26 May

Pizza casera doble

  • 23 May

    5 juguetes DIY con cajas de cartón en 5 minutos que chiflan a los peques

    Cajas de cartón.

    ¿Basura o tesoro?

    Me quedo con las dos. Vale que estoy harta de tantas cajas y tantos envases que se van directamente a la basura y que muchas veces son perfectamente prescindibles.

    Peeeero, pero, pero de vez en cuando podemos darles una segunda vida ¡y vaya qué segunda vida! Pueden convertirse en un tren, una lavandería, un establo, un carrito o en un juego de encajar formas en solo unos minutos.

    Cada uno de los juguetes DIY de este post me ha llevado hacerlo unos minutos y todos llevan bastante tiempo en casa menos el tren al que le mete tanta caña que le dura días.

    No esperéis DIY complicados que no es lo mío. Son fáciles de hacer y entretenidos para la peque.

    5 juguetes DIY con cajas de cartón en 5 minutos

    Materiales

    Aparte de las cajas necesitaremos según el DIY:

    • Un cúter.
    • Rotuladores o bolis de gel chulos.
    • Hilo grueso. Suelo usar del  de cáñamo porque es biodegradable, barato y queda bien tanto para atar plantas como para hacer banderines de papel o cualquier manualidad.  Sirve lana pero se rompe fácil, también cordones reciclados de zapatos, de pijamas, lazos…
    • Cinta adhesiva.

    Vamos con los juguetes. Empiezo con los más simples y termino con la lavandería que lleva más tiempo, como 10 minutos, eso que es triple (tendedero, lavadora y secadora).

    5 Juguetes DIY con cajas de cartón que chiflan a los peques

    Tren

    En este caso son cajas de leche pero valen de cualquier tipo y tamaño. Podemos usar cajas de zapatos, leche, electrodomésticos que hemos comprado… Se pueden mezclar distintos tamaños lo que les da un plus de entretenimiento porque se ponen a clasificar que cosas van en cada una.

    • Se necesitan dos o tres cajas, hilo y algo para hacer agujeros en las cajas para pasar el hilo como un cúter, tijera o sacacorchos.
    • Colocamos las cajas como queremos que quede montado el tren. Hacemos dos agujeros en cada caja por donde luego pasaremos el hilo. Aguanta más sin romper con un agujero a cada lado de la caja en vez de uno solo en en centro.
    • Pasamos el hilo por los agujeros uniendo las cajas de dos en dos y hacemos un nudo.
    • En la “caja locomotora” podemos hacer un par de agujeros más y pasar un hilo con que quede largo y le sirva para tirar por él.

    Si se rompe alguna caja, la podemos sustituir por cualquier otra.

    Nota: En este momento no tenemos TrenDIY por casa. Las fotos del tren que veis tienen unos meses, se las hice con el móvil para enviárselas a un familiar. Al verlas cuando las estaba editando para el post, va la peque y me dice que quiere que le haga un barco como el tren, jajajaja. Imaginación no nos faltes.

    DIY tren con cajas de cartón

    DIY tren con cajas de cartón

    Cajón-carrito

    Ideal, ideal para que recoja los juguetes. Los mete dentro de la caja y los guarda en la parte baja de ese mueble.

    Respecto al juego, para mi niña es otro rollo que el tren (que ahora también puede ser un barco, jajaja).

    Hacerlo es como el tren en versión simple.

    • Necesitamos una caja, un hilo o lazo y algo para hacer un par de agujeros. Os recomiendo una caja de un tamaño que os coja en la parte baja de algún mueble y que cojan bastantes juguetes ;D.
    • Hacemos un par de agujeros en la caja y pasamos un hilo o lazo. Le dejamos un trozo largo para que pueda tirar por él.

    Más fácil imposible ¿no? ¡Y el juego que da!

    La caja de la foto lleva no sé cuantos meses por casa. La hemos tenido que parchear con cinta adhesiva y de carrocero más de una vez pero sigue aguantando. Lo mejor es que encaja perfectamente en un mueble que tenemos y va genial para guardar los peluches. Mi hija tiene un carrito muy chulo de esos tipo cesta pero lo de tirar por la cuerda se ve que es otro rollo.

    Carrito DIY con caja de cartón

    Juego de encajar formas

    • Necesitamos una caja con tapa, las de zapatos son ideales, un lápiz o rotulador, cúter y lo que vayamos a usar como formas para encajar (en mi caso las piezas de madera).
    • Colocamos los distintos tipos de formas sobre la caja de forma que cojan bien y no queden muy juntas. 5 o 6 como mucho.
    • Con el lápiz o rotulador dibujamos el contorno y después, con cuidado, cortamos con el cúter.

    La caja sirve para jugar y para guardar las piezas. Un juego de habilidad barato, barato.

    Las piezas de madera las compré en una mercadillo por unos francos pero podéis usar botes de plastilina, fichas de lego, cortapastas, moldes de plastilina…

    En la foto se ve que la caja está hecha polvo. En breve será sustituida por una de la competencia, jajajaja.

    DIY de encajar formas con caja de cartón

    Establo

    Edificios.

    Ya sabéis, esos juguetes tan monos, y caros, que ocupan tanto y que no siempre tienen el éxito esperado.

    Mi hija tiene una casita de muñecas de madera a la que le hizo caso dos días, lógico si pensamos que no tenía ni tres años cuando la recibió. Está perfectamente empaquetada en el garaje para sacar en unos años. Cuando cumplió tres años le regalaron esta clínica veterinaria de Play Mobil con la que juega bastante, la verdad, pero la mayor parte del tiempo con lo que juega es con los muñecos y accesorios.

    • Necesitamos una caja con tapa. Preferentemente blanca o marrón con lo mínimo de letras o dibujos para poder dibujar. En mi caso tiene tapa doble pero sirve con tapa simple. También necesitamos rotuladores o bolis de gel, cúter y cinta adhesiva si tiene tapa doble.
    • Si tiene tapa doble, le ponemos a una de ellas cinta adhesiva para que no pueda abrirse. Es para evitar que se le caigan siempre los juguetes cuando la lleva de un lado a otro. Con la otra tapa será suficiente para meter las cosas o buscar algo.
    • Dibujamos una puerta grande y alguna ventana. Las recortamos con el cúter. Yo las ventanas las saqué completamente para evitar que rompa la caja en cuatro días abriéndolas y cerrándolas. La puerta la puse de abrir hacia abajo así cuando está jugando la puerta sufre menos ya que los animales pasan por encima y recibe menos tirones.
    • Adornamos con los rotuladores y los bolis. Yo puse un montón de flores, tejas y el canal de recogida de agua del tejado.

    Es un establo pero podría ser un garaje con dos o tres puertas, una casita de campo, un cole o lo que prefieran vuestros peques.

    El establo de la foto tiene como un año ya y juega con el por épocas. Lo mejor, para mí, es que ocupa poco y puede guardar cosas dentro. Los muñecos tiene orígenes muy dirversos (véase la pedazo vaca que se trajo de España pero si coge por la puerta, le vale, jajajaja).

    DIY establo cerrado con caja de cartón

    DIY Granja con caja de cartón

    Lavandería

    Lo más de lo más. Consta de lavadora, secadora y tendedero por el módico precio de cero euros. Nosotros se lo integramos desde el principio en su cocina y de ahí no se mueve. El día que hacemos la colada, ella hace la de sus muñecas, trapos y lo que sea. Me hace mucha gracia que a veces me pide un trapo o algo para usar de manta que los de ella están en el tendedero aún mojados.

    Al principio ponía las pinzas en los bordes de la caja y fue como cogió habilidad con ellas. No me preguntéis porque tiene pinzas en las puertas de la lavadora y la secadora. Misterios de tresañera.

    • Necesitamos tres cajas. Una de ellas, la que será el tendedero tiene que estar abierta por arriba. Las nuestras son de leche pero valdrían de zapatos aunque quedaría una lavandería más pequeña. También necesitamos un poco de hilo o un trozo de lazo para las asas de las puertas (en una tiene una agarradera de un juguete, un trozo de hilo grueso largo  para el tendedero, rotuladores y cúter.
    • Empezamos con la lavadora: dibujamos la puerta, el asa de la puerta, los botones y el cajetín del detergente. Ahora recortamos la puerta dejando como un tercio sin cortar. Hacemos dos agujeros en lo que sería el asa, pasamos el hilo por los agujeros y hacemos un nudo.
    • Secadora: igual que la lavadora pero sin cajetín del detergente.
    • Tendedero: hacemos dos agujeros a cada lado y pasamos el hilo por ellos. Cerramos el hilo con un nudo comprobando que quede tenso y listo. Si tenéis varios tipos de pinzas en casa, dejadles probar cuales les van mejor.

     

    DIY tendedero con caja de cartón

    Lavandería DIY

     

    Pues ya están nuestros juguetazos baratos a más no poder y que dan opciones de juego muy variadas. Más no les podemos pedir.

    ¿Vais a hacer alguno? ¿Cuál? ¿Ha resultado como esperabais? 

  • 16 May

    Yogur casero en olla programable [+mermelada de fresas baja en azúcar]

    Yogur casero en olla programable con mermelada de fresas

    Si tenéis una olla programable, hacer yogur casero es tan fácil como mezclar un yogur y un litro de leche.

    Es todavía más fácil que hacerlos al horno, que ya es decir. Usando el mismo tipo de yogur y de leche los yogures a mí me quedan igual. Ni más ni menos cremosos o líquidos en la olla que en el horno.

    La olla programable que yo tengo tiene un programa específico para yogur que hace que funcione más o menos como una yogurera. En otras ollas que no tengan un programa específico, se tratará de imitar ese programa. Para eso necesitáis que la olla pueda estar a baja temperatura, entre 37°C y 43°C, unas 8-10 horas.

    Yogur casero en olla programable con mermelada de fresas

    La principal diferencia con respecto al horno es que el yogur se hace todo junto y una vez hecho se mete en botes. En el horno, se puede hacer ya en los botes. La ventaja es que como el yogur ya está hecho, puedo poner en el fondo mermelada o compota casera, porque no van a interferir con la fermentación.

    Mi olla es esta que tiene 45 programas y cuesta 100 € solo que la compré en Austria y la marca es Tefal y no Moulinex (me costó unos 20 euros más). Pero es exactamente igual.

    Por si preguntáis, no la tengo por los yogures, no. La tengo por los guisados en los que meto todo dentro, programo la temperatura y tiempo y la muy maja nos tiene la comida preparada a la hora que le decimos :D.

    Os cuento como hacer el yogur y después la mermelada de fresas.

    Yogur casero en olla programable

    Ingredientes

    Yo no le pongo azúcar o edulcorantes pero podéis añadirle a vuestro gusto.

    1. Un litro de leche a temperatura ambiente. Si está muy fría, la podéis meter dos minutos al microondas. La leche fresca hay que hervirla antes durante unos minutos y dejarla enfriar.
    2. Un yogur natural 125 gr. mínimo. Sí sirve yogur de frutas, azucarado, griego… pero tiene que ser yogur no natillas, flan o cosas así.
    3. Azúcar, edulcorantes o aromatizantes al gusto.

    Preparación

    1. Ponemos la leche en la olla programable.
    2. Removemos el yogur y lo añadimos a la olla programable. Removemos el yogur y la leche para que se mezclen bien. Uso la cuchara de plástico que trae la olla para que no se ralle.
    3. Programo la olla en el programa de yogur y le digo a que hora quiero que esté listo. Lo suelo hacer de noche y tenerlo listo por la mañana. En otras olla probad a ponerla a 40 grados durante 8 horas.
    4. Una vez listo, la olla pita cuando acaba, rellenamos los botes y los ponemos en la nevera. Si los queremos con la mermelada, ponemos la mermelada y después el yogur.

    Yogur en olla programable con mermelada de fresa

    Mermelada de fresas para yogures caseros

    Esta mermelada no es de larga duración. Va bien para yogures o cosas así que consumamos en unos días. Lo bueno es que se hace en unos minutos y está muy rica.

    Es muy raro que solo le ponga fresas. Le suelo añadir uno o dos tallos de ruibarbo (imprescindible según mi hija), un par de peras maduras o manzanas. Si le añado ruibarbo, añado más azúcar. Uso fresas congeladas porque las frescas me las como siempre, jajaja.

    Con melocotones pelados, nectarinas o ciruelas de esas que se nos ponen muy maduras en temporada queda también muy bien. Otra opción riquísima es con uvas cortadas a la mitad.

    Si miráis las fotos ya se ve que le pongo bastante a cada yogur. Podéis reducir cantidades si queréis menos.

    Ingredientes

    1. Medio quilo de fresas. Yo uso congeladas sin trocear.
    2. Una cucharadita de maizena (fécula de maíz) para espesar.
    3. Una cucharada de azúcar. Se le puede añadir más o un poco de edulcorante, va al gusto.
    4. Opcionalmente: uno o dos tallos de ruibarbo en trocitos (nuestra preferida), un par de peras maduras en trocitos, una o dos manzanas en trocitos, un tallo de ruibarbo y una pera…

    Preparación

    1. En un cazo ponemos toda la fruta hasta que hierva y bajamos un poco el fuego.
    2.  Lo dejamos 10 minutos removiendo para que no se pegue.
    3. Apartamos del fuego.
    4. Añadimos el azúcar bien mezclado con la maizena.
    5. Removemos bien y ponemos al fuego unos minutos hasta que espese.
    6. Apartamos del fuego y ponemos en los botes en los que irá el yogur. Si al yogur aún le falta bastante, los ponemos en la nevera. Si el yogur ya está, tenemos que esperar a que la mermelada se enfríe un poco o nos podemos cargar el yogur.

    Pues así de fácil es hacer yogures en una olla programable que admita temperaturas bajas. La mermeladita de fresas es simple pero quedan unos yogures buenísimos.

    Si tenéis una yogurera y no sabéis muy bien como usarla, Diana del blog Marujismo lo explica estupendamente en este post. A ella le dedico mis post sobre yogures por ser quien me animó a escribirlos y por maja.

    ¿Hacéis yogures en casa? ¿Qué le añadís? ¿Sois de olla programable, yogurera u horno?

  • 09 May

    Bolsa del bebé recién nacido para el hospital [+ checklist descargable]

    Bolsa del bebé recién nacido para el hospital

    En el post dónde os doy consejos para hacer la bolsa de mamá para el hospital, os explico las vueltas que di para que no me faltara nada los días que estuviera allí pero sin llevarme media casa.

    Para preparar la bolsa del bebé más de lo mismo solo que peor. A ver, ¿qué madre no quiere todo más que perfecto para recibir a su bebé? Si es el primero, ya ni os cuento.

    Los bebés necesitan un montón de cosas para arrancar su vida fuera de nuestra barriga. O eso es lo que pensamos por lo que tendemos a exagerar. Lo peor es que metemos y metemos y siempre se nos olvida algo esencial.

    Bolsa del bebé recién nacido para el hospital

    Sobre cómo hacer la bolsa para mamá, lo primero que aconsejo es que os informéis en el hospital en el que nacerá el bebé, con la matrona o en los cursos de preparación al parto sobre la documentación que se necesitará, que tiene y que no el hospital para la madre (braguitas, camisones, discos de lactancia, compresas…). En ese momento también debéis consultar qué tienen y qué necesitáis llevar para el bebé.

    La lista de cosas que se necesitan para el bebé puede ser más larga o más corta según el hospital.

    Yo sólo tuve que llevar ropa para la salida del hospital, con su gorrito y una manta. Como hacía mucho frío (febrero en Suiza), metimos a la peque en pijama en la sillita del coche con su saquito de invierno y por encima la mantita.

    En nuestro caso, absolutamente todo lo demás lo tenía el hospital.

    Pero no siempre es así.

    De un hospital a otro varía mucho lo que tienen. En los hospitales en los que tienes que llevar tú todo o casi todo suelen dar una lista. Otra cosa es que nos resulte práctico lo que pone en esa lista y prefiramos llevar otras cosas.

    Consejos para hacer la bolsa del bebé para el hospital:

    • Información: haz previamente una lista y tenla a mano cuando te informes para no olvidarte nada. Aunque sean muchas preguntas, la persona que te informe agradecerá que vayas al grano sin liarte. Al final del post te dejo una que te puede servir de guía.
    • No exageres. Son unos días.
    • Ten en cuenta la época del año en la que nacerá el bebé. En verano necesitarás pijamas más finos y bodys de manga corta y en invierno, bodys de manga larga y una mantita más gruesa o de lana.
    • Lleva las tallas 56 o 62.
    • La ropa debe ser cómoda y suave para no hacer daño a la delicada piel del bebé y fácil de poner y abrochar. Da prioridad al bienestar del bebé sobre lo “mono” que va a estar. ¡Lo estará de cualquier modo!
    • La ropita ha de estar previamente lavada con detergente neutro y sin suavizante (puedes usar vinagre, deja la ropa genial).
    • Elimina las etiquetas que puedan rozar y dañar la piel del bebé.
    • En algunos hospitales no tienen nada de ropa para el niño y te pedirán llevar en una bolsa aparte la primera ropa del bebé (body, pijama y un gorrito).
    • Los recién nacidos duermen un montón así que los pijamas de cuerpo entero con pies son lo más cómodo.
    • La crema para la zona del pañal aconsejan usarla solo cuando está rojo y no en cada cambio. Nuestra preferida es esta, una maravilla.
    • Lo mejor al principio es lavar al bebé solo con agua.  A nosotros nos aconsejaron esperar MÍNIMO 48 horas entre baños y nada de jabones que agredan su piel.
    • Las toallas mejor si tienen capucha para cubrirle la cabecita. Para limpiarle la cara, los plieges del cuello y las orejitas mejor si consigues unos pequeños paños.
    • Personalmente no utilicé babero hasta que empezó a comer a los seis meses. Preferí unas toallas blancas pequeñas. Dejaba una colgadas en la cunita o donde estuviera el bebé para tenerlas a mano al amamantar. Son muy baratas (creo que 10 me costaron cinco francos en Ikea) y se lavan bien.

    Checklist de la bolsa del bebé para descargar

    Aquí os dejo una checklist para tomar como guía. La podéis descargar e imprimir para que os resulte más cómodo al preguntar en el hospital, con la matrona o los cursos.

    Checklist de la bolsa del recién nacido para el hospital

    Checklist De La Bolsa Del Recién Nacido Para El Hospital (344.7 KiB)

    ¿Te resulto difícil preparar la bolsa para el bebé? ¿Crees que falta algo importante en la checklist?

    ** Este post lo publiqué originalmente en febrero del 2015 en los primeros días del blog. La checklist original se descargó casi 1000 veces. Por eso decidí mejorarlo y  republicarlo aprovechando que estoy preparando la bolsa para mi segundo bebé. La nueva checklist tiene letras menos gruesas por lo que es más fácil de leer y consume menos tinta si la queréis imprimir. 

  • 02 May

    Cómo hacer yogur casero en el horno [natural, con muesli y con frutas]

    Por fin un post en el que cuento como hago yogures caseros en el horno. No sé la de veces que me habrán preguntado.

    En otro post os diré como hago yogur en la olla programable que también es muy fácil.

    Primero explico como hago yogur natural simple de toda la vida. Después, usando el yogur natural como base, os digo como lo enriquezco con frutas, con canela y con muesli casero.

    No me voy a meter en temas de temperaturas porque a mí me sale igual haciéndolo a ojo (a dedo meñique, para ser exactos) que cuando lo hacía con termómetro. Además hay mil páginas de gente cualificada que dan todos los detalles técnicos que queráis sobre el tema.

    Yogur casero en el horno

    Siempre uso leche entera y yogur entero porque me gusta más el sabor que con desnatados. Estando embarazada uso exclusivamente UHT aunque me quedan más líquidos los yogures.

    La leche fresca tendría que hervirla un buen rato para matar microbios indeseables pero el resultado es más rico.

    Lo bueno si quedan más líquidos es que se pueden beber si los removemos bien. A la peque le encanta poder bebérselos. Ventaja grande, jajaja.

    No añado azúcar ni miel ni estevia u otros edulcorantes pero se pueden añadir cuando la leche está muy caliente.

    Tampoco añado nata pero les da un toque rico al tiempo que sube las calorías y el coresterol, jajaja. También habría que añadirla a la leche caliente.

    Yogur natural casero en el horno

    Materiales

    • Una olla.
    • Botes. En este caso he usado vasos pero antes usaba unos de botes aceitunas reciclados y otros más pequeños aún de mostaza. También podéis usar botes de los de almacenar leche materna, potitos de bebé…. Ojo que las tapas metálicas no estén oxidadas.
    • Cuchara y varillas (opcional).
    • Una jarra (opcional). La uso porque me es más fácil rellenar los botes que con la olla.
    • Tres paños de cocina.
    • Bandeja. La uso para meter los botes en el horno.

    Ingredientes

    • Un litro de leche.
    • Un yogur de 125 gr. como mínimo. Yo uso yogur natural de 150 gr. Puede ser de sabores pero según la cantidad de azúcar y fruta que tenga puede variar el resultado.

    Preparación

    1. Sacamos el yogur de la nevera. Así no baja tanto la temperatura de la leche al mezclarlos.
    2. Calentamos la leche hasta que esté a punto de hervir. La fresca debería dejarse hervir y mantenerla casi hirviendo unos cinco o diez minutos más. Apartamos del fuego. En este momento podríamos añadir azúcar, estevia, nata…
    3. Dejamos que la leche se enfríe hasta que podamos meter el dedo meñique notándola caliente pero que no queme. Si la leche está muy caliente, nos cargamos las bacterias que son las que hacen que fermente y tengamos yogur.
    4. Ponemos el horno al mínimo. No hace falta si lo hemos usado hace dos o tres horas.
    5. Abrimos el yogur lo removemos (yo lo hago con un tenedor pequeño), lo añadimos a la leche y removemos la mezcla. Con las varillas se mezcla mejor que con cuchara.
    6. Preparamos los botes sobre una bandeja y los rodeamos bien con un paño o toalla.
    7. Removemos de nuevo la leche y el yogur. Por comodidad yo paso la leche con el yogur primero a una jarra y después relleno los botes.
    8. Llenamos los botes.
    9. Cubrimos los botes con un trapo de cocina. Ponemos otro trapo o toalla por encima.
    10. Metemos al horno y apagamos el horno.
    11. Los dejamos unas 6-8 horas en el horno.
    12. Sacamos del horno.
    13. Si los botes tienen tapas se las ponemos. También podemos cubrir con papel de aluminio, film plástico o dejar con un solo paño.
    14. Metemos en la nevera mínimo un par de horas pero si has hecho un par de yogures grandes necesitarán más tiempo que si son muchos pequeños.

    NOTA 1: Si hace frío en la cocina, a las tres o cuatro horas pongo el horno a 50 grados unos cinco minutos.

    NOTA 2:  En teoría, no necesitáis horno, se puede hacer en una nevera portátil. No lo he probado pero si lo hacéis así, a las tres horas, cambiad los paños por unos calientes (los podéis calentar con la plancha o sobre una olla ;D).

    Se deben consumir en menos de una semana. A nosotros nos duran un par de días.

    Si todo lo que usáis para hacer el yogur está superlimpio, se puede usar de este yogur para hacer la siguiente remesa.

    Ahora vamos a añadirles un poco de sabor.

    Cómo hacer yogures caseros

    Yogur con frutas y canela

    Con canela

    Añadir canela después de verter la leche en el bote.

    Manzana u otras frutas frescas

    Las frutas pueden aguar el yogur por eso prefiero añadirlas en el momento de comer el yogur.

    De todas formas os cuento como podéis añadir frutas antes de hacer el yogur.

    Para hacerlo con manzana y canela, corto un cuarto de manzana por yogur en trocitos, añado una cucharada de agua y la pongo unos segundos en el micro para matar alguna posible bacteria despistada que haya por ahí y asarla un poco. La dejo escurrir sobre un colador. Coloco la manzana en el fondo del bote donde quiero hacer el yogur y luego añado la mezcla de leche y yogur. Por encima le pongo canela. Sale muy bueno.

    Cuanto más contenido en agua tenga la fruta, más aguará el yogur. Con un plátano simplemente machacado en el fondo no quedan mal.

    Probad a triturar la fruta que prefiráis, poner unos segundos en el micro y dejar escurrir sobre el colador.

    Yo los experimentos los hago en un solo yogur por si el resultado es malo, jajaja.

    Yogur con muesli casero

    A diferencia de con las frutas frescas, para el muesli uso frutas secas(pasas, higos…), frutos secos y avena que tienen muy bajo contenido en agua. De hecho, absorberán parte de la leche y quedan más sólidos.

    Os pongo un ejemplo y lo que suelo añadir al muesli.

    Muesli casero

    Para yogur hecho con un litro de leche y un yogur.

    1. Dos cucharadas de avena.
    2. Dos cucharadas de uvas pasas y/o higos secos en trocitos, ciruelas pasas en trocitos, mango seco en trocitos, coco, albaricoques secos… Uso sin que vengan “empolvados” en azúcar.
    3. Dos cucharada de almendras(las rompo en dos o tres trozos con los dedos), avellanas, nueces, anacardos, pepitas de calabaza, semillas de lino, semillas de sésamo, pipas…

    El muesli admite flexibilidad total y cada uno en su casa lo hace a su gusto, variando las cantidades como mejor le vaya.

    Le añado tres cucharadas o cuatro de leche, remuevo y lo meto diez segundos al micro. Le añado la leche para que no se chamusque en el micro ya que todo es seco.

    A continuación, pongo el muesli en los botes y luego añado la mezcla de leche y yogur.

    Ya me contaréis como os salen los yogures en el horno.

    ¿Qué os gustaría añadirle a vuestro yogur? 

¡Pizza casera! Mmmmmmmm…. Rica y sana. Muy sana, si nos ponemos.

La pizza casera es tan genial porque en ella todo, pero todo es personalizable. Por eso a Madresfera se le ocurrió la genial idea de hacer un carnaval de posts de pizzas #amimanera.

La nuestra, como la de cada uno, es muy a nuestra manera.

Siempre hacemos la masa nosotros y aquí ya empieza la personalización. Personalmente la masa es lo que más me gusta. Procuro hacerla con levadura fresca y con los bordes gordos, muy gordos.

Pizza doble casera

Personalizando nuestra pizza casera

La masa.

Ya sabéis eso de el secreto está en la masa ;D. Pues para mi es cierto al 100%.

  1. Harina: Puedes usar la que prefieras como trigo o espelta, refinada o integral. Yo la hago con al menos la mitad de harina integral para que sea más nutritiva.
  2. Levadura: Con la fresca es como más me gusta pero requiere tiempo de reposo y a veces el tiempo escasea. Otra opción es ponerle harina química y no dejarla reposar o directamente sin levadura aunque el resultado no es el mismo, claro.
  3. Sabor: El aceite de oliva no puede faltar y ya le aporta su toque de sabor. Además yo le pongo hierbas aromáticas, sal, pimienta, jengibre… según me apetezca. En los bordes puedes esconder queso, jamón, aguacate, aceitunas, trocitos de uvas o ciruela…

Te haces una idea porque me gusta tanto la masa ¿no? Jajajaja. En España sé que e muchas panaderías se puede encargar  la masa, incluso integral. Lo cierto es que te ahorras un buen curro pero aquí es imposible.

Salsa.

Por llamarle de alguna manera. Me refiero a lo que va entre la masa y los ingredientes. Hay mil posibilidades pero estas tres facilitas son nuestras preferidas.

  1. Tomate fresco triturado con albahaca y una pizca de sal. Si tengo tiempo, lo pongo unos minutos al fuego para que reduzca la cantidad de agua.
  2. Aguacate triturado o aplastado con tenedor.
  3. Aceite de oliva, con hierbas frescas (cebollino y cilantro, por ejemplo) y ajo. Una cucharada de aceite o una y media es suficiente. Después hay que extenderlo muy bien para que no quede pringosa la pizza.

Entre la masa y la salsa ya está requetebuena y podríamos meterla ya al horno pero la vedad es que siempre le ponemos los ingredietes.

Ingredientes para cubrir.

Nosotros somos muy de usar lo que tengamos por casa. Siempre ponemos vegetales y lo demás varía mucho. Algunos de los ingredientes que usamos son:

  1. Conservas: atún, sardinas, pulpo… Aceitunas, pimientos de piquillo, remolacha…
  2. Fruta: manzana, piña, uvas, mango o ciruelas contadas finitas.
  3. Embutido: jamón cocido o panceta, son los que más usamos.
  4. Queso y mozzarela.
  5. Vegetales frescos: cebolla, pepino, calabacín, tomate, lechuga, rabanitos, rúcula, canónigos, espinacas, zanahoria rallada, col rallada…
  6. Pescado(congelado o ahumado): langostinos, salmón ahumado , trucha ahumada…

Como nunca conseguimos decidirnos de que hacerla, hacemos siempre la mitad con unos ingredientes y la mitad con otros. Luego en la mesa comentamos que combinación nos gusta más, jejeje.

La pizza de las fotos de arriba es la última que hicimos. Los bordes que se ven son los que más flacos salieron. Por el otro lado eran bastante más gorditos pero la foto salió mal (tenía hambre jajaja).

Untamos en la masa aceite de oliva, albahaca, cilantro y perejil machacados en el mortero.

Una de las partes llevaba sardinas, cebolla y tiras de pimiento. La otra mitad tomate, mozarela y aceitunas rellenas.

Aquí cada vez que hacemos pizza sale una cosa nueva y estamos encantados. Solo hacemos pizza cuando estamos los dos (y la peque claro). Es un trabajo en equipo con el que nos lo pasamos pipa.

La única regla fija es que sea lo más sana y nutritiva posible.

¿Tú cómo haces la pizza? ¿Cual es tu ingrediente preferido? ¿Cuál no soportas en la pizza?

Coméntame o comparte lo que quieras.