09 Ago

2 juegos DIY de parejas (memory)

¡Hola! Aquí sigo con los DIY de juegos especiales para viajar. El otro día ya os enseñaba como hacer dos juegos DIY de enhebrar en menos de un minuto. Hoy toca hacer dos juegos de hacer parejas que muchos conoceréis como memory.

Son de los típicos juegos de memoria en los que tienes que ir destapando fichas y, si son iguales, repites jugada. Si son distintos vuelves a darle la vuelta y le toca turno al siguiente jugador.

Gana quien haga más parejas.

Ayuda a ejercitar la memoria de los peques pero seguro que a más de un adulto le vendrá de perlas, empezando por mí.

Estos juegos memory DIY son geniales para que los peque empiecen con los juegos de memoria. Nos servirán para saber si están preparados o todavía no o simplemente para si les gustan este tipo de juegos.

Podemos empezar con tres o cuatro parejas. Cuando el peque lo controle podemos ir añadiendo más.

Otra ventaja es que como al principio es probable que las fichas se rompan o desaparezcan, las podemos sustituir fácilmente(hay que estar en todo, jejeje).

juegos DIY de parejas (memory)

Cualquiera de ellos se hace en minutos.

Cómo hacer los juegos DIY de parejas (de memoria)

Materiales

  • 2 notas de cartulina (tipo estas) o cartulina.
  • 8 tapones de botella todos iguales.
  • Tijeras.
  • Lápices.
  • Pegatinas pequeñas (tipo estas son perfectas)
  • 1 bolsita pequeña con zip (tipo estas).
  • 1 bolsita mediana con zip o una de esas para llevar bocadillos o sandwiches.

Como hacer los juegos

DIY memory de cartulina

  1. Yo lo hice con notas de cartulina. Doblas la nota por la mitad a lo largo, desdoblas y repites a lo ancho. Recorta por las marcas que quedaron al doblar. Ahora tienes cuatro rectángulos o cuadrados, según sea tu nota. Repite con otra nota y listo. Si lo haces con cartulina, recorta un cuadrado o rectángulo y úsalo como plantilla para otros siete más. Ahora tenemos ocho rectángulos pequeños o cuadrados que harán cuatro parejas.
  2. Haz el mismo dibujo en dos de las fichas. Haz un dibujo distinto en cada una de las otras tres parejas.
  3. Pon el memory DIY en una bolsita y escribe por fuera el nombre del juego si quieres.

¡Hecho!

NOTAS:

  • Si la cartulina o la nota son muy claras van a transparentar así que haz el dibujo con trazos suaves. Mientras son pequeños ellos tardan en darse cuenta pero los adultos no podemos evitar “ver” lo que hay al otro lado, jejeje. Nuestro juego transparenta un poco pero nos ha servido para saber que le gusta el juego. Haré otro con cartulina más oscura que tengo por casa.
  • Haz las fichas de un tamaño que entre en la bolsita y que sea cómodo para jugar en la mesilla del avión.
  • Puedes usar un vaso como para hacer las fichas redondas aunque para llevar y meter en la bolsita, cuadradas o rectángulares son muy cómodas.
  • A nosotros nos funcionan muy bien los dibujos simples en colores diferentes. No se confunde y le sirve para practicar los colores y formas básicas.

DIY memory con tapones de botella

  1. Tenemos 8 tapones, es decir, cuatro parejas. En cada pareja de tapones pega una pegatina igual. Si como yo no tienes pegatinas de tantos colores, ponles pegatinas blancas y luego a cada pareja le haces un dibujo simple en colores diferentes (ver foto).
  2. Mete el juego en su bolsa.

NOTAS:

  • Es posible que las pegatinas se despeguen o las despegue el peque (se ve que es divertido) así que ten alguna de reserva.
  • Si el tapón es claro y/o de plástico fino, pasa como con la cartulina clara y se verá el dibujo del otro lado. Intenta que sean lo más opacos posible.
  • Mejor que los tapones no sean muy grandes para que en la bolsa de viaje ocupen lo menos posible.
  • Para casa los puedes hacer con esos tapones más grandes típicos de los batidos de frutas o del Nestea, si te apetece. También puedes coger pegatinas más grandes y con otras formas.

Ale aun no tiene dos años y medio y le gustan mucho estos juegos. Además de entretenerla tiene un montón de cosas buenas:

  1. La peque aprende a respetar las reglas del juego. Aquí se juega por turnos, tiene que esperar el suyo.
  2. Por supuesto, observa y memoriza aunque no sea consciente de que lo hace.
  3. Repasamos los colores.
  4. Aprendemos formas básicas y palabras nuevas: triángulo, círculo, punto,….

Estos dos juegos de memoria han triunfado absolutamente. Ella se va habituando a eso de esperar poco a poco. No veáis lo que se emociona cuando hace una pareja, aunque sea de chiripa, y puede volver a repetir turno.

El único inconveniente que le veo por el momento es que para jugar tres con cuatro parejas se hace poco y con más sería demasiado complicado para Ale pero ya avanzaremos poco a poco.

¿Sois de juegos de memoria? ¿A que edad han empezado a gustarle a vuestros peques?

 

Coméntame o comparte lo que quieras.