo con agua caliente y lavavajillas las piezas del sacaleches lavables y la botella y las dejo a secar.

    Aquí están las dos páginas de las que os hablaba:

    • Albalactanciamaterna.org .  En Lactancia, el tema tres es Manejo de la leche materna  tiene un apartado de como extraerla y otro de como almacenarla.
    • La liga de la leche España. En su apartado de Lactancia Materna enconatrás los tiempos y temperaturas de almacenamiento, como descongelar, como juntar leche de varias extraciones…

    Lo ideal es tener algún grupo de apoyo a la lactancia que os ayude cerca, asesora de lactancia, ginecólog@ y/o matrona puestos en el tema (que algunos tienen tan poco interés que saben menos que yo) pero a veces esto es complicado.

    ¿Extraer leche materna y almacenarla es más fácil o más difícil de lo que pensabais? ¿Cuál es el punto más complicado? ¿Algún truquito? ¿Os disgusta como a mí o lo lleváis bien?

  • 15 Ago

    Objetivos del blog segundo trimestre 2017

    Hoy os cuento como fue la revisión de los objetivos que tenía establecidos para el primer semestre de 2017 y cuales son los nuevos objetivos para el segundo semestre del año.

    Ya os conté que los objetivos me los planteo semestralmente pero los reviso a los tres meses. ¿Por qué hago esto? Hay veces que con respecto a algún objetivo la cosa no avanza y es bueno revisar para meter más caña o cambiar lo que estamos haciendo que no funciona. Otras veces vamos mejor de lo previsto y va bien poner el listón un poco más alto.

    En mayo nació mi hijo así que hice un parón absoluto con las publicaciones que intentaré retomar poco a poco. Cuando empiece a trabajar y con dos peques tendré que aprovechar bien el tiempo para seguir contando cosas por aquí y por mi Instagram.

    Objetivos blog segundo semestre 2017

    Objetivos del blog 2017: revisión primer semestre + objetivos segundo semestre

    Ahora me toca revisar los objetivos que a principios de año me había planteado para el primer semestre. En la revisión trimestral cambié alguno de ellos porque estaba claro que me había quedado corta estableciendo lo que podía conseguir(o lo hice muy bien ;D).

    En este punto también me toca establecer los objetivos que quiero conseguir de aquí a final de año. En septiembre empiezo a trabajar así que a finales de septiembre (revisión tercer trimestre) tendré una idea más clara de lo que puedo hacer semanalmente. A lo mejor con dos peques me queda más tiempo del que me imagino…pero lo dudo, jajajaja.

    Publicaciones:

    • Objetivo primer semestre: Publicar un post todos los martes. Regularidad y calidad sobre cantidad.
    • Avance: Cumplido hasta que nació el bebé e hice un parón para cuidarme a mí y a los peques.
    • Objetivo para el segundo semestre: Publicar cada dos semanas.

    Calidad del contenido

    • Objetivo primer semestre: mejorar la calidad de las fotos. Usar solo imágenes propias en los nuevos posts. Revisar un post antiguo al mes, mejorarlo, añadir imagen de más calidad si es necesario y republicarlo (o eliminarlo). Hacer un superpost práctico(esos largos donde cuento como hacer algo y que os encantan a quienes me leéis) al mes.
    • Avance: Las fotos han mejorado sobre todo desde que tenemos el nuevo objetivo y material de apoyo pero queda mucho por aprender. Solo he usado imágenes propias en los nuevos post. He revisado algunos posts y he republicado un par de ellos. Solo hice un superpost.
    • Objetivo para el segundo semestre:: seguir mejorando la fotografía y el contenido. Hacer un superpost cada dos meses. Revisar un post al mes.

    Optimización del blog

    • Objetivo primer semestre: Revisar enlaces rotos y no tener elementos que no uso y ralentizan el blog.
    • Avance: Objetivo cumplido. Una vez hecho lo gordo el mantenimiento es más fácil. Si instalo algo para probar lo apunto como tarea pendiente. Si no me interesa, como mucho en una semana lo desinstalo. Así no corro es riesgo de no acordarme para que era determinado plugin y volverme loca pensando si tendré problemas al eliminarlo.
    • Objetivo para el segundo semestre:: Seguir revisando enlaces rotos y no tener elementos que no uso y ralentizan el blog.

    Visitas

    • Objetivo primer semestre:  40.000 visitas mensuales  y no bajar de 35.000.
    • Avance: Cumplido. No he bajado de las 40000 ni siquiera el par de meses largo que no publiqué.
    • Objetivo para el segundo semestre: 45000 visitas mensuales para final de año.

    Económicos

    • Objetivo primer semestre: Crear una “bolsa de ahorro” para renovar el ordenador. Ya no le queda mucho y, aunque lo uso para otras cosas, el uso principal es el blog así que lo cargo como material de trabajo del blog.
    • Avance: Objetivo cumplido. De hecho, este post lo estoy escribiendo con el ordenador nuevo.
    • Objetivo para el segundo semestre: Lo que genere el blog tiene que seguir dando MíNIMO para renovar el material, pagar los costes de mantenimiento del blog (hosting y dominio). Excedente para unos planes muy chulos que estoy organizando con mi marido.

    Redes sociales

    • Objetivo: Crear al menos un post con una buena infografía para Pinterest. Centrarme en Instagram para microblogear, llegar a los 600 seguidores en esta red (a base de trabajo, sin técnicas cuestionables) y definir tipos de publicaciones y frecuencia de publicación que me vaya bien hasta que nazca el bebé. Decidir si hacer algún video-historia (videos que duran 24 horas) y de que tipo.
    • Avance: No cumplí al cien por cien lo del post con infografía para Pinterest. Lo que hice fue revisar y mejorar dos que había escrito hace dos años y que tienen un montón de visitas y repines. En Instagram estoy por los 800 así que objetivo cumplido. Hago algún Stories pero aún no me siento cómoda ni tengo claro que compartir por esta vía (se admiten ideas!! :D).
    • Objetivo para el segundo semestre:: En Pinterest mantengo lo de crear y publicar un post con una infografía. En Instagram, superar los 1200 seguidores a final de año. Una vez superados los primeros meses con el bebé definir frecuencia y tipo de publicaciones. También para stories.

    ¿Me sigues en Instagram? Ahí os cuento y os muestro cosas de nuestro día a día. Si os interesa que hable de algo concreto sobre Suiza o sobre nuestra forma de hacer algo, decídmelo. Me encanta saber que os interesa y resolver vuestras dudas (o curiosidad ;D).

    Cargar más
    Something is wrong. Response takes too long or there is JS error. Press Ctrl+Shift+J or Cmd+Shift+J on a Mac.

     ¿Os marcáis objetivos en vuestros blogs o en la vida? ¿Usáis algún método específico? ¿Os gustan estas publicaciones?

¡Pizza casera! Mmmmmmmm…. Rica y sana. Muy sana, si nos ponemos.

La pizza casera es tan genial porque en ella todo, pero todo es personalizable. Por eso a Madresfera se le ocurrió la genial idea de hacer un carnaval de posts de pizzas #amimanera.

La nuestra, como la de cada uno, es muy a nuestra manera.

Siempre hacemos la masa nosotros y aquí ya empieza la personalización. Personalmente la masa es lo que más me gusta. Procuro hacerla con levadura fresca y con los bordes gordos, muy gordos.

Pizza doble casera

Personalizando nuestra pizza casera

La masa.

Ya sabéis eso de el secreto está en la masa ;D. Pues para mi es cierto al 100%.

  1. Harina: Puedes usar la que prefieras como trigo o espelta, refinada o integral. Yo la hago con al menos la mitad de harina integral para que sea más nutritiva.
  2. Levadura: Con la fresca es como más me gusta pero requiere tiempo de reposo y a veces el tiempo escasea. Otra opción es ponerle harina química y no dejarla reposar o directamente sin levadura aunque el resultado no es el mismo, claro.
  3. Sabor: El aceite de oliva no puede faltar y ya le aporta su toque de sabor. Además yo le pongo hierbas aromáticas, sal, pimienta, jengibre… según me apetezca. En los bordes puedes esconder queso, jamón, aguacate, aceitunas, trocitos de uvas o ciruela…

Te haces una idea porque me gusta tanto la masa ¿no? Jajajaja. En España sé que e muchas panaderías se puede encargar  la masa, incluso integral. Lo cierto es que te ahorras un buen curro pero aquí es imposible.

Salsa.

Por llamarle de alguna manera. Me refiero a lo que va entre la masa y los ingredientes. Hay mil posibilidades pero estas tres facilitas son nuestras preferidas.

  1. Tomate fresco triturado con albahaca y una pizca de sal. Si tengo tiempo, lo pongo unos minutos al fuego para que reduzca la cantidad de agua.
  2. Aguacate triturado o aplastado con tenedor.
  3. Aceite de oliva, con hierbas frescas (cebollino y cilantro, por ejemplo) y ajo. Una cucharada de aceite o una y media es suficiente. Después hay que extenderlo muy bien para que no quede pringosa la pizza.

Entre la masa y la salsa ya está requetebuena y podríamos meterla ya al horno pero la vedad es que siempre le ponemos los ingredietes.

Ingredientes para cubrir.

Nosotros somos muy de usar lo que tengamos por casa. Siempre ponemos vegetales y lo demás varía mucho. Algunos de los ingredientes que usamos son:

  1. Conservas: atún, sardinas, pulpo… Aceitunas, pimientos de piquillo, remolacha…
  2. Fruta: manzana, piña, uvas, mango o ciruelas contadas finitas.
  3. Embutido: jamón cocido o panceta, son los que más usamos.
  4. Queso y mozzarela.
  5. Vegetales frescos: cebolla, pepino, calabacín, tomate, lechuga, rabanitos, rúcula, canónigos, espinacas, zanahoria rallada, col rallada…
  6. Pescado(congelado o ahumado): langostinos, salmón ahumado , trucha ahumada…

Como nunca conseguimos decidirnos de que hacerla, hacemos siempre la mitad con unos ingredientes y la mitad con otros. Luego en la mesa comentamos que combinación nos gusta más, jejeje.

La pizza de las fotos de arriba es la última que hicimos. Los bordes que se ven son los que más flacos salieron. Por el otro lado eran bastante más gorditos pero la foto salió mal (tenía hambre jajaja).

Untamos en la masa aceite de oliva, albahaca, cilantro y perejil machacados en el mortero.

Una de las partes llevaba sardinas, cebolla y tiras de pimiento. La otra mitad tomate, mozarela y aceitunas rellenas.

Aquí cada vez que hacemos pizza sale una cosa nueva y estamos encantados. Solo hacemos pizza cuando estamos los dos (y la peque claro). Es un trabajo en equipo con el que nos lo pasamos pipa.

La única regla fija es que sea lo más sana y nutritiva posible.

¿Tú cómo haces la pizza? ¿Cual es tu ingrediente preferido? ¿Cuál no soportas en la pizza?

2 thoughts on “Pizza casera doble

Coméntame o comparte lo que quieras.