29 Jun

15 maneras de entretener a tu bebé mientras lo cambias

¿Sabes cuántas veces vais a cambiar de pañales a vuestro bebé? Muchas. O más. Sobre todo las primeras semanas.

Mi niña es enérgica e intensa.

Afortunadamente descubrí muy pronto que le gustaba estar en el cambiador. Las primeras semanas la cambiaba después de cada toma y eso eran entre 12 y 14 veces al día.

Sí, son un montón de cambios. Así hasta los tres meses. ¡Imagínate!

¡Una suerte que le gustara el cambiador!

Tengo un mueble cambiador (que se convierte en cómoda) y aunque está acolchado la superficie es muy firme y totalmente estable. Le encantaba estar un ratito de espaldas moviendo las piernas. Cuando acababa de limpiarla no la vestía inmediatamente sino que la dejaba cinco o diez minutos haciendo sus ejercicios. El pañal se lo colocaba abierto debajo del culete por si hacía pis.

Ella se relajaba y yo aprovechaba y me relajaba también. Y buena falta que me hacía, créeme.

Pero creció y el momento cambiador se hizo más y más difícil. No está quieta ni un segundo. Ni uno. Se intenta poner de pie, no nos deja que la desvistamos, no nos deja vestirlas… Así que hay que entretenerla para que se relaje ya que además puede llegar a ser peligroso.

15 formas de entretener a un bebé inquieto en el cambiador.

  1. Cántale alguna de sus canciones favoritas.
  2. Ponle caras raras y divertidas.
  3. Ponle una lámina en la pared para que mire, le nombres cosas o le pides que señale algo (abajo te dejo dos para descargar e imprimir).
  4. Jugar al escondite (cucú) tapándole con el pantalón o una gasa sus ojos.
  5. Ponle fotos de gente que conozca bien en la pared.
  6. Déjale jugar uno de sus zapatitos
  7. Déjale jugar con alguna prenda de ropa con botones llamativos o algún dibujo.
  8. Déjale su cepillito para que se peine o te peine a ti.
  9. Dale el pañal y enséñale los dibujos que tiene.
  10. Pega en la pared una o dos hojas de catálogo o folleto donde haya cosas que conozca (frutas, animales, gente,…)
  11. Préstale tu reloj
  12. Pregúntale dónde están las partes del cuerpo o ve señalándoselas si aún no las conoce.
  13. Pídele que imite a un animal o imítalo tú si aún no sabe.
  14. Dale una botella de tapa a presión para que le quite y ponga la tapita.
  15. Haz un móvil con prendas que ya le vayan pequeñas y cuélgalo sobre el cambiador.

Como te decía arriba aquí tienes dos láminas. En blanco y negro con una cara que es lo que prefieren los primeros tres meses. Con la otra podéis jugar a nombrar cosas, a que señale algo que tú nombras o simplemente la mirará cuando si todavía es muy pequeño. Las puedes descargar e imprimir. Son tamaño A4.

Cara Blanco Y Negro Para Bebés

Cara Blanco Y Negro Para Bebés

No será lo mismo distraer a un bebé de cuatro meses que de 12. Ni a todos les interesa lo mismo, está claro. Tenemos que fijarnos en ellos para saber que es lo que funciona. Si están cansados la cosa se complica y será mucho más difícil calmarlos (si es que lo conseguimos).

Nosotros lo que hacemos es ir alternando láminas, canciones y todo lo que ves en la lista para que se este quieta mientra la cambiamos. Las láminas y fotos que usamos son exclusivas para el cambiador. Si las tuviera muy vistas no harían el efecto pasatiempo inmediato que necesitamos para poder cambiarle el pañal.

Tuvimos la gran suerte de que nos regalaron un mueble cambiador pero en realidad no es imprescindible (son bastante caros). Hay colchones cambiador antivuelco a vender sueltos. Lo puedes colocar encima de cualquier cómoda, mesa, en el suelo o sobre tú cama. Lo puedes meter en el maletero del coche para cuando hagáis viajes largos. Cuando no lo uses lo sacas y listo. Es mucho pero que mucho más barato.

Este colchón cambiador y este otro me encantan tanto para niño como para niña. ¡Son monísimos!  El acolchado está genial para que el bebé esté más cómodo y el plástificado es imprescindible para limpiar fácilmente con un trapito los escapes (que serán unos cuantos, palabrita de mamá).

Por muy antivuelco que sean, nunca, nunca, nunca dejes solo al bebé si está sobre una superficie alta. NUNCA. En menos de lo que piensas, se puede caer al suelo. Asegúrate de tener a mano todo lo que necesitas para no tener que apartarte del cambiador ni un segundo y también para hacerlo más rápido. No tienen mucha paciencia.

¿Entretener a tu bebé en el cambiador para que esté tranquilo te resulta complicado o en tu caso es fácil?

Coméntame o comparte lo que quieras.