16 Feb

Artículos que necesita el recién nacido (II): Aseo e higiene

Hoy toca hablar del aseo del recién nacido. ¿Qué nos hace falta? ¿Lo haré bien?

Si ya has visto el post con la lista de la ropa que necesita un recién nacido, te habrás dado cuenta que intento ser práctica. Me he mudado unas diez veces en mi vida y he aprendido que acumular cosas que no usamos acaba saliendo caro en dinero y tiempo.

A veces acabo con algo con lo que luego no sé que hacer ni donde meterlo pero lucho cada día contra comprar y cargar con cosas inútiles. ¡La de dinero (espacio, limpieza y trabajo) que me he ahorrado los últimos años!

Para el aseo de un bebé recién nacido hay miles de productos que ni te imaginas, de hecho, la mayoría nunca los habías visto ni habías oído hablar de ellos antes de entrar en la tienda. Oye, y ahora que los ves, igual te viene bien esto y aquello y aquello otro…jajaja.

¿Te suena?

Pues mejor piénsalo bien antes de comprar o acabarás con la casa llena de trastos que solo te sirven para estorbar #losé.

Si con la ropa no tuvimos que comprar nada, para el aseo del bebé lo compramos prácticamente todo nosotros.

Nos regalaron una fantástica cómoda, o coqueta, que trae el cambiador y al levantarlo está la bañera que es extraíble. Está genial, tiene cuatro cajones con un montón de espacio y cuando no necesitemos más el cambiador trae un tablero para sustituirlo y queda una cómoda normal y corriente.

Es una de las cosas que más he aprovechado pero reconozco que, aunque facilita muchísimo el trabajo y va genial para la espalda, no es imprescindible. Además puedes comprar el colchón cambiador suelto. No son caros, son muy chulos y, lo más importante, evitan que le bebé ruede para los lados y se caiga.

La bañera, al final, la pongo en el baño dentro de la bañera grande. Me es más cómodo para llenarla, vaciarla y no tengo que andar subiendo la tapa-cambiador.

Consejos básicos para el aseo del recién nacido y artículos que necesitas

Foto original Torsten Mangner, Nach dem Baden, Flickr. . CC by 2.0

Artículos imprescindibles para el aseo del recién nacido

Para un baño y cambio de pañal óptimos necesito lo que verás en la lista siguiente. Tengo más cosas como gel, aceite, colonia, el cambiador… pero realmente podría asear y realizar el cambio de pañal sin consecuencias negativas para el bebé prescindiendo totalmente de ellas. Esto es lo que necesito sí o sí:

  • 2 toallas y mejor con capucha.
  • 3 pequeños paños como estes para limpiarle la cara, las orejas y los plieges del cuello. Mi hermana me los había mandado (¡yupiii!) y no sabía para que eran. Jajaja. Me enteré en el hospital.
  • 1 bañera. Puede servirte la pileta las primeras semanas o un cubo. Si tienes poco espacio hay bañeras plegables muy prácticas.
  • 1 cepillo suave y/o peine. En el hospital nos recomendaron peinarla con peine por la costra láctea. Es más higiénico ya que el peine(o peina) es de plástico y se lava fácil.
  • 1 cortauñas especial para bebés o tijera de punta redondeada. ¡Cómo le pueden crecer tanto las uñas a un bebé! Yo se las corto siempre después del baño que están blanditas.
  • Pañales. Desechables o de tela. En este post te cuento que tienes que tener en cuenta para decidirte por unos u otros.
  • Toallitas desechables o 10 gasas para limpiarle el culito.
  • Crema protectora de buena calidad. Nosotros usamos esta y esta. Excelentes las dos. Sólo la usamos cuando vemos que está un poco colorada y no sistemáticamente en cada cambio de pañal. En el hospital nos recomendaron hacerlo así y nos va estupendamente.

También te puede interesar el post sobre lo que necesita el recién nacido para dormir seguro.

Consejos para el aseo del recién nacido

El aseo del bebé nos va a ocupar muchas horas de nuestra vida. Pañales, pañales y más pañales. Y por supuesto el baño. Deben tenerse en cuenta en cada caso particular las recomendaciones médicas. Como nuestra niña no tenía ningún problema especial, nos dieron los consejos básicos para aseo del recién nacido:

  1. El agua templada-caliente y nunca demasiado caliente. Nada de champús ni geles los primeros meses. Si acaso unas gotitas en el agua.
  2. Cambiar el pañal al bebé siempre que tenga caca.
  3. Usar crema cuando este un poco rojo y lo necesite, no por sistema.
  4. Esperar al menos 48 horas entre baño y baño hasta la caída del cordón umbilical. Después nos dijeron que lo mejor era no bañarla con más frecuencia y así lo hemos hecho.
  5. Secar bien alrededor del cordón umbilical y dejarlo sin cubrir con ningún tipo de venda o apósito. Nada de alcohol ni similares.
  6. Secar muy bien todo el cuerpo del bebé (todos los pliegue, axilas, deditos…).
  7. Usar un paño para secar la cara, las orejas y los pliegues del cuello.
  8. Después del baño, peinar en todas direcciones la cabecita del bebé con un cepillo suave o peine para ir eliminando la costra láctea. Nos dijeron que mejor el peine porque se lava muy bien tras cada uso.
  9. Que el baño y el masaje juntos no superen los 20 minutos las primeras semanas de vida ya que el bebé no regula aún la temperatura y puede enfriarse rápidamente.
  10. En los dedos gordos del pie, masajear la parte que sobresale por la parte superior de la uña hacia el lado contrario a esta con el fin de que al crecer la uñas no se le claven en la carne.

Estas son las recomendaciones que nos dieron a nosotros en el hospital. Las seguimos todas y nos ha ido y nos va muy bien. Con casi un año cumplido seguimos con la rutina de baño un día si y otro no y casi nunca usamos cremita. No ha tenido ningún problema en la piel aparte de costra láctea detrás de las orejas donde no podíamos peinar, claro.

¿Qué no te puede faltar para asear a tu bebé? ¿Te dieron las mismas recomendaciones?

One thought on “Artículos que necesita el recién nacido (II): Aseo e higiene

  1. Pingback: Qué cosas NO necesita un recién nacido - Trucos de Familia

Coméntame o comparte lo que quieras.