17 Jul

Helado de ciruelas rico y sano en cinco minutos.

Con este calor lo que más apetece son helados, desde luego. Este helado de ciruelas es muy rico y ligero. Lo puedes hacer incluso sin azúcar y lo tendrás listo en minutos. En casa lo hacemos un montón por que nos gusta mucho su sabor y por que es un buen alimento para la peque.

Si estás a dieta este helado te vendrá genial.

Helado de ciruelas

Solo tiene tres ingredientes. Incluso se puede hacer con dos.

El helado en si se hace en minutos pero la ciruela tiene que estar ya congelada. Esto lo puedes hacer el día antes o durante el fin de semana y cogerla en cuanto os apetece el helado.

Yo  cuando me pongo corto para varios helados y congelo en bolsas (una bolsa por helado). Así cuando nos apetece, sacamos una bolsita de ciruelas troceadas y hacemos el helado en un plis.

Lo que si te recomiendo es que si congelas varias raciones escribe en la bolsa la fecha. Evitarás que se quede fruta mucho tiempo en el congelador y que incluso tengas que tirarla.

INGREDIENTES PARA EL HELADO CASERO DE CIRUELAS (dos raciones)

  • 6 ciruelas bien lavadas
  •  un yogur natural sin azúcar (se supone que estará en la nevera ya frio)
  • una cucharadita de azúcar o un poco de stevia o tu endulcorante preferido

PREPARACIÓN

  1. Lava bien las ciruelas y trocéalas. Yo no les saco la piel para conservar el máximo de nutrientes(el hueso, sí, y me cuido bien de apartarlo para que no fastidien la batidora o se lo pueda tragar la peque).
  2. Méte los trozos de ciruela en una bolsa para congelador lo más extendidos que puedas. Si se quedan todos los trozos apelmazados en el fondo de la bolsa, al congelarse se formará una especie de piedra de trozos de ciruela. Será imposible triturarlo. Si dejas los trozos extendidos, será muy facil que se suelten para meter en el vaso de la batidora y los triturará fácilmente.
  3. Déjalas en el congelador al menos una de hora. Dependerá de tu congelador y del tamaño en el que hayas troceado la ciruela. Cuanto más grandes los trozos, más tardarán en congelarse.
  4. Cuando queráis tomar el helado coge los trozos de ciruela congelados y ponlos en un vaso o jarra aptos para la batidora.
  5. Añade una cucharadita de azúcar o un poco de stevia y el yogur natural.
  6. Tritura bien.
  7. Prueba. Añade más azúcar o stevia si es necesario y vuelve a triturar. Esto dependerá de lo dulce que sean las ciruelas que estás usando. También puedes usar un yogur azucarado Personalmente prefiero controlar cuánto azúcar pongo.
  8. Sirve en copas o vaso y tomadlo inmediatamente o ponlo en la nevera (no mucho tiempo).

Cómo ves es una receta fácil fácil. Estas recetas se me ocurren cuando tengo mucha fruta y no quiero que se me estropee. En este caso el experimento salió bien. ¡Jajaja!

Lleva un montón de ciruelas así que mejor no abusar o puede que el vientre se os aligere. Me entiendes ¿no? (o si estás estreñida puede que te ayude).

No soy mucho de helados pero los caseros de fruta me tienen enganchada, especialmente este helado de ciruelas. Será que se que son tan sanos y sientan tan bien con estos calores, digo yo.

Entre las sugerencias de compras de hoy te dejo un par de batidoras buenas por si necesitas una. La mía tiene un montón de años y funciona como el primer día.





¿Qué te parece este helado casero de ciruela? ¿Eres de helados caseros?

 

Coméntame o comparte lo que quieras.