08 Nov

Como escoger el mejor carrito o silla para el bebé

Comprar el carrito o la silla para el bebé es algo en lo que te aconsejo que inviertas tiempo si quieres que sea el más adecuado para tu familia.

Para mí, hay un punto esencial en la elección de un carrito, la decisión de partida en a la hora de elegir un carrito que te servirá para descartar un montón de modelos.

Punto de partida para escoger un carrito o silla para el bebé

No necesitas ni ir a ningún sitio a mirar carritos, ni ver catálogos, ni páginas online. Es una elección fácil pero definitivamente marcará la comodidad para el bebé y la vuestra.

Lo único que tienes es que pararte a pensar por dónde va rodar el carrito, a dónde váis a ir con él.

¿Vés que fácil? Pues cuando sepas por donde va a ir el carrito ya tienes el punto más importante claro: las ruedas.

¿Por qué es tan importante? Por que no todas las ruedas van bien en todos los terrenos.

De la rueda dependerá el confort del bebé y de quien empuje el carrito. Nuestra espalda ya sufre bastante, sin tener que deslomarnos por tener un carrito con la rueda equivocada.

Como elegir el mejor carrito o silla para el bebé

Tipos de ruedas

  • Ruedas grandes hinchables: ideales para cualquier terreno: adoquinado, campo, playa, por un pueblo o ciudad con muchos obstáculos,… Así nos evitamos que el peque vaya dando saltos dentro del carrito. Se lleva casi sin esfuerzo. Nosotros le damos aire en la gasolinera. Tenemos una cámara de repuesto y se pueden parchear. Ningún pinchazo en tres años eso que le hemos dado tute de campo y montaña. Para mi hay una palabra que las define: comodidad. Lo has adivinado, son mis favoritas.
  • Ruedas rígidas: para terrenos lisitos sino cuesta más llevarla y como no amortiguan nada el peque va a saltos dentro. La ventaja es que no se pinchan. Nosotros tenemos una silla de paseo ligera con este tipo de ruedas en en el coche.
  • Ruedas rellenas de goma: No llegan al confort de las de aire pero van un poco mejor que las rígidas.

Como ves la decisión más importante es fácil ya que lo único que tienes que pensar es por donde vais a ir con el carrito.

El punto de partida, las ruedas, ya está claro. Descartamos las sillas que no tengas esas ruedas.

Antes de seguir con las que creo que son las claves para escoger un carrito repito el consejo de siempre: que mires,  que mires y que remires.

Yo soy muy fan de la compra y comparación online. Hay una página genial en España www.sillasdepaseo.es con muchísima variedad de carritos y sillas. Tiene los precios claros, mucha información y un filtro bastante útil. Si te decides por un modelo y tienes dudas, suelen responder a los correos como muy tarde uno o dos días o sino los puedes llamar (guay total).

Claves para escoger un carrito o silla para el bebé

¿En que nos tenemos que fijar ahora? Yo te aconsejo seguir los siguientes puntos en este orden e ir descartando sillas para llegar a la mas adecuada para tu familia.

  1. Individual o no. Gemelos, un bebé solo, trillizos,recién nacido más hermanit@ pequeña… Hay modelos para todas las necesidades.
  2. Medidas. ¿Entra por la puerta de donde vives? No te gustará tener que sacar al bebé y plegarla cada vez que entres y salgas de casa. Se a quien le ha pasado con una silla de gemelos y se han tenido que comprar otra.
  3. Capazo o no. Hay las típicas sillas tres en uno con capazo, sillita de bebé que sirve para el coche y silla de paseo para cuando es más mayorcito. Suelen ser caras, grandes y el capazo se usa apenas (nosotros nada). La alternativa son las sillas con un respaldo especial que sirven desde recién nadido hasta que ya son mayorcitos. Para el coche se arregla comprando una silla a contramarcha de los cero meses a los cuatro años (mucho más seguras que mirando hacia adelante).
  4. Freno de bloqueo en las ruedas. Imprescindible. Supongo que lo traerán todas. Imaginate tener dejar un minuto(correr detrás de otro peque, por ejemplo, abrir una puerta…) el carrito sin poder dejar el carrito frenado.
  5. Un buen arnés.
  6. Deseables. Lo más importante y decisivo ya está pero hay otros puntos que te facilitarán la vida:
    • Una gran capota. Lo de las sombrillitas en muy mono pero muy poco práctico con un poco de viento se giran o se rompen. Además la capota lo protege del viento y de una lluvia ligera repentina.
    • Chubasquero. Muchos lo traen incluido así que te evitas tener que comprarlo. Pregunta siempre si lo trae.
    • Porta objetos espacioso. No te imaginas lo útil que te será desde para dejar tu chaqueta en un día caluroso hasta para hacer la compra pasando por mil cosas.
    • Fácil de plegar y que se quede compacto. Sobre todo si vais mucho en coche. El capazo es grande y si en chasis es grande también igual se queda corto el maletero, aviso.
    • Mango regulable.

Para finalizar, otro truquito es que si ves una silla en una página que te gusta pero quieres más información vayas a la página web de la marca de esa silla. Por ejemplo, es de Chicco el modelo que te interesa pues vas a www.chicco.es y ves lo que te cuenta también.

¿Fue acertada la compra de vuestra primera silla? ¿Qué pensabas que era lo más importante y que piensas que lo es ahora?

Coméntame o comparte lo que quieras.