09 May

Bolsa del bebé recién nacido para el hospital [+ checklist descargable]

Bolsa del bebé recién nacido para el hospital

En el post dónde os doy consejos para hacer la bolsa de mamá para el hospital, os explico las vueltas que di para que no me faltara nada los días que estuviera allí pero sin llevarme media casa.

Para preparar la bolsa del bebé más de lo mismo solo que peor. A ver, ¿qué madre no quiere todo más que perfecto para recibir a su bebé? Si es el primero, ya ni os cuento.

Los bebés necesitan un montón de cosas para arrancar su vida fuera de nuestra barriga. O eso es lo que pensamos por lo que tendemos a exagerar. Lo peor es que metemos y metemos y siempre se nos olvida algo esencial.

Bolsa del bebé recién nacido para el hospital

Sobre cómo hacer la bolsa para mamá, lo primero que aconsejo es que os informéis en el hospital en el que nacerá el bebé, con la matrona o en los cursos de preparación al parto sobre la documentación que se necesitará, que tiene y que no el hospital para la madre (braguitas, camisones, discos de lactancia, compresas…). En ese momento también debéis consultar qué tienen y qué necesitáis llevar para el bebé.

La lista de cosas que se necesitan para el bebé puede ser más larga o más corta según el hospital.

Yo sólo tuve que llevar ropa para la salida del hospital, con su gorrito y una manta. Como hacía mucho frío (febrero en Suiza), metimos a la peque en pijama en la sillita del coche con su saquito de invierno y por encima la mantita.

En nuestro caso, absolutamente todo lo demás lo tenía el hospital.

Pero no siempre es así.

De un hospital a otro varía mucho lo que tienen. En los hospitales en los que tienes que llevar tú todo o casi todo suelen dar una lista. Otra cosa es que nos resulte práctico lo que pone en esa lista y prefiramos llevar otras cosas.

Consejos para hacer la bolsa del bebé para el hospital:

  • Información: haz previamente una lista y tenla a mano cuando te informes para no olvidarte nada. Aunque sean muchas preguntas, la persona que te informe agradecerá que vayas al grano sin liarte. Al final del post te dejo una que te puede servir de guía.
  • No exageres. Son unos días.
  • Ten en cuenta la época del año en la que nacerá el bebé. En verano necesitarás pijamas más finos y bodys de manga corta y en invierno, bodys de manga larga y una mantita más gruesa o de lana.
  • Lleva las tallas 56 o 62.
  • La ropa debe ser cómoda y suave para no hacer daño a la delicada piel del bebé y fácil de poner y abrochar. Da prioridad al bienestar del bebé sobre lo “mono” que va a estar. ¡Lo estará de cualquier modo!
  • La ropita ha de estar previamente lavada con detergente neutro y sin suavizante (puedes usar vinagre, deja la ropa genial).
  • Elimina las etiquetas que puedan rozar y dañar la piel del bebé.
  • En algunos hospitales no tienen nada de ropa para el niño y te pedirán llevar en una bolsa aparte la primera ropa del bebé (body, pijama y un gorrito).
  • Los recién nacidos duermen un montón así que los pijamas de cuerpo entero con pies son lo más cómodo.
  • La crema para la zona del pañal aconsejan usarla solo cuando está rojo y no en cada cambio. Nuestra preferida es esta, una maravilla.
  • Lo mejor al principio es lavar al bebé solo con agua.  A nosotros nos aconsejaron esperar MÍNIMO 48 horas entre baños y nada de jabones que agredan su piel.
  • Las toallas mejor si tienen capucha para cubrirle la cabecita. Para limpiarle la cara, los plieges del cuello y las orejitas mejor si consigues unos pequeños paños.
  • Personalmente no utilicé babero hasta que empezó a comer a los seis meses. Preferí unas toallas blancas pequeñas. Dejaba una colgadas en la cunita o donde estuviera el bebé para tenerlas a mano al amamantar. Son muy baratas (creo que 10 me costaron cinco francos en Ikea) y se lavan bien.

Checklist de la bolsa del bebé para descargar

Aquí os dejo una checklist para tomar como guía. La podéis descargar e imprimir para que os resulte más cómodo al preguntar en el hospital, con la matrona o los cursos.

Checklist de la bolsa del recién nacido para el hospital

Checklist De La Bolsa Del Recién Nacido Para El Hospital (344.7 KiB)

¿Te resulto difícil preparar la bolsa para el bebé? ¿Crees que falta algo importante en la checklist?

** Este post lo publiqué originalmente en febrero del 2015 en los primeros días del blog. La checklist original se descargó casi 1000 veces. Por eso decidí mejorarlo y  republicarlo aprovechando que estoy preparando la bolsa para mi segundo bebé. La nueva checklist tiene letras menos gruesas por lo que es más fácil de leer y consume menos tinta si la queréis imprimir. 

02 May

Cómo hacer yogur casero en el horno [natural, con muesli y con frutas]

Por fin un post en el que cuento como hago yogures caseros en el horno. No sé la de veces que me habrán preguntado.

En otro post os diré como hago yogur en la olla programable que también es muy fácil.

Primero explico como hago yogur natural simple de toda la vida. Después, usando el yogur natural como base, os digo como lo enriquezco con frutas, con canela y con muesli casero.

No me voy a meter en temas de temperaturas porque a mí me sale igual haciéndolo a ojo (a dedo meñique, para ser exactos) que cuando lo hacía con termómetro. Además hay mil páginas de gente cualificada que dan todos los detalles técnicos que queráis sobre el tema.

Yogur casero en el horno

Siempre uso leche entera y yogur entero porque me gusta más el sabor que con desnatados. Estando embarazada uso exclusivamente UHT aunque me quedan más líquidos los yogures.

La leche fresca tendría que hervirla un buen rato para matar microbios indeseables pero el resultado es más rico.

Lo bueno si quedan más líquidos es que se pueden beber si los removemos bien. A la peque le encanta poder bebérselos. Ventaja grande, jajaja.

No añado azúcar ni miel ni estevia u otros edulcorantes pero se pueden añadir cuando la leche está muy caliente.

Tampoco añado nata pero les da un toque rico al tiempo que sube las calorías y el coresterol, jajaja. También habría que añadirla a la leche caliente.

Yogur natural casero en el horno

Materiales

  • Una olla.
  • Botes. En este caso he usado vasos pero antes usaba unos de botes aceitunas reciclados y otros más pequeños aún de mostaza. También podéis usar botes de los de almacenar leche materna, potitos de bebé…. Ojo que las tapas metálicas no estén oxidadas.
  • Cuchara y varillas (opcional).
  • Una jarra (opcional). La uso porque me es más fácil rellenar los botes que con la olla.
  • Tres paños de cocina.
  • Bandeja. La uso para meter los botes en el horno.

Ingredientes

  • Un litro de leche.
  • Un yogur de 125 gr. como mínimo. Yo uso yogur natural de 150 gr. Puede ser de sabores pero según la cantidad de azúcar y fruta que tenga puede variar el resultado.

Preparación

  1. Sacamos el yogur de la nevera. Así no baja tanto la temperatura de la leche al mezclarlos.
  2. Calentamos la leche hasta que esté a punto de hervir. La fresca debería dejarse hervir y mantenerla casi hirviendo unos cinco o diez minutos más. Apartamos del fuego. En este momento podríamos añadir azúcar, estevia, nata…
  3. Dejamos que la leche se enfríe hasta que podamos meter el dedo meñique notándola caliente pero que no queme. Si la leche está muy caliente, nos cargamos las bacterias que son las que hacen que fermente y tengamos yogur.
  4. Ponemos el horno al mínimo. No hace falta si lo hemos usado hace dos o tres horas.
  5. Abrimos el yogur lo removemos (yo lo hago con un tenedor pequeño), lo añadimos a la leche y removemos la mezcla. Con las varillas se mezcla mejor que con cuchara.
  6. Preparamos los botes sobre una bandeja y los rodeamos bien con un paño o toalla.
  7. Removemos de nuevo la leche y el yogur. Por comodidad yo paso la leche con el yogur primero a una jarra y después relleno los botes.
  8. Llenamos los botes.
  9. Cubrimos los botes con un trapo de cocina. Ponemos otro trapo o toalla por encima.
  10. Metemos al horno y apagamos el horno.
  11. Los dejamos unas 6-8 horas en el horno.
  12. Sacamos del horno.
  13. Si los botes tienen tapas se las ponemos. También podemos cubrir con papel de aluminio, film plástico o dejar con un solo paño.
  14. Metemos en la nevera mínimo un par de horas pero si has hecho un par de yogures grandes necesitarán más tiempo que si son muchos pequeños.

NOTA 1: Si hace frío en la cocina, a las tres o cuatro horas pongo el horno a 50 grados unos cinco minutos.

NOTA 2:  En teoría, no necesitáis horno, se puede hacer en una nevera portátil. No lo he probado pero si lo hacéis así, a las tres horas, cambiad los paños por unos calientes (los podéis calentar con la plancha o sobre una olla ;D).

Se deben consumir en menos de una semana. A nosotros nos duran un par de días.

Si todo lo que usáis para hacer el yogur está superlimpio, se puede usar de este yogur para hacer la siguiente remesa.

Ahora vamos a añadirles un poco de sabor.

Cómo hacer yogures caseros

Yogur con frutas y canela

Con canela

Añadir canela después de verter la leche en el bote.

Manzana u otras frutas frescas

Las frutas pueden aguar el yogur por eso prefiero añadirlas en el momento de comer el yogur.

De todas formas os cuento como podéis añadir frutas antes de hacer el yogur.

Para hacerlo con manzana y canela, corto un cuarto de manzana por yogur en trocitos, añado una cucharada de agua y la pongo unos segundos en el micro para matar alguna posible bacteria despistada que haya por ahí y asarla un poco. La dejo escurrir sobre un colador. Coloco la manzana en el fondo del bote donde quiero hacer el yogur y luego añado la mezcla de leche y yogur. Por encima le pongo canela. Sale muy bueno.

Cuanto más contenido en agua tenga la fruta, más aguará el yogur. Con un plátano simplemente machacado en el fondo no quedan mal.

Probad a triturar la fruta que prefiráis, poner unos segundos en el micro y dejar escurrir sobre el colador.

Yo los experimentos los hago en un solo yogur por si el resultado es malo, jajaja.

Yogur con muesli casero

A diferencia de con las frutas frescas, para el muesli uso frutas secas(pasas, higos…), frutos secos y avena que tienen muy bajo contenido en agua. De hecho, absorberán parte de la leche y quedan más sólidos.

Os pongo un ejemplo y lo que suelo añadir al muesli.

Muesli casero

Para yogur hecho con un litro de leche y un yogur.

  1. Dos cucharadas de avena.
  2. Dos cucharadas de uvas pasas y/o higos secos en trocitos, ciruelas pasas en trocitos, mango seco en trocitos, coco, albaricoques secos… Uso sin que vengan “empolvados” en azúcar.
  3. Dos cucharada de almendras(las rompo en dos o tres trozos con los dedos), avellanas, nueces, anacardos, pepitas de calabaza, semillas de lino, semillas de sésamo, pipas…

El muesli admite flexibilidad total y cada uno en su casa lo hace a su gusto, variando las cantidades como mejor le vaya.

Le añado tres cucharadas o cuatro de leche, remuevo y lo meto diez segundos al micro. Le añado la leche para que no se chamusque en el micro ya que todo es seco.

A continuación, pongo el muesli en los botes y luego añado la mezcla de leche y yogur.

Ya me contaréis como os salen los yogures en el horno.

¿Qué os gustaría añadirle a vuestro yogur?