27 Abr

Artículos necesarios para el bebé V: alimentación primeros días

¿Pecho?

¿Bibe?

¿Puedo alternar?

¿Necesito sacaleches? ¿Cuántos biberones compro? ¿Cuántas tetinas? ¿Qué leche de fórmula es la mejor?

Para mi esta fue la parte más confusa antes del tener al bebé y la que más clara tuve después. Vamos, ahora lo tengo clarísimo. A toro pasado…

¡Al principio tenía tanta inseguridad y tantas dudas! Ahora estoy feliz y orgullosa de lo bien que ha ido todo. Aún alucino con que mi cuerpo alimentara a mi hija durante tantos meses. ¡La naturaleza es fascinante!

Lo que aprendí con mi experiencia os servirá a vosotras para que podáis ahorrar dinero y espacio. Los necesitareis(juegos, sabanas, ropa, comida sana…).

Elegir entre lactancia materna exclusiva, artificial o mixta es una decisión muy personal. Cada una ha de tener en cuenta su propia situación. Medítalo muy bien. Es demasiado importante para tu bebé como para decidirlo a la ligera.

Según lo que decidas variará lo que necesites.

Lo que más condiciona al elegir cómo alimentar al bebé es la vuelta al trabajo (si vuelves), el tipo de trabajo y en que momento vuelves al trabajo. El tipo de trabajo también te influirá en lo que vas a necesitar.

¿Que necesitas para alimentar a tu recién nacido las primeras semanas?

¿Qué necesito para alimentar a mi bebé los primeros días?

¿Qué necesito para alimentar a mi bebé los primeros días?

Lo primero que debes hacer es decidir si le vas a dar el pecho o no.

Si le das el pecho, en principio, no necesitarás nada más (y nada menos!) que estar tú misma y tu dulce bebé. Los discos para la lactancia te ayudarán a no ir siempre empapada.

La leche no solo sale cuando es bebé succiona… Esto lo aprendí el día que me subió la leche. ¡No tenía ni idea!

La lactancia materna es a demanda. Eso de que el bebé mame cada tres o cuatro horas o dos o las que sean como mandaban hacer antes no es recomendable. Hay que darle cuando tiene hambre. Igual con la leche de fórmula pero como tarda más en digerirse también tardará más el bebé en tener hambre.

Puede ser cada hora o cada tres o cada media.

En mi caso era todo el día cada hora. Pero no una hora desde que terminaba, no. Una hora desde que empezaba!!! Y cómo era tan chiquita se cansaba y tardaba un montón.

Ímaginate que empezábamos a las 9. Terminábamos a las 9:35. ¿Cuándo crees que estaba pidiendo teta de nuevo? Pues a las 10 o 10:10!!!!!! Extenuante, ¿no?

¿Y por la noche?

Dormía 5-6 horas ininterrumpidas desde los primeros 10 días. Mamaba y otras 4-5 horitas seguidas.

¿Dormir todas las noches 5-6 horas seguidas con un recién nacido? Sip. Mola, ¿eh?

Al mes de nacer, 8 del tirón. Mola más todavía ¿a que si?

Por lo visto el cerebro del bebé sabe cuánta leche necesita. Tú dale. Cuanto más mame, más leche tendrás. No te preocupes por no tener leche. Ponlo al pecho y listo.

Si vas a volver al trabajo, total o parcialmente, tendrás que decidir si te extraes tu leche o si cuando no estés lo alimentarán con leche de fórmula.

Según los expertos, la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses es lo mejor para el bebé pero cada madre sabrá si esto le va bien en su caso o no.

A veces lo mejor, nos complica mucho la vida. O no. Hay opciones buenas. Tú eliges.

Si te decides por la lactancia mixta pasarán varias semana antes de que introduzcas la leche de fórmula. Primero debe estar bien asentada la lactancia materna, lo que tarda sobre un mes.

No te precipites al comprar. Hay diferentes tetinas y muchos tipos de leche. No corras el riesgo de que las tetinas no sean las adecuadas o que tu bebé necesite una leche especial. ¿Para que vas a acumular cosas que no vas a usar(¡y cuestan un buen dinero!)?

Por ejemplo, yo tengo un montón de biberones que me regalaron y que guardé sin usar. Lógicamente si hubiera tenido que volver a trabajar fuera de casa, el bebé tendría que tomar biberones o bien con mi leche o con leche de fórmula durante mi ausencia.

Tampoco usé nunca el calentador de biberones y potitos ni el sacaleches manual. Por suerte, también me los habían dado.

Tuve un pequeño problema en un pecho. Necesité un sacaleches eléctrico (el manual no servía). Me lo alquilaron en el hospital durante los días justos. Tuve que comprar los accesorios pero aún así ahorré mucho dinero y si hubiera vuelto a tener otro problema ya tendría los accesorios en casa.

No en todos los hospitales tienen el servicio de alquiler de sacaleches. Pregunta en el tuyo.

Los sacaleches eléctricos son muy cómodos y rápidos te lo colocas, le das al botón y listo. Puedes amamantar con el otro pecho, mirar las últimas novedades en Twitter o sacar ideas de como entretener a tu bebé en Pinterest.

En el trabajo podrás sacarte leche mientras te tomas un tentempié con la mano libre.

De todas formas, muchas mamás se sacan suficiente leche y rápido con el extractor manual y es más barato.

Lo ideal, sería que alguien te preste uno. Quizás tengas alguna amiga que ya no lo use. ¡Pregunta!

Si no le vas a dar el pecho, necesitarás para empezar un bote de leche de fórmula y dos biberones con tetinas adecuadas para recién nacido.

No te puedo ayudar con tu decisión de como alimentar a tu bebé pero si con lo básico que necesitarás. Aquí tienes lo que necesitas para cada opción.

Lactancia materna

  • Realmente, nada. Mamá y bebé.
  • Recomendables discos absorbentes de lactancia
  • Según el caso: sacaleches con accesorios, botes o bolsitas para almacenar la leche extraída y un par de biberones con tetina si vas a estar separada del bebé durante varias horas al día.

Lactancia artificial

  • Leche de fórmula.
  • Dos biberones con tetina para recién nacido.

Lactancia mixta

  • Lo recomendado en la lactancia materna.
  • Lo recomendado en la lactancia artificial.

En todos los casos, unas toallitas pequeñas, paños suaves o gasas te vendrán genial para limpiar la leche que pueda vomitar y regurgitar.

Toma tu decisión según tus circunstancias y preferencias.

Para comprar más cosas tendrás tiempo si es que las necesitas. Cuando tengas a tu bebé sabrás que se adapta mejor a vuestras necesidades y que no.

Disfruta de tu bebé en cada toma, que serán muchas. Un día, sin darte cuenta, esta hermosa (y dura, durísima que nadie te engañe) etapa habrá pasado.

¿Ha sido fácil para ti decidir como alimentar a tu bebé? ¿Qué es lo que más ha infuído en tu decisión? ¿Has necesitado algo que no está en mis recomendaciones? ¡Cuéntamelo!

Coméntame o comparte lo que quieras.