21 Sep

33 razones por las que te gustará el otoño

Nosotros somos una familia activa. Paseamos un par de horas todos y cada uno de los días del año. Siempre hay algo interesante que ver o que hacer. Hay que saber mirar con los ojos adecuados. A veces algo nos llama tanto la atención que hablamos de ello durante días o volvemos varios días seguidos a ver si podemos observarlo de nuevo (como cervatillos, pequeños zorros, un montón de cigüeñas en un campo, una bandada enooooorme en el cielo, coches de caballos…).

Las estaciones hacen que el mismo lugar sea distinto mes a mes. Con las estaciones cambian los animales que vemos, los colores, las plantas, como está el suelo, el agua que lleva el río, los sonidos, los olores…

Ahora que el otoño ya está aquí, oigo quejas de que es triste porque se acaba el verano, llega el frío y hay menos horas de luz.

Es cierto.

Se acaba el verano, hace más frío y los días se acortan.

Completamente cierto.

¿Te parece triste? A mí, no. En absoluto.

Para quién se queja cuando llueve porque llueve y cuando hace sol porque hace sol quizá sea triste y deprimente. Como todo porque es su actitud negativa la que hace las cosas tristes.

El otoño me recuerda al comienzo del cole donde todo es nuevo: curso, libros, conocimientos, profesores, compañeros. Por eso lo asocio a  comienzo, al cambio, a retos, a novedades, a oportunidades.

Si tú eres de las que se pone melancólica en el otoño, espantar a la melancolía es cuestión de actitud, de disfrutar de las pequeñas cosas que suceden a tu alrededor.

Lo bueno que trae el otoño

  1. Los hermosos colores dorados y rojos en mil tonos diferentes.
  2. Dormir a pierna suelta sin el bochorno del verano.
  3. Pasear a paso ligero activando la circulación sin que estés sudando y a punto de desvanecerte a los 20 metros ni te queme el sol dejándote mil marcas de camiseta.
  4. Que la botella de agua de tu peque NO esté caliente a los 15 minutos de haber salido de casa.
  5. No tener que estar pendiente de lo que aprieta el sol para salir a pasear con la peque.
  6. Ver como caen las hojas con los peques.
  7. Ver como el viento lleva muy lejos las hojas y las levanta del suelo.
  8. Sentir el aire fresco en la cara.
  9. Respirar aire fresco y sin el peso de la humedad.
  10. Las formas de las ramas desnudas.
  11. Acurrucarse con una manta.
  12. Las castañas.
  13. Las calabazas.
  14. Hacer pasteles sin preocuparte por la calor que da el horno.
  15. Volver a los guisos y asados.
  16. Hacer sopitas y cremas calentitas.
  17. Ponerse las botas de agua.
  18. La ropa de abrigo. Sí, la extrañaba.
  19. Los gorros, las bufandas y los guantes o manoplas.
  20. Hacer bufanditas de punto para la peque a juego con la de mamá. Sí, es una chorrada pero me encanta. Amor de madre.
  21. Tomar té muy caliente en la terraza.
  22. Qué el coche no sea un horno cuando vuelves a él después de hacer los recados.
  23. El magosto (o castañada).
  24. El Samaín o Halloween.
  25. Los mil cursos que empiezan: piscina, fitness, manualidades….
  26. Salir de la ducha y al secarte, quedarte seca, no tan mojada como en la ducha.
  27. Asar manzanas del huerto.
  28. Entrar en casa al atardecer sin que te den ganar de volver a salir por el bochorno que hace dentro.
  29. NO tener que estar tan pendiente de la depilación. Solo por esto ya es la leche de guay el otoño, ¿o no?
  30. Encender fuego en la chimenea y sentarte cerquita.
  31. Dormir muy abrazados y no sudar a mares.
  32. Hacer barbacoas sin correr riesgo de incendiar el pueblo o de sufrir un golpe de calor.
  33. Darse duchas o baños calentitos y no sufrir un colapso caloril(sí, me he inventado lo de caloril) ni convertir la casa en una sauna.

De lo que se trata es de disfrutar. Claro que hay cosas que no me gustan del otoño y de lo que no es otoño, todo sea dicho. Pero  prefiero pararme en lo que me gusta y me hace sentir bien. Gastar energía y tiempo en quejas y lamentos, no me va. ¿Serán los días más largos o subirá la temperatura si nos quejamos todo el tiempo? No pero tendremos seguramente un buen dolor de cabeza de oírnos. Pues a aprovechar lo que venga, oye.

Tengo días malos pero intento llevarlos lo mejor posible. No quiero transmitir a mi peque una actitud negativa y quejumbrosa hacia la vida.

Ella sigue mis pasos. He de pisar con cautela pero firmemente y levantarme pronto si me caigo.

¿Eres de las melancólicas, de las quejicas perpétuas o de las disfrutadoras?

 

 

One thought on “33 razones por las que te gustará el otoño

  1. Pingback: ¡LO QUE TRAJO EL OTOÑO!… MERCADILLO DE FRUTOS DE OTOÑO Y VISITA AL PARQUE – Colegio Divina Infantita de Guadix

Coméntame o comparte lo que quieras.