21 Feb

El mejor PanPizza del mundo en solo 10 minutos

A mi marido y a mi nos encanta comer y comer bien. Qué raros somos, ¿no? Ok, es cierto que la mayoría de nosotros adoramos comer y comer bien y si es sano pues mejor que mejor.

Trabajando los dos fuera de casa, tuvimos una temporada de comida rápida pero además de la mala. Y a  veces de la muy mala que por encima de ser mala no está buena. Y aún así, lo volvíamos a hacer.

Llegábamos a casa cansados y medio muertos de hambre (bueno, no medio muertos pero muy hambrientos y con ninguna gana de cocinar durante una hora) y nos comíamos cualquier cosa. Lo que queríamos era comer y punto. Comer mucho y mal no es un buen plan nunca. Dolor de estómago de cabeza, cero energía y por tanto unas ganas tremendas de no hacer nada.

Durante una de estas digestiones pesadas, nos propusimos buscar la manera de comer mejor.  Teníamos que pensar algo que pudiéramos hacer rápido, que estuviera bueno y que fuera sano. Comer no es sólo llenarse la barriga, es alimentarse adecuadamente. Seguro que había mil posibilidades pero teníamos que ponernos a hacerlo de verdad.

Una de las primeras comidas, surgió de casualidad hablando del pan tumaca, fue la PanPizza  (o tosta) y aún seguimos con ella. Admite infinitas variaciones y de paso aprovechamos el pan del día anterior(aquí no se tira nada).

El mejor PanPizza del mundo en solo 10 minutos

El mejor PanPizza del mundo en solo 10 minutos

INGREDIENTES PARA PANPIZZA:

  • Pan
  • Aceite de oliva
  • Tomate
  • Pepino
  • Mozzarela

PREPARACIÓN:

Primero enciendo el horno a 250 ºC. Pongo un buen aceite en el pan. Para que el aceite se reparta mejor, junto dos trozos por el lado que tienen aceite y los aprieto un poco. Si el pan está muy seco lo humedezco primero con agua.

A continuación, ponemos encima tomate y pepino. Cubrimos con mozzarela y al horno 5-10 minutos. Lo sacamos cuando tiene colorcito. Le solemos poner hierbas aromáticas frescas de nuestro jardín. Con albahaca fresca es como más nos gusta.

Mientras el PanPizza está en el horno solemos hacer una ensalada para acompañar. Las de bolsa que vienen ya lavadas solo necesitan el aliño. En nada de tiempo tenemos una comida rica y sana. 

En realidad, tenemos mil variantes del PanPizza. Nos encanta ya que si el pan es fresco y no aguantamos el hambre ni un minuto más no hace falta ni meterlo al horno (o nos vamos comiendo una porción y el resto al horno). Va directo a la mesa. Podemos variar el pan y todos los demás ingredientes. Viva el ¡PanPizza!

Esta es una de esas comidas rápidas de las que hablaba en el post de San Valentín.

¿Cuáles son vuestras opciones de comida rápida y sana?

Coméntame o comparte lo que quieras.