19 Jun

Cómo aprovechar las tarjetas de puntos del súper

¿Tienes una tarjeta de fidelización de tu súper de alimentación favorito?

Sí, sí, de esas que te dan puntos que vas acumulando y de cuando en cuando te sacan unos vales.

¿Las usas? No, no me refiero a dársela a la cajera cuando te la pide si te acuerdas de llevarla. ¿La usas intencionadamente?

Es decir, ¿les sacas provecho? ¿Planificas y estudias tus compras para aprovechar sus ventajas?

Pues yo sí. Y mucho.

Tengo dos. De las dos cadenas de supermercados más grandes de Suiza.

Obtengo puntos al comprar en los supermercados, sus tiendas asociadas y gasolineras (aquí hago un montón de puntos, lo que viene siendo dinero). Para que me carguen los puntos en la tarjeta, lo único que he de hacer es dársela a los dependientes cuando voy a pagar. En realidad, suelen pedirla siempre.

En uno de los supermercados, hay varios días al año en los que puedes, si quieres, pagar la compra con puntos.La última vez me descontaron 25 francos suizos de la compra.

Tienen promociones de vajillas, cuberterías, maletas… que también puedes canjear por esos puntos. Pero necesitas muchísimos para que te salgan gratis.

Según los puntos que tengas acumulados, en el otro súper te envían vales por 5, 10, 15, …francos a casa .

Además con las tarjeta obtengo ofertas especiales (vales descuento), fundamentalmente en alimentación. Pero aquí hay que ir con ojito por que quizás estás gastando más que si no los usaras.

Fíjate, ¿en que productos obtienes más descuentos?

  • PRODUCTOS QUE NO CONSUMES NORMALMENTE.

Eso que saben perfectamente lo que compras por que queda registrado y asociado a tu tarjeta.

  • MARCAS MÁS CARAS QUE LAS QUE TÚ COMPRAS.

Muy a menudo los vales son descuentos para las marcas más caras del mercado. Si normalmente compras arroz puede que tengas descuento en arroz pero de una marca de triplica a la que tú sueles comprar. Y ni con descuento te sale a precio.

  • ALIMENTOS QUE NO SON DE PRIMERA NECESIDAD.

No verás muchas veces descuentos de  patatas, pan, huevos, aceite de oliva o leche que es lo que vas a comprar por que lo necesitas. En cambio, si verás salsas exóticas, pasteles, chips, etc.

  • ALIMENTOS EXCLUSIVOS.

Delicatessen qué no suelen entrar en tu menú por su elevado precio como los mejores embutidos, vinos, salmón, …

  • CONDICIONES EN LETRA PEQUEÑA.

Cantidad mínima o máxima y gasto mínimo suelen se las más habituales.

  • PRESIÓN PARA QUE COMPRES SIN PENSAR.

Los vales suelen tener un periodo de validez bastante corto. Una ligera presión para que no pienses con calma si te conviene o no la compra.

Cómo usar los vales descuento de la tarjeta del súper (o los que sea):

  • No compres lo que no vayas a usar. Sólo lo que si consumes. Da igual lo grande que sea el descuento. ¿Que vas a hacer con 4 botes de salsa-chilli-ultra-mega-picante si no os gusta el picante en casa a parte de tirar tu dinero y ocupar espacio.
  • Si son chucherías, perderás dinero seguro, lo que vas a ganar serán quilos en tus caderas o abdomen y más colesterol en tus venas. Mejor compra fruta y haz un delicioso batido para toda la familia.
  • Si lleva implícita alguna condición, como cantidad o gasto mínimo, calcula si podréis comerlo o conservarlo sin que se estropee (congelándolo).
  • Los que no te beneficien tíralos ya para no caer. No te quedes pensando si lo comprarás o no. Sé lo que digo. He caído unas cuantas veces.
  • Aunque los vales vayan a caducar en dos o tres días, no compres sin hacer tus cuentas, no cedas a la presión. No te llevará más de dos o tres minutos.

Si la oferta resulta en un ahorro real, adelante, compra. Es más, quizás te convenga comprar una buena cantidad y congelar, si es posible. Tendrás para varias semanas y te habrás ahorrado un buen dinero.

Si planificas tu compra como yo, a final de año tendrás un buen dinero para amortizar en tu hipoteca o irte de vacaciones, por ejemplo.

¿Eres de las que aprovecha las tarjetas para aumentar el rendimiento del dinero de la familia? Cuéntame tus trucos.

 

Coméntame o comparte lo que quieras.