13 Jul

1 sobre, 10 juegos DIY para tu bebé o niño pequeño [con materiales que ya tienes]

 

Hoy te quiero mostrar unos juegos DIY para entretener a tu bebé o preescolar que puedes hacer con un sobre cualquiera y materiales que seguro que tienes ya en casa.

De un mes a otro un bebé adquiere nuevas destrezas.  Los juegos que antes le entretenían ahora le resultan aburrido. Tendremos que ofrecerle juegos acordes con sus nuevas habilidades y que les ayuden a seguir desarrollando los sentidos.

¡Y que los entretengan! Por que un niño aburrido es un tormento para quien lo cuida. Al menos la mía lo es.

Aunque pueda parecer difícil y caro hacer 10 juegos diferentes no lo es.

Seguro que como yo tienes en casa un arsenal de materiales destinados a convertirse en basura. Es fácil que hagas que se transformen en divertidos juguetes con los que los pequeños pasen un buen rato.

Mi hija es muy inquieta y espabilada así que procuro tener reservadas cada semana alguna nueva actividade o juguete DIY. Lo increíble es que cuantas más creo más se me ocurren.

PRECAUCIONES: Tu conoces a tu bebé que es apto para el y que no. Toma todas las precauciones que necesite para que juegue seguro.

1 sobre 10 juegos DIY para bebés

Un SOBRE +:

  1. Con ventanilla. Si es un sobre de ventanilla, el sobre mismo será un buen entretenimiento durante un rato. Les llama la atención el tacto y ruido que hace el papel y el plástico. Ver su manita dentro a través del plástico es un misterio muy entretenido.
  2. Fotos: mete unas fotos de las personas que mejor conozca y de vuestra mascota, si teneis. Al principio ella señala las personas y vosotros le decís quienes son. Más tarde cuando le pregunteis por alguién sabrá señalar.
  3. Cromos: en alguna de las tiendas a las que vas normalmente seguro que de vez en cuando regalan cromos, guárdalos. El juego consiste en que los vaya sacando y viendo las imágenes mientras le nombras lo que en ellas aparece. Despues se entendrá intentando meterlos. En unas semanas cuando le preguntes por algo que aparece en los cromos, sabrá señalarlo.
  4. Ceras de colores: Cuando vayáis a pintar, no le des las ceras. Mete dos o tres en un sobre y dale el sobre. Se entetendrá metiéndolas y sacándolas. Cuando se aburra, puede pintar sobre el sobre o algún cartón. O lanzándolas, como no, el juego preferido de todos los bebés.
  5. Tiques de la compra. El papel de los tiques tiene un tacto muy suave y hace un ruido particular. Méte los tiques en un sobre y dáselo. Estará un rato distraído rompiendo, arrugando y estirando los tiques.
  6. Recortes de catálogos: recorta frutas, comidas, flores y otros objetos que conozca de catálogos publicitarios. Como en las fotos, se trata de que vaya sacando y señalando las imagenes y que tú se las nombres. Semanas más tarde cuando le preguntes por algo, ella lo señalará. No hace falta que te esmeres demasiado recortado. La mayoría de los recortes no sobrevivirán demasiado tiempo.
  7. Recortes de cartón: De cualquier caja que traiga flores, animales o juguetes
  8. Mixto: Trozos de tela, calcetines, un disco desmaquillante, una goma del pelo, una toallita, una cucharilla, una cremallera(de algún pantalón que sea para tirar), un corcho de botella, una pequeña rama o cualquier cosa segura que se te ocurra. Procura que sean 3 o 4 objetos de tacto y forma distintos con los que no juega habitualmente.
  9. Habas o garbanzos: Meterá la mano y empezará a remover y a tirar. Después barre o pasa el aspirador para que no se queda ninguno por el suelo que se pueda tragar en un momento que no estés mirando.
  10. Bolitas de papel higiénico y de papel de alumnio de varios tamaños. Se lo pasará pipa sacándola y haciéndolas pedazos.

Cuando son más pequeños no metas demasiadas cosas por que se lían ni uses sobres grandes ya que no alcanzarán lo que esté al fondo. Ve aumentando la cantidad de cosas según se va desarrollando y, si quieres, el tamaño del sobre. Obsérvale para saber qué le va mejor.

Por ejemplo, a mi niña más de tres ceras de colores no puedo ponerle en el sobre por que se emociona tanto que empieza a lanzarlas. Con dos o tres las mira, las mete, las saca, les da vueltas y más vueltas y cuando se cansa pinta el sobre.

Hubo una temporada que le encantaban estos juegos con un sobre, se cansó y dejó de hacerles caso pero ahora vuelve a interesarle. Lo bueno de hacer juegos con materiales de casa es que en un minuto tienes un juego nuevo con el que el bebé se emocionará y mantendrá entretenido y tranquilo por un rato.

BONUS TIP : Cuando durante una temporada no le hace caso a algún juguete, comprado o DIY, lo escondo en otro lado. Pasadas unas semana se lo vuelvo a dar y juega emocionadísima con el. Pruébalo.

¿Cúal de estos 10 juegos hechos con un sobre prefiere tu peque?

Coméntame o comparte lo que quieras.